Mis alumnos preguntan, yo contesto…

17 06 2017

A veces mis alumnos de tutorías me hacen preguntas que por falta de tiempo no alcanzo a responder en el aula, sin embargo, cuando éstas me parecen dudas comunes a la mayoría de los jóvenes, procuro contestarlas aquí, y alcanzar con ello tal vez a despejarlas en un mayor número de estudiantes. La siguiente es una de ellas:

¿Por qué hay personas que terminan una carrera profesional y no trabajan sobre lo que estudiaron, andan trabajando en el campo o el invernadero?. Agregaría: “u otros trabajos similares”.

En realidad, no hay una respuesta universal al cuestionamiento anterior, la cual comprendiera a todos los casos de jóvenes que al concluir su carrera e ingresar al mundo laboral terminan haciendo algo distinto a su especialidad, peor aún, quehaceres que a veces no requieren estudios superiores (según entiendo esto último es el sentido de la pregunta: trabajos “menores”).

La clásica respuesta de un profesionista en tales circunstancias es la siguiente: “las empresas me piden experiencia profesional y como recién terminé mis estudios no me aceptan”. O también: “estoy trabajando en esto porque no encontré algo relacionado con lo que estudié”. Sin embargo, por muy ciertas que pudieran ser tales justificaciones, la contra-respuesta siempre será: ¿Y por qué hay otros profesionistas con tu misma especialidad que SÍ encontraron trabajo en lo suyo?. Finalmente, el cuestionado dirá: “Es que tuvieron suerte”. O ésta otra: “Es que tienen palancas”.

Nota. En México las palabras: “Tener palancas”, se refieren a conocer a alguien por lo regular bien posicionado, que puede ayudar a una persona a obtener un empleo, ya sea recomendándolo, o colocándolo en su área de influencia. 

¿Suerte? ¿Palancas? ¡Bah! Resulta entonces que la “buena estrella” y las “palancas” son las que definen todo.

No, definitivamente NO. La suerte tiene poco que ver -casi nada- en este asunto. Si así fuera, si la casualidad definiera lo laboral entonces no habría necesidad de estudiar nada, ¿para qué? si el éxito de cada quien depende del azar. ¿Y las “palancas”?. Sí, algunos te pueden ayudar a conseguir empleo, pero si no “das las medidas” perderás tu quehacer en poco tiempo. Siempre hay que tener en cuenta que los empresarios buscan ganar/lucrar en toda acción, ellos no están para perder dinero manteniendo improvisados.

Entonces… ¿cuáles son las causas REALES por las que un profesionista termina haciendo algo distinto a lo estudiado?.

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios




Mis alumnos preguntan, yo contesto…

11 12 2016

-Profe…-¿Cuál es la pareja ideal?, ¿es igual que con la carrera a elegir: es sólo buscar la chica que te guste?. -Me preguntó un alumno. 

abrazados-banca-Sí. -contesté. -La que te guste, pero además… si quieres tener éxito después al casarte o vivir en unión libre, tu chica ideal también debería cubrir otros “requisitos”.

Antes de continuar con la respuesta que le di a mi joven alumno, conviene aclarar lo siguiente.

Estoy a favor de que cada pareja encuentre la tan ansiada felicidad eterna al formalizar su relación. Estoy a favor de que ambos integrantes sepan elegirse bien, y de esta manera constituir un buen equipo para enfrentar el futuro. Estoy a favor de que las nuevas familias -y todas- vivan en armonía. Me preocupa la “ligereza” con la que los jóvenes de hoy asumen lo anterior, sobre todo las mujeres, puedo verlo en los lugares en donde me muevo. Desafortunadamente el rompimiento de las parejas jóvenes que vivieron en unión libre o formalmente casados, cuyas separaciones son cada vez más frecuentes (entre más joven es la pareja que formalizó, mayores son las probabilidades de que rompa), suceden casi siempre por no detenerse ambos a pensar un momento y solo eso, un momento antes de hacerlo, acerca de sí su pareja realmente valía la pena. No quiero decir con esto que los seres humanos tengamos que ser fríos y calculadores en una relación amorosa, no, eso arruinaría el sueño, la ilusión, el amor que une a la pareja, pero sí debe tenerse claro que una cosa es el noviazgo y otra distinta es el matrimonio, y desafortunadamente los jóvenes, piensan que en ambos casos es lo mismo. Ojalá que así fuera, sería hermoso prolongar el noviazgo para siempre, pero la vida en pareja además de amor significa una serie de compromisos para los contrayentes, cosa que por lo regular pronto los fatiga, pues sus responsabilidades hasta ese importante momento de sus vidas, habían sido pocas o ninguna, multiplicándose de la noche a la mañana al casarse.

Antaño los jóvenes incurrían en errores al elegir a su pareja porque carecían de información, pues la comunicación con sus padres y maestros era poca o nula, hoy existe mayor apertura al respecto por parte de ambas figuras y además está internet, así pues tienen un exceso de información, pero contrariamente a lo que podría esperarse, las cosas continúan igual. Lee el resto de esta entrada »





Mis alumnos preguntan, yo contesto…

18 10 2016

Profe… ¿Cuál es la mejor carrera para estudiar?.

Siempre que mis alumnos me preguntan lo anterior, mi respuesta invariablemente es la siguiente: la mejor carrera para estudiar es: LA QUE TE GUSTE. Y debe ser así: La-que-te-gus-te, porque a ello vas a dedicarle (por lo menos en teoría) el resto de tu vida. Así que, elígela bien. Infórmate bien, busca opiniones de gente cercana a ti que la esté cursando. Antes de decidir el camino que seguirás debes analizarlo seria y profundamente por las repercusiones que este hecho tendrá más adelante en tu persona y en quienes estarán a tu alrededor. En internet puedes realizar diferentes test’s (hay varias páginas para ello, te dejo algunas al final del post), con los cuales descubrirás si lo que piensas elegir de verdad es lo tuyo. 

eleccionToda carrera profesional tiene cosas a favor y en contra. Unas requieren más tiempo o mayores recursos, por su parte otras necesitan mayores conocimientos matemáticos, mientras que algunas se perciben mejor pagadas a futuro. Pero por encima de todo, -muy por arriba-, está el hecho de que te guste hacer lo que estudiarás.

Si de verdad eliges la carrera que esté relacionada con lo que te gusta hacer, entonces lo que harás a futuro, tu trabajo, te resultará más fácil, más sencillo, más divertido, y lo harás bien, por lo tanto el dinero llegará a ti como una consecuencia natural de tu motivación interior misma que resulta de hacer lo que te agrada. Doble beneficio entonces, dinero y felicidad haciendo lo que quieres.

Sólo ten cuidado de elegir como destino lo que en realidad es pasajero. Te cuento una anécdota esperando aclarar este punto.

Una vez me dijo un alumno, en broma o en serio no lo sé, uno nunca sabe con certeza lo que tienen en su mente los muchachos, lo que sí sabemos los profesores es que, -por sí o por no- hay que responder a todos sus cuestionamientos de la mejor manera posible, buscando orientar o simplemente aclarar, me dijo…

-Profe… yo quiero ser actor “porno”.

-¿Actor “porno”?. ¿Por qué?. -Cuestioné con la seriedad debida, y sin mostrar sorpresa.

-Porque me gusta, porque ahí hay mucho placer, sexo…

-¿Placer para quién?. ¿Para ti o para el que ve lo que haces?.

-Puesss… -El muchacho titubeo, y contestó. -Para todos… ¿no?.

-No joven, para que tengas éxito como actor “porno”, debes olvidarte de tu placer para buscar generarlo en el espectador que es el que pagará por tu producto. Estarás en la pantalla no para tu deleite o diversión, sino para excitar, divertir, –o pervertir-, al que te ve. Eso, si de verdad quieres triunfar haciendo ese trabajo, de lo contrario no pasarías de ser un “actorcillo porno”, que quizá resulte después con alguna enfermedad, o con alguna adicción.

-Por otra parte… -Palabras más, palabras menos, continué diciendo… Lee el resto de esta entrada »





Mis alumnos preguntan, yo contesto…

9 08 2016

A veces mis jóvenes alumnos me sorprenden con cuestionamientos ciertamente interesantes, aunque fuera de tema, por ejemplo en una ocasión (tutorías) una joven se acercó a mí para hacerme la siguiente pregunta, me dijo:

-Profe… ¿Qué es primero: la inteligencia o la sensibilidad?.

SENSIBILIDAD O RAZON

Palabras más, palabras menos, recuerdo que le contesté:

-¡Ah caray! creo que esa pregunta es más bien para un maestro/a de filosofía, pero en fin… dime antes: ¿Qué entiendes por inteligencia?.

-Pensar una cosa antes de hacerla. -Contestó mi alumna sin titubear. 

-Ok’. -Asentí y continué. -Si relacionas a la inteligencia únicamente con pensar, razonar, o reflexionar una cosa antes de tomar una decisión, lo cual está muy bien por supuesto, entonces para mí la sensibilidad está primero. Dicho de otra manera, la sensibilidad es un bien superior a la razón, cosa que no todo mundo acepta sobre todo los que viven muy apegados a lo material. Sin embargo deja “masticar” mejor tu pregunta y si encuentro algo más que agregar lo diré después en un post. ¿De acuerdo?.

-Está bien, pero entonces… “así de rapidito”, esa es su respuesta. -Dijo la joven.

-Así es, a mi juicio la sensibilidad está por encima de la inteligencia. -Confirmé y continué con lo cotidiano.

Bien… después de analizar los dos términos: inteligencia y sensibilidad, diré que no encuentro necesario modificar mi opinión, reitero: la sensibilidad está por encima de la razón/inteligencia.

En este caso no existe una definición universal para cada palabra, y eso ya representa un problema, de inteligencia y sensibilidad sólo hay conceptos que pueden variar, con ideas que a veces difieren entre sí.

A ver… Lee el resto de esta entrada »





Mis alumnos preguntan… yo contesto.

29 04 2014

Profe… para usted… ¿Qué es vivir bien?. -Preguntó uno de mis alumnos antes de iniciar una sesión de tutorías.

-¡Uf! Joven, vivir bien para mí significa una larga lista de cosas, entre otras: tener salud, tener un trabajo que me permita ganar dinero para comer y mantener a mi familia, sentirme satisfecho con el quehacer que realizo, saberme útil a los demás, viajar de vez en cuando, tener buena comunicación con mi esposa e hijos, poder proporcionarles educación escolar, tener una casa, un auto, etc., son varios aspectos los que implican vivir bien, unos de carácter material y otros de tipo inmaterial.

extremos

-Hice una pausa y agregué-. -Sin duda es una muy buena pregunta, pero para ordenar mejor mis ideas la respuesta la publicaré en un post, ahí señalaré lo que pienso que es más importante para vivir bien y el orden de prioridades que deberías tener para conseguirlo, además comentaré acerca de las confusiones que existen al respecto, ¿Qué te parece si lo lees y después me compartes tu opinión?.

El muchacho asintió con la cabeza, y se dirigió a su asiento.

Pues bien éste es el post… pero antes aclararé lo siguiente.

Nunca los extremos fueron buenos. Se puede estar en la más relumbrante de las riquezas o en la peor de las pobrezas y sufrir igual. Al rico le genera estrés cuidar sus pertenencias mientras que al pobre le preocupa encontrar el pan de cada día. Ambos personajes buscan felicidad en donde están, uno en los excesos y otro en lo poco que tiene. Por otra parte, pobreza absoluta no significa santidad ni es meta en nuestros días, como tampoco tener dinero garantiza calidad de vida. Hace falta pues, como en todo, encontrar el justo equilibrio.

Dicho lo anterior…

Joven alumno/a, vivir bien significa:

En primer lugar tener SALUD.

Por muchos recursos económicos que llegaras a tener si tu salud está quebrantada realmente no los disfrutarías. Ahora bien, tener salud obedece a una serie de cuidados y hábitos que debes tener con tu cuerpo, sobre todo no abusar de él, llevar una vida equilibrada tanto en tu alimentación como en las exigencias que le haces al mismo, ejercitarlo adecuadamente es sumamente importante.

Lo anterior se refiere a lo físico, otra cosa es tu salud mental. Lo mental se nutre a través de tus sentidos, de los cuales dos influyen notablemente a la gran mayoría de los seres humanos: la vista y el oído. Así pues, hay que tener cuidado con lo que se ve y se escucha, y a partir de ello con lo que se dice. De cada cosa que la vida te pone enfrente tienes que rescatar siempre lo positivo. Observa y escucha a la gente positiva, a tus padres y a todo aquel que tienes cerca y te habla por tu bien, incluso la música y cualquier otro medio sonoro también tienen influencia en tu persona, a veces sin que te des cuenta de ello. Y lo malo, si por fuerza tienes que verlo u oírlo, que sea solo para aprender lo que no debes hacer. Introduce a tu cerebro sólo información positiva y ello influirá favorablemente en tu vivir.

Ligada a tu salud está tu ALIMENTACIÓN.

Comer bien no significa hartarse de comida, es ALIMENTAR tu organismo con comida saludable y en la proporción debida. Por otra parte, cualquier platillo comido diariamente así sea el más especial de los manjares terminará por fastidiarte. Nunca hay que perder de vista que lo importante de comer bien no es lo exótico de la comida sino la nutrición del cuerpo, y para ello es necesario ingerir con mayor frecuencia aquello que ya sabes que lo mantendrá sano. De la comida lo importante no es el precio sino su poder nutritivo y especialmente la sazón de los alimentos, pues hasta el platillo más simple y económico teniendo buen sabor se disfruta y compite contra bandejas elegantes.

En segundo lugar está el tener un buen TRABAJO. Lee el resto de esta entrada »





Mis alumnos preguntan… yo contesto.

20 03 2013

Al iniciar una clase me preguntó un alumno…

-Profe… hoy es jueves de cuaresma, ¿Se puede comer carne?.

cristo-¡Bah! -Exclamé. -Se puede comer carne los jueves, los viernes y toda la cuaresma joven, sea semana santa o no, la restricción es médica no religiosa. El mito que había de que en estas fechas no deben consumirse carnes rojas ya pasó a la historia.

-¿Y entonces por qué mucha gente no la come en estos días?. -Señaló el muchacho un tanto con tono de réplica.

-No lo hacen por costumbre y por ignorancia. -Remarqué y continúe. -Recuerdo que en mi niñez me decía mi abuelita que sí comíamos carne en los días de cuaresma nos merendaríamos a Jesucristo. ¡Ja!. En realidad no hay una razón espiritual que lo impida. Esas fueron ideas de antaño implementadas por la iglesia católica y divulgadas por los que venden productos de mar para favorecer su venta. Ahora bien, esta vieja costumbre, tratan de seguirla algunos jóvenes por imitación, porque lo vieron o lo escucharon en algún lugar, o porque quieren mostrarse a los demás como personas de gran espiritualidad, respetuosas y capaces de comprometerse con algo superior, sucede por ello, no porque de verdad lo sientan. Alguna vez escuché a un muchacho expresar con solemnidad: ‘voy a “guardar/respetar” la cuaresma, en estas fechas no voy a emborracharme’. ¡Uff! que grandioso acto, -pensé- seguramente Dios premiará ese enoooorme esfuerzo con la gloria misma.

-¿Entonces esa no es una buena acción? -Replicó nuevamente el joven.

-Sí, pero… ¿para qué esperar fechas?. Además, es una acción temporal que no ayuda mucho a la persona que se abstiene de beber sólo unas semanas, ni a los demás que sufren sus borracheras. Es como si un delincuente dijera, “Hoy no voy a robar porque es cumpleaños de mi abuelita”. ¿Deja de ser un ratero por ello?. Si vas a suspender una cosa, o cancelarla definitivamente, mejor que hacerlo por algo o alguien es hacerlo porque ya comprendiste que es nociva para ti.  

-Ahora bien, respecto de la semana santa, si de verdad quieres ofrendar algo valioso, ¿Qué te reconocerá más Dios, el que no comas carne unos días o el que hagas una obra de caridad?.

El muchacho clavó su vista en el suelo, y así se quedó. Terminé diciéndole…

-Más que cualquier cosa, incluso que la penitencia misma, ayunos y cosas parecidas, lo mejor es que hagas algo positivo por los demás en estas fechas, algo que verdaderamente te muestre como una persona consciente, eso es “guardar/respetar” estos días, y es la consecuencia natural de haber reflexionado acerca de la muerte de Jesucristo y de hacerle saber por medio de tus buenas acciones que su sacrificio no fue en vano, porque al fin después de dos mil años existió alguien, tú, que en recuerdo del amor de Jesús por la humanidad hizo lo mismo con sus semejantes. Esto es lo que realmente importa, lo demás…





Mis alumnos preguntan, yo contesto…

3 07 2012

-Profe… ¿Por qué matan a un narco y luego sale/aparece otro?

-¡Ufff! Jóvenes… tienen una forma tan “elegante” de decir las cosas que ¡qué bárbaros!. -Contesté y agregué.

-Sucede porque el narcotráfico obedece exactamente a las mismas leyes de la oferta y la demanda que cualquier producto, es decir, mientras haya quien compre algo siempre habrá quien lo venda, así que, si eliminas al vendedor de ese producto pero la demanda se mantiene igual, entonces, como si de magia se tratara surgirá otro.

-Pero… –¿Y entonces, nunca va a terminar?

-Por mucho que existiese el deseo y la voluntad de terminarlo, no podrá ser mientras haya gente que demande drogas, ese negocio terminará cuando se rompa el eslabón que une a la oferta con la demanda.

-¿Y cómo podría ser? -Cuestionó un joven.

-Te lo explico mediante un caso similar o analogía.

-A mucha gente le gusta comer manzanas, pero imagina que un día todos en la ciudad amanecieran sin el gusto por esa fruta; ¿Qué pasaría con los que las venden si de pronto nadie las comprara?.

-Dejarían de venderlas. -Contestó alguien.

-Así es. Y sucede porque se rompió el eslabón que unía la oferta con la demanda. La demanda dejó de existir, terminó la compra de manzanas, ya no es negocio pues y quienes las vendían seguro tendrían que dedicarse a otra cosa.

-Lo anterior es una forma, pero igual; ¿Qué pasaría si de pronto los vendedores de manzana ya no las vendieran en esta ciudad?

-Ya no habría manzanas, nadie podría comerlas. -Contestó un joven.

-Así es, y nadie las comería porque igual se rompió la liga que unía a la oferta y la demanda.

-Pero si ya no las vendieran aquí igual podrían venderlas en otro lugar. -Replicó alguien.

-Sí, es verdad, pero ese es otro aspecto del problema que podríamos tocar más adelante, por el momento déjame concluir esta parte.

-Vayamos más allá; ¿De las dos formas anteriores de romper la oferta-demanda cuál es la mejor, eliminar la oferta o terminar con la demanda?

Y se hizo la discusión… Lee el resto de esta entrada »