Presentación: La oportunidad (con música de Enya).

26 02 2012

Buscando TODAS las formas posibles de sensibilizar a los jóvenes acerca de algo que los adultos sabemos que es REAL y que más pronto de lo que imaginan les llegará, como es: el enfrentarse a la vida, lo cual implica que asuman sus estudios con mayor interés y empeño, ahora pongo a tu disposición compañero docente la presentación ‘la oportunidad’ automatizada, musicalizada, con un texto de entrada y al final con la letra de una preciosa canción de Enya (Long long Journey). Después de descargarla solo abre el archivo y déjala correr (necesitas Power Point en tu computadora). Luego de verla con tus alumn@s, lo que les comentes o agregues a la misma será lo que tu propia experiencia y reflexión determine.

Descárgala dando un “clic” encima de la imagen.

La música que acompaña a la presentación son tres canciones de Enya, una de las primeras intérpretes del género New Age con un estilo para cantar sencillamente maravilloso. Las canciones son: One by One; After Ventus; y Long Long Journey.

Antes de mostrarla a tus alumnos/as te invito a que la ‘sientas’, reflexiónala primero.

Con mis mejores deseos de llevar a razonar a los jóvenes.

Ing. I. Guerrero Z.





El poco valor que algunos padres de familia les dan a sus hijas.

20 01 2012

Hay muchos mal entendidos en la función maternal/paternal, cosas que los padres de familia suponen buenas para sus hijas pero que en el fondo representan más de lo que a simple vista puede verse, refiero un caso -y solo uno-.

Escuché decir a una madre de familia aconsejando a otra.

-Dile a tu hija que no sea tonta, que no deje ir esa oportunidad, el muchacho con el que anda es un buen partido, es de buena posición económica.

Y la otra respondió…

-Sí, ya se lo dije, tiene que ponerse lista y hacerme caso, si se casa con él quedaría muy bien acomodada.

Estuve a punto de “meter mi cuchara” en la plática de las dos señoras pero me contuve, mejor decidí escribirlo. Ahora bien, no era la primera vez que lo escuchaba.

Te pregunto lector/a: ¿es correcta esta manera de pensar por parte de una madre, o incluso de un padre de familia?

Si tu respuesta es afirmativa el siguiente texto es para ti.

Es natural que las madres/padres de familia debamos preocuparnos de la suerte que correrán nuestros hijos. Es natural que les busquemos un mejor futuro y que les expliquemos diferentes escenarios de lo que podría ser su vida si siguen tal o cual camino. Es natural que nos ocupemos de protegerlos contra todo aquello que podría torcerles su existencia. Todo lo anterior es normal, natural -y necesario también- en una madre/padre de familia, pero la preocupación y la ocupación como todas las cosas tienen sus límites, mismos que no conviene extender más allá de lo estrictamente necesario.

Para el caso que refiero, me parece que… pocas esperanzas debe tener una madre de familia acerca de las capacidades de una hija al buscarle pareja adinerada, actuar así es darle poco valor. Alguien podría contradecir diciendo: “es que esa madre de familia se está ocupando del futuro de su hija y le está buscando una buena posición económica, asegurándola así”. Cada cabeza es un mundo y cada quien piensa como la vida le ha enseñado, pero hay cosas al respecto que todos debemos tener en cuenta… Leer el resto de esta entrada »





La discriminación en México.

12 01 2012

Una de las cosas de las cuales nos quejamos los mexicanos es la discriminación, racismo o xenofobia de nuestros vecinos del Norte hacia nuestros compatriotas, pero olvidamos que también en nuestro país existe hacia personas de color moreno, obesos, etc., incluso en su acepción más amplia hacia los ancianos, pero sobre todo hacia aquellos que están en una posición socioeconómica menor. Para muestra basta un botón, ahí está el caso Sacal Smeke.

Pero… ¿en qué momento comienza su ‘carrera xenofóbica’ el Ser humano?.

¿A quién echarle la culpa? ¿a los padres de familia, a la sociedad, a los medios de comunicación…? Si hemos de buscar culpables seguramente lo seremos todos.

Pueden alegarse mil cosas respecto al video y hacia quienes lo hicieron, pero la verdad es que deja una sensación de tristeza.





Todos podemos ayudar…

31 08 2011

Si son insuficientes los empleos generados por el gobierno y por las empresas… ¿qué podemos hacer los demás al respecto?

Es verdad que el gobierno y los empresarios tienen que hacer su particular esfuerzo para crear nuevas fuentes de empleo, pero igual, los ciudadanos también podemos apoyar a los menos favorecidos. Sucede que a veces olvidamos un concepto que a nivel SOCIEDAD siempre deberíamos tener presente, y es la SOLIDARIDAD. Intento hacer conciencia al respecto.

Lector/a… ¿Cubres con tu salario tus necesidades básicas y ahorras dinero?

En materia de instalaciones eléctricas residenciales he sabido de gente que siempre quiere hacer todo en su casa, lo peor, sin saber hacerlo, pero preguntan aquí, allá y acullá, consiguen la información y se lanzan a la aventura de hacer alguna conexión ocasionando a veces graves desperfectos. Se trata de gente que tiene dinero para pagar a otro por un servicio de esa naturaleza pero que les cuesta trabajo desprenderse de unos pesos para dárselos al que sí sabe cómo hacerlo. Lo he visto y también algunos comentarios del blog corroboran mi dicho.

¿Es bueno aprender a hacer todo en casa o en nuestras propiedades?

Sin duda que sí, eso es algo que promuevo abiertamente en el blog, a esta vida vinimos a aprender y que bueno que así sea, y si además con el aprendizaje podemos ahorrar dinero, excelente. Pero cuando vemos que hay mucha gente sin trabajo y que nos consta que es gente honesta buscándolo, conviene entonces que revaloremos nuestra actitud de querer hacerlo todo.

Que sepas cómo hacerlo está bien, que lo hagas está mejor todavía, pero más allá está el que; aún pudiéndolo hacer si tienes los recursos contrates a alguien que lo haga, demostrando así que además de competente eres solidario con la gente que busca trabajo honesto.

No se trata de asumir actitudes paternalistas con los menos favorecidos, ni de crear vicios en los demás entregándoles limosnas por hacer lo que sea, incluso malhecho, se trata de ayudar bien a la gente dándole trabajo en la medida de nuestras posibilidades, mismo que les permita sobrevivir. Hay que tener siempre presente que formamos parte de una SOCIEDAD y que como tal al tiempo que perseguimos nuestro bien, también debemos ver por el bien común. Leer el resto de esta entrada »





Palabra de honor.

25 08 2011

Decimos una cosa y hacemos otra. Hacemos compromisos que en la primera oportunidad rompemos. Firmamos un papel y luego desconocemos rúbricas. Esa es la triste realidad que estamos viviendo, hoy día no es suficiente con tener un documento firmado para que se respete un trato.

Expresiones como la de Fidel Velázquez, líder fallecido de la Central de Trabajadores de México, que decía: ‘Si piensas algo no lo digas, si lo dices no lo escribas, si lo escribes no lo firmes y si lo firmas échate para atrás, ese tipo de ‘dichos’ celebrados y repetidos por gente de poder hoy han dado al traste con algo valioso que tenían las generaciones de antes: el compromiso tan solo con la palabra.

La siguiente es una preciosa reflexión que habla de aquellos hombres que respetaban su palabra cabalmente, aquellos que no requerían ningún papel para comprometerse a cualquier cosa y la cumplían así estuviera su vida en riesgo.

…………………………… FWD ……………………………..

“LA OTRA HISTORIA DE MÉXICO, DÍAZ Y MADERO, LA ESPADA Y EL ESPÍRITU”,  DE ARMANDO FUENTES AGUIRRE ¨CATÓN¨.

Los hijos del HEROICO COLEGIO MILITAR han hecho siempre honor a su plantel, y como muestra es este relato.

En el año de 1892 murió don Carlos Fuero. Una calle en la ciudad de Saltillo, Coahuila y una en Parral, Chihuahua, lleva su nombre. Ese homenaje y más merece por el hecho que ahora voy a narrar.

A la caída de Querétaro quedó prisionero de los Juaristas el General don Severo del Castillo, Jefe del Estado Mayor de Maximiliano. Fue condenado a muerte, y su custodia se encomendó al Coronel Carlos Fuero. La víspera de la ejecución dormía el Coronel cuando su asistente lo despertó, le dijo que el General Del Castillo deseaba hablar con él. Fuero acudió de inmediato a la celda del condenado a muerte. No olvidaba que don Severo había sido amigo de su padre.

-Carlos -le dijo el General, -perdona que te haya hecho despertar. Como tú sabes me quedan unas cuantas horas de vida, y necesito que me hagas un favor. Quiero confesarme y hacer mi testamento. Por favor manda llamar al padre Montes y al licenciado José María Vázquez.

-Mi General -respondió Fuero, -no creo que sea necesario que vengan esos señores.

-¿Cómo? -se irritó el General Del Castillo. -Te estoy diciendo que deseo arreglar las cosas de mi alma y de mi familia, ¿y me dices que no es necesario que vengan el sacerdote y el notario?

-En efecto, mi General – repitió el Coronel Republicano. – No hay necesidad de mandarlos llamar. Usted irá personalmente a arreglar sus asuntos y yo me quedaré en su lugar hasta que usted regrese.

Don Severo se quedó estupefacto. La muestra de confianza que le daba el joven Coronel era extraordinaria. Leer el resto de esta entrada »





La necesidad y el abuso en los elogios.

21 08 2011

Es bueno alentar a nuestros hijos elogiando aquello que hicieron bien, pero está mal exagerar en los halagos.

Me dijo una madre de familia: ‘Mi hijo me exige que le reconozca y le celebre siempre todo lo que hace’.

Contesté. -Está bien que se lo diga señora. Los padres de familia muchas veces nos olvidamos ver lo bueno en nuestros hijos adolescentes, simplemente lo damos por hecho y no nos ocupamos de decirles buenas palabras que los alienten a seguir adelante.

-Pero mi hijo tiene 26 años, es ya un profesionista. -Dijo la señora.

-¡Ah caray! pensé que se refería a un adolescente. ¿Con 26 años encima, profesionista y todavía quiere que lo esté mimando? ¿y usted le sigue el juego?

-Pues qué más… tengo que hacerlo… me dice que si no lo hago seré una mala madre que no sabe el gran hijo que tiene.

-¡Uf! eso está peor señora, es puro chantaje. Está bien reconocer lo bueno que hacen nuestros hijos, pero ya cuando exigen reconocimiento por todo y a esa edad, eso está mal, deja entrever que son inseguros, y más allá, cuando pretenden chantajearnos para conseguir halagos, eso ya es un problema mayor, casi como para un psicólogo.

-¿Y qué hago entonces? Preguntó la señora.

-Bueno… hasta donde veo, gran parte del problema está en usted señora por haberle prolongado tanto tiempo los ‘chiqueos’ a su hijo. Pienso que ahora debería mostrarle una actitud firme, él ya es un adulto joven, y sobre todo no debe caer o continuar el juego de la ‘mala madre’. Regrésele a su hijo su exigencia señora, dígale que con sus 26 ‘añotes’ es él el que debería elogiarla a usted por todo lo que ha hecho por él y si acaso no le correspondiera en sus cariños es porque es un mal hijo. ¡Ja! Total, si su hijo accediera a reciprocarle sus elogios ambos entrarían en una especie de ‘duelo’ de halagos mutuos: “qué bien hiciste tu trabajo querido hijo…”, “y tú, querida mamá, qué bien hiciste la comida…”. ¿Qué le parece?

-¡Ja! Pues sí, pero… ¿y si no quiere hacerlo?.

-En ese caso dígale con firmeza que solo le reconocerá aquello que usted de verdad vea que hizo bien, eso es “mimarlo” pero solo lo estrictamente necesario, y si su hijo no lo entiende que vaya con un psicólogo, con la edad que tiene… Y si sale con el cuento: ‘yo no pedí venir al mundo, es tu culpa que viniera por lo tanto tienes que seguir mimándome o alabándome siempre en todo lo que haga’, si su hijo quiere chantajearla con esa idea, dígale que los padres queremos hijos sí, pero que todavía no podemos elegirlos pues si eso fuera posible todo el mundo los querría, inteligentes, guapos, honestos, responsables y conscientes de lo que hacen sus padres por ellos. Dígale que usted solo fue el medio por el cual su hijo llegó al mundo, y que como el lápiz, no tiene la culpa de la carta que resulta pues hay quien la escribió.

La señora se retiró diciendo. -Bueno… voy a intentarlo.

Eso de: ‘voy a intentarlo’ me sonó a: ‘quién sabe y lo haré’. Y quién sabe si lo haría, pero en fin… traté de orientarla.

No obstante la cuestión es interesante: ¿Hasta dónde es sano halagar a nuestros hijos y con ello motivarlos a seguir empeñándose en sus quehaceres positivamente?, ¿en qué punto los elogios se convierten en un vicio tanto para el que los hace como para el que los recibe?. Leer el resto de esta entrada »





El oprobioso juego del bueno y el malo.

10 08 2011

O la repulsiva manipulación de los demás…

¿A quién le gusta ser el malo del cuento? Por supuesto que a nadie.

La gran mayoría de los seres humanos siempre queremos ser catalogados como los mayormente bondadosos, generosos, dadores de oportunidades, nobles, perdonadores, o por lo menos quisiéramos estar en un concepto ‘regular’ en la opinión de la gente. Aunque a veces por la seria confusión de valores que vivimos, ser bondadoso es sinónimo de ‘tontejismo’, no obstante en un afán de sobresalir y estar a la par de la evolución humana siempre aspiraremos a ser aquello que se entienda por bueno, pero ser considerados como egoístas, inconscientes, rencorosos y vengativos, es decir: ¡malos! eso ¡nunca!.

Hay un juego que se juega en las escuelas en el que, quien pretende ganarlo busca que el otro quede a los ojos de los demás como el malo. No se pierde dinero ni bienes terrenales, es solo que el que lo gana es el bueno y el que lo pierde es el malo. Es un juego no declarado, sin reglas, que unos fingen no jugar y que algunos ni siquiera saben que lo están jugando, luego entonces además de perverso tiene algo de infantil.

¿Cómo es el juego? Citaré expresiones simples, que suceden fuera del ámbito educativo pero que son entendibles para todos, por ejemplo: ‘Su madre les dio veinte pesos, yo les daré cien’. En este caso la intención es dejarle claro al adolescente quién es el bueno y quién la “mala”. ‘No limpies tu cuarto, que tu hermana/o lo haga’. Además de complicidad la expresión lleva implícita la deducción de quién es el bueno. ‘Yo no haré nada, pero cuando llegue tu padre verás la que te espera’. Induce al joven a pensar que la buena es la madre y el malo es el padre. Etc.

En el ámbito educativo se juega de la siguiente manera.

Lo juegan los maestros.

Cuando un alumno reprobó una materia y ya agotó el número de oportunidades legales para acreditarla algunos maestros le dicen: ‘Ve y pregunta en la administración, si allí te dan otra oportunidad de mi parte no hay problema en aplicarte otro examen’. ¿Quién es el bueno?

Cuando inician cursos algunos profesores dicen a sus alumnos: ‘Veo que están muy mal, ¿quién les dio la materia anterior?’. ¿Quién es el bueno y quién es el malo?

O algo más elegante y profundo… Leer el resto de esta entrada »








Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.411 seguidores