Mis alumnos comentan, y yo… pregunto.

23 09 2012

Al inicio de una clase, mientras los jóvenes se acomodaban en sus mesas de trabajo uno de ellos me comentó alegremente…

-Profe… consulté a “Madam Sassú” y me dijo que voy a tener varias casas, una en Nueva York, otra en París, otra en Cancún, y otras más en varios lugares del mundo. ¡Ah!, y con auto en la puerta… ¿Qué tal?

No sé si el joven me lo dijo en broma o en serio, de los adolescentes puede esperarse todo, lo que sí vi en su rostro es la sonrisa “de oreja a oreja” que genera una buena noticia.

Luego cuestioné…

-Hmmm… ¿Y le preguntaste si con todos esos bienes materiales vas a ser feliz? Un muchacho que estaba en la misma mesa de trabajo del “consultador” se rió.

Desapareció la sonrisa del joven “consultador” para dar paso al rostro de la reflexión y contestó seriamente. -No.

-¿Le preguntaste si cuando consigas todo lo que dices vas a tener salud?

-No.

-¿Tampoco le preguntaste si cuando suceda te sentirás completamente realizado?

-No.

-¡Uf! Joven… ¿No me digas que tampoco le preguntaste si en ese tiempo vas a tener una pareja que te quiera de verdad?

-No.

-¡Caray!…  la próxima vez que consultes a “Madam Sassú” pregúntaselo, o mejor todavía, en lugar de preguntarle a nadie -charlatanes menos-, pregúntatelo a ti mismo.

El muchacho se quedó pensativo…

A veces buscando lo material olvidamos lo realmente importante, las cosas que verdaderamente valen la pena.

 





Mis alumnos preguntan, yo contesto…

3 07 2012

-Profe… ¿Por qué matan a un narco y luego sale/aparece otro?

-¡Ufff! Jóvenes… tienen una forma tan “elegante” de decir las cosas que ¡qué bárbaros!. -Contesté y agregué.

-Sucede porque el narcotráfico obedece exactamente a las mismas leyes de la oferta y la demanda que cualquier producto, es decir, mientras haya quien compre algo siempre habrá quien lo venda, así que, si eliminas al vendedor de ese producto pero la demanda se mantiene igual, entonces, como si de magia se tratara surgirá otro.

-Pero… –¿Y entonces, nunca va a terminar?

-Por mucho que existiese el deseo y la voluntad de terminarlo, no podrá ser mientras haya gente que demande drogas, ese negocio terminará cuando se rompa el eslabón que une a la oferta con la demanda.

-¿Y cómo podría ser? -Cuestionó un joven.

-Te lo explico mediante un caso similar o analogía.

-A mucha gente le gusta comer manzanas, pero imagina que un día todos en la ciudad amanecieran sin el gusto por esa fruta; ¿Qué pasaría con los que las venden si de pronto nadie las comprara?.

-Dejarían de venderlas. -Contestó alguien.

-Así es. Y sucede porque se rompió el eslabón que unía la oferta con la demanda. La demanda dejó de existir, terminó la compra de manzanas, ya no es negocio pues y quienes las vendían seguro tendrían que dedicarse a otra cosa.

-Lo anterior es una forma, pero igual; ¿Qué pasaría si de pronto los vendedores de manzana ya no las vendieran en esta ciudad?

-Ya no habría manzanas, nadie podría comerlas. -Contestó un joven.

-Así es, y nadie las comería porque igual se rompió la liga que unía a la oferta y la demanda.

-Pero si ya no las vendieran aquí igual podrían venderlas en otro lugar. -Replicó alguien.

-Sí, es verdad, pero ese es otro aspecto del problema que podríamos tocar más adelante, por el momento déjame concluir esta parte.

-Vayamos más allá; ¿De las dos formas anteriores de romper la oferta-demanda cuál es la mejor, eliminar la oferta o terminar con la demanda?

Y se hizo la discusión… Leer el resto de esta entrada »





Quien te diga…

4 06 2012

Joven, quien te diga que tu vida es un milagro, tiene razón.

Te lo diré brevemente; ‘Al buen entendedor, pocas palabras’.

Pero antes…

Nada de frases sentimentaloides que remuevan tus fibras más íntimas y te pongan a llorar. Nada de palabras adornadas que vayan directo al corazón como si de dardos se tratara. Nada de religiones, ni de recurrir a Dios o a la Biblia. Nada de la influyente vida de Buda, Mahoma o de Jesucristo. Nada de manipulaciones mentales hechas por psicólogos expertos ‘lavadores de cerebros’. No, el asunto de tu vida es una cuestión natural, azarosa y única, dicho de otra manera: dentro de lo natural tuviste la suerte de nacer.

Te doy siete razones para que reflexiones si tu vida es un milagro o no.

En primer lugar, para que la vida exista en la tierra se necesita que ésta esté a la distancia adecuada del Sol. Ni más lejos, ni más cerca. ¿Y qué son los millones de kilómetros a los que la Tierra está del Sol dentro de un universo de gigantescas dimensiones?. Prácticamente es una suerte que nuestro planeta esté colocado a la distancia justa.

En segundo lugar, la vida requiere tiempo. Tuvieron que pasar millones de años (quizá billones) en los que pudo sucederle cualquier cosa al mundo y quizá desaparecer del universo.

En tercer lugar, existieron grandes cambios climatológicos antes de que los primeros seres humanos aparecieran sobre la faz de la tierra. Pestes, hambres y miserias asolaron al planeta, grandes catástrofes que desaparecieron especies, desastres mayúsculos. Y a pesar de toda esa odisea global la especie humana se abrió camino en la evolución y permaneció.

En cuarto lugar, tuvieron que existir los seres humanos necesarios para que a su vez facilitaran tu existencia. Padres, abuelos, bisabuelos, tatarabuelos y más allá los ascendientes que a tu línea familiar o genética pertenezcan. ¿Si tus padres biológicos no hubiesen existido habrías existido tú? igual tus abuelos, bisabuelos y demás. La vida es una cadena en la que el último eslabón eres tú.

En quinto lugar, de la relación íntima de tus padres, de los millones de espermatozoides que produce un hombre, uno tuvo que ganar la carrera y fecundar un óvulo de tu madre el día y la hora precisa. De esa unión fuiste concebido, pero fácilmente pudo resultar otro. Leer el resto de esta entrada »





El bosque.

23 04 2012

Preciosa reflexión dedicada a los padres de familia que sobreprotegen a sus hijos pensando que con ello les hacen un bien.

Recuerdo como actuaban antaño los padres de familia. Cuando un profesor regañaba a un joven por no estudiar o por alguna falta cometida la sanción era doble, pues además del regaño del mentor al llegar a casa le esperaban los regaños de sus padres y más allá los golpes. Así crecimos muchos y así estamos hoy (sin golpes) intentando hacer entender a las nuevas generaciones la importancia de su vida y del aprovechamiento del tiempo.

No diré más, descárgala dando un clic encima de la imagen.






¿Qué es lo que lleva a los jóvenes a ingresar al crimen organizado?

21 04 2012

Después de ver en los noticieros que cada vez más jóvenes aparecen involucrados en asuntos de narcotráfico, secuestro y demás actividades ilícitas, surge la pregunta: ¿Cuáles son las causas principales que originan que los jóvenes ingresen a las filas de la delincuencia organizada?.

Todo el mundo intuye la respuesta pero bueno… conviene tener alguna base al respecto.

Para descubrir el ‘hilo negro’ hice una pequeña encuesta a mi grupo de tutorados, 46 jóvenes de un promedio de edad de 16 años de los cuales en esa ocasión sólo estuvieron presentes 39 y los resultados fueron los siguientes:

Las preguntas:

1. ¿Qué entiendes por delincuencia organizada?

A. Narcotráfico.
B. Secuestradores.
C. Asaltantes.
D. Todos los incisos anteriores.

2. ¿Qué es lo que hace a los jóvenes ingresar a las filas de la delincuencia organizada?

3. ¿Qué es lo que te haría ingresar a las filas de la delincuencia organizada?

Las respuestas fueron las siguientes…

Respecto de la primera pregunta TODOS eligieron el inciso D. (Quedó claro que todos entendían a que se referían los términos: ‘delincuencia organizada’).

La segunda pregunta decidí dejarla abierta para no sesgar la respuesta hacia un tema particular, los resultados fueron los siguientes:

Solo uno escribió: la falta de trabajo y porque creen que ahí tendrán los lujos que nunca han tenido”.

El resto escribió:

DINERO: 30 respuestas (77%).

Los ocho restantes, e incluso los que escribieron dinero también escribieron cosas como: Leer el resto de esta entrada »





Mis alumnos preguntan, yo contesto…

19 03 2012

-Profe… lo más seguro es que nunca aplique lo que estoy estudiando en la escuela…

-¿Por qué? -pregunté al joven.

-Porque cuando termine mi bachillerato me iré a los Estados Unidos a trabajar en lo que sea… -respondió.

-¡Oh!… ¿y por eso tu bajo desempeño?

-Pues sí, para qué me esfuerzo si lo más seguro es que nunca aplicaré lo visto en la escuela…

Los jóvenes se confunden fácilmente, algunos, ante lo incierto de su futuro no sienten la necesidad de prepararse, otros son desidiosos y dejan las cosas para el siguiente día, para el siguiente año o para el siguiente lugar en el que estarán, y otros… definitivamente son flojos y argumentan su dejadez con ideas como la mencionada. Capacidad e inteligencia las tienen todos los muchachos, pero les gana su juventud y en consecuencia su inexperiencia. Palabras más, palabras menos, mi respuesta fue así… 

-Sí… seguramente algunas de las cosas que estás estudiando ahora nunca las aplicarás, hay materias que solo se tocan en la escuela y nada más, pero por ejemplo las matemáticas son universales, es decir, tienen aplicaciones prácticamente en todos los campos, otro caso es el inglés que puedes aprender aquí y aplicarlo allá, en fin, algunas materias tienen aplicación inmediata, otras a mediano y largo plazo, y algunas nunca se aplican, pero al final de cuentas todas te sirven por lo siguiente…

-En primerísimo lugar… ¿Qué seguridad tienes de irte a trabajar a los Estados Unidos? Apenas estás en segundo semestre, te faltan cuatro para terminar tu bachillerato y en ese tiempo muchas cosas pueden suceder que echen abajo tu idea.

En segundo lugar… los Estados Unidos fueron una buena opción de trabajo para mucha gente hace algunos años, hoy no lo son tanto. Nuestros vecinos del norte tienen una serie de problemas muy graves en materia económica, salen de una dificultad y entran a otra, por ello su crecimiento se ha visto disminuido notablemente en fechas recientes y no hay plazo para que se recuperen. Los Estados Unidos ya no son la fuente de empleo que durante muchos años lo fueron para los mexicanos, la humanidad ha crecido muchísimo, el número de habitantes de la tierra es enorme y ningún país por muy bien organizado que esté puede soportar la avalancha de gente, esa enorme ola de paisanos y gente de otros países que llega allí buscando trabajo. Hace algunas décadas solo éramos los mexicanos los que pensábamos que los Estados Unidos eran la solución para encontrar quehacer, hoy, en el resto de países que conforman América Latina piensan lo mismo, pero no solo ellos, también tienen la misma idea en países de los continentes asiático y africano. Así que… como opción laboral, piénsalo dos veces antes de emprender el viaje.

-En tercer lugar…  Leer el resto de esta entrada »





Presentación: La oportunidad (con música de Enya).

26 02 2012

Buscando TODAS las formas posibles de sensibilizar a los jóvenes acerca de algo que los adultos sabemos que es REAL y que más pronto de lo que imaginan les llegará, como es: el enfrentarse a la vida, lo cual implica que asuman sus estudios con mayor interés y empeño, ahora pongo a tu disposición compañero docente la presentación ‘la oportunidad’ automatizada, musicalizada, con un texto de entrada y al final con la letra de una preciosa canción de Enya (Long long Journey). Después de descargarla solo abre el archivo y déjala correr (necesitas Power Point en tu computadora). Luego de verla con tus alumn@s, lo que les comentes o agregues a la misma será lo que tu propia experiencia y reflexión determine.

Descárgala dando un clic encima de la imagen.

La música que acompaña a la presentación son tres canciones de Enya, una de las primeras intérpretes del género New Age con un estilo para cantar sencillamente maravilloso. Las canciones son: One by One; After Ventus; y Long Long Journey.

Antes de mostrarla a tus alumnos/as te invito a que la ‘sientas’, reflexiónala primero.

Con mis mejores deseos de llevar a razonar a los jóvenes.

Ing. I. Guerrero Z.








Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.370 seguidores