Con 5 Materias Reprobadas.

16 01 2017

ACTUALIZADO (Respeté las ideas principales).
Fecha de publicación original: 19-feb-2013
El post original puedes leerlo AQUÍ
……………………………………………………………..

Una reflexión para padres de familia, y también para los jóvenes.

Hace tiempo me preguntó una madre de familia…

-Maestro… ¿Con cinco materias reprobadas mi hijo puede inscribirse al siguiente semestre?. 

-¿Inscribirse con cinco materias reprobadas?. –Respondí preguntando a la vez con tono de réplica…

-Sí. -Afirmó la mujer con seguridad.

como-hare-para-Señora… con ese número de materias reprobadas no tiene caso que aunque pudiera hacerlo se inscribiera. Cinco materias reprobadas es una forma de decirnos los hijos -yo también tengo los míos- que no quieren estar en la escuela. Y ya no digamos cinco, con tres es suficiente.

-Pero… yo quisiera que se quedara. -Replicó la mujer.

-Sí, y también la escuela. -Contesté. -Pero no tiene caso que lo haga habiendo demostrado poco interés en sus estudios. Tal vez cause baja temporal por un año y una vez que acredite las materias pueda inscribirse de nuevo. Ese tiempo fuera de la escuela le conviene ponerlo a trabajar en serio y verá como después regresará aquí con otra actitud.

La señora se retiró y por la expresión de su rostro percibí que no quedó satisfecha con mi respuesta.

Luego pensé… ¿Por qué aferrarse a tener a los hijos en la escuela cuando han demostrado un absoluto desinterés en la misma?. Entiendo que los padres de familia quieran darles educación a sus hijos, y que es bueno que los jóvenes permanezcan en la escuela a pesar de su bajo desempeño, pero también creo que en los casos cuando de plano los jóvenes no quieren estudiar es porque les hace falta madurar, y lo mejor para lograrlo es a través de un quehacer que les permita tener un punto de comparación entre lo que es la vida real con toda su crudeza, comparado con las ventajas que representa estar en la escuela, y así conseguir que los jóvenes asuman una mejor actitud después al retomar sus estudios. “La escuela por la casa empieza”, esto significa tomar decisiones firmes al interior del hogar respecto de la educación de los hijos.

Pero… ¿Y qué hace la escuela para atender los casos de jóvenes completamente apáticos a sus estudios?.

La mayoría de las instituciones públicas de niveles secundaria y bachillerato, y hasta del nivel superior en pueblos y ciudades, tienen un cuerpo de orientación educativa que incluye por lo menos a un psicólogo, pero es tan grande el número de casos y de cosas a atender en tales espacios que muy poco puede hacerse por los jóvenes cuando presentan situaciones graves de conducta y de reprobación, salvo maquillar sus problemas aplicándoles pequeños “bálsamos neuronales”, remedios caseros que poco profundizan en los orígenes de las dificultades por las que atraviesan. Aunado a lo anterior está la falta de profesionalización de estos cuerpos y la creencia de que es el profesor el que debe solucionar los casos de los alumnos problemáticos. Así pues, sumado todo lo anterior más bien parece una resta, en la que el resultado es un muchacho absolutamente desorientado.

Pero… ¿Y si al retirarlo de la escuela algún joven por su necedad e ignorancia cayera en las filas de la delincuencia?

Este es uno de los principales temores de los padres de familia (y de todos como sociedad), otros son por ejemplo que el joven no trabajara en ningún lugar y se dedicara a la vagancia, o a perder el tiempo en la calle, o que se quedara en su casa sin hacer nada productivo, y me pregunto en todos estos casos: ¿en dónde queda entonces la autoridad y la voluntad de los padres de familia para evitarlo?. Sin duda alguna lo anterior demostraría su rotundo fracaso como principales concientizadores de sus hijos. 

Si de verdad existiera el riesgo de que el joven equivocara el camino -por favor compréndase bien lo siguiente-, si en virtud de haberle explicado al joven, padres de familia y maestros, todo lo malo que acarrean las tenebrosas aventuras en las filas de la delincuencia, incluso después de haber acudido con terceros (orientadores, psicólogos y demás) para hacérselo entender, y si con todo ello no lo comprendió, perdón pero el muchacho no lo entenderá de ninguna manera.  En tales circunstancias los padres de familia por mucho que nos duela debemos tener la fuerza suficiente para retirarlo incluso de la casa misma. Pienso que la vida es de cada persona, y que cada quien la vive como quiere. Si en virtud del ejemplo de trabajo que se les da a los hijos, si en virtud de buscar varias formas de concientizarlos tanto en la casa como en la escuela, estos escogieran el mal camino, es triste pero allá ellos, con la condición de que vivan su vida en otro lado y de corazón que Dios los bendiga.

Los hijos son de la vida y los padres de familia los tenemos a nuestro lado mientras podemos proveerles de casa, sustento, vestido, educación y en la medida de nuestras posibilidades dinero para que se diviertan, pero cuando estos reniegan de nuestra tutela y de las cosas buenas que por su bien queremos darles, aunque nos duela es mejor dejarlos ir si eso es lo que quieren, y si no, separarlos de nosotros en cuanto adquieran su mayoría de edad. Los padres de familia sólo somos el medio por el que llegaron al mundo y para que éste lo sea tiene que haber en él gente buena y -desgraciadamente- gente desorientada/mala, por lo demás, tengo la firme convicción de que los hijos son de la vida y no de nosotros.

Ahora bien, la anterior es una medida extrema, a la que quizá jamás lleguen los padres de familia, sin embargo ahí está como una posible solución al problema que plantean los jóvenes completamente apáticos, los que no quieren entender NADA de lo que por su bien se les dice, aquellos que están en el extremo de la negligencia, los cuales al sentirse fuera del hogar, solos, lo más probable es que recapaciten, regresen y asuman una mejor actitud hacia sus padres y hacia la escuela.

……………………………………………………………..

Pues bien, cuando publiqué el tema -hace ya cuatro años- originó cierta polémica (si deseas leer los comentarios da un Clic en el siguiente ENLACE), y no es para menos pues en materia de educación de los hijos al interior de los hogares no hay un manual que resuelva cada caso, así pues cada padre de familia la lleva a cabo según piensa o según cree, discrepando a veces de lo que hace el resto de la gente o las parejas, aunque bueno… en todos los casos siempre se busca que nuestros descendientes estén bien y sean felices para siempre. En realidad no existen malas intenciones en las decisiones que la gran mayoría de los padres de familia toman respecto a la forma de educar a sus hijos, más bien lo que hay es ignorancia y a veces una lógica fatal.

nino-berrinchudo-joven-resentidoEl problema de mal educar a los hijos se debe a las formas o a los métodos que sigue cada padre/madre de familia, ya que a veces tales estrategias se salen del sentido común, son poco confiables y advierten resultados desastrosos. Es ahí en donde los progenitores debemos tener cuidado y la mente abierta para aceptar e implementar nuevas ideas.

Nuestros hijos forman parte trascendental de nuestras vidas, esto no se discute, y antes de tomar cualquier medida extrema es porque ya AGOTAMOS todas las posibles instancias que podrían ayudarnos a resolver los problemas que tuviéramos en su educación. ¿Ellos no te pidieron venir al mundo?. Por supuesto que NO, pero en su momento tú tampoco lo hiciste, y sin embargo pudiste hacer algo con tu vida, como igual tienen que hacer algo con la suya tus hijos.

Cuando señalo: “Los hijos son de la vida y no de nosotros”, me refiero a que no debemos considerarlos como si fuesen un objeto o cosa de nuestra propiedad. No, los hijos están más allá de ser juguetes impresionantes a los que quiera mantenerse siempre cerca, ellos pertenecen al mundo, a la naturaleza y si se entiende mejor: pertenecen a Dios (no me gusta meter a Dios en estos asuntos, pero en fin… a veces la gente lo entiende mejor así). Los padres de familia –nos guste o no- solo fuimos el medio para que llegaran a la tierra, así pues tenemos que hacer una “saludable” separación entre lo que significa poseer un objeto o cosa y lo que implica tener a un Ser humano bajo nuestra custodia por un tiempo. Los tenemos a nuestro lado para enseñarlos a volar y que busquen ellos sus propios horizontes, no para cortarles las alas y amarrarlos a nosotros.

los-tenemos

Padre/Madre de familia. Si tienes problemas con tus retoños, si ves que las cosas no están resultando como debieran, antes de echarlos a la calle –perdón por la expresión, pero intento ser lo más claro posible-, antes de ello debes hacer lo humanamente posible, y hasta lo imposible por que tus hijos comprendan que si nacieron no fue sólo porque a mamá y a papá un día se les ocurrió hacer el amor, definitivamente no fue por eso, nacer es un milagro (porque hubo infinitas probabilidades de que no sucediera), y vivir en familia y en sociedad implica derechos, pero también obligaciones. Esto es educarlos bien, es tu deber, y más allá del deber está lo natural.

Pero también hay padres de familia que carecen de cualquier autoridad moral para disciplinar a sus hijos por mucho que éstos estuviesen cometiendo error tras error. Por ejemplo: ¿con que autoridad moral un padre “parrandero” puede reprender al hijo que se emborracha?. ¿Con qué autoridad moral una madre que jamás atendió a sus descendientes puede ordenarle a una hija hacerlo con los suyos?. Alguien podría decir: “sí pueden hacerlo porque quizá ya comprendieron que ellos lo hicieron mal…”. ¡Bah! el problema es el ejemplo que les dieron a sus hijos en su infancia, la enseñanza que recibieron a través de la imagen y que les quedó martillada en su cerebro. Los niños aprenden más de lo que ven que de lo que se les dice. Cuando suceden estos casos son los padres de familia los que deberían ser expulsados del hogar y no los hijos. En estas circunstancias cinco materias reprobadas muestran el fracaso no sólo de la escuela, sino también de la pobre educación en el hogar, ya sea por existir desunión, abuso, conflictos familiares o simplemente apatía de los progenitores a asumir su responsabilidad en ella.

Por otra parte…

chuponAlgunos progenitores piensan que entregándoles todo a sus hijos los educan bien, y en este sentido les consienten lo que sea, les cumplen caprichos, antojos, y todo aquello que se les ocurre a sus bebe’s, trabajan sólo para ellos, no les reprenden por nada llegando incluso al punto de soportar humillaciones por ellos, se vuelven sus esclavos. Grave ERROR, al hacerlo así sin límites, una de dos: o están haciendo verdaderos parásitos, es decir individuos incapaces de valerse por sí mismos, atrofiados en ideas y en acciones, o están formando tiranos, aves de rapiña dispuestas a “merendarse” hasta a sus propios progenitores.

No. La abnegación por los hijos tiene límites para que resulte positiva. Hay madres/padres de familia que dicen: “por mis hijos daría la vida”. Sí, es una frase muy tierna, aplaudida en todos los lugares, dar la vida por ellos es la mayor muestra de amor que un progenitor puede entregar a sus descendientes, y, -digo yo- estaría bien si ello garantizara que los hijos tendrían un final feliz, pero suele suceder que a pesar del sacrificio de todos modos los hijos terminan mal. Por ejemplo una madre de familia que tiene solo un plato de comida y se lo entrega al hijo quedándose ella sin comer (cosa que sucede de verdad en las familias mexicanas), si siempre lo hace y lo lleva al extremo moriría de desnutrición, así pues la mujer en su idea de dar la vida por el hijo cumpliría cabalmente. Pero eso, aunque a todas luces es memorable, tiene un defecto, lo verdaderamente grave, triste y decepcionante, es que pasado algún tiempo también el hijo moriría y sería precisamente de hambre. ¿En dónde quedó pues el sacrificio de la madre?, ¿realmente valió la pena?. ¿Acaso no habría sido mejor repartir el plato de comida entre ambos y así vivir los dos enseñándole al hijo cómo ganarse el suyo?.

Lector/a, la naturaleza enseña, ¿sabes de algún ser viviente animal o vegetal, que les provea alimento a sus descendientes hasta morir?. Yo no conozco ninguno, lo que sí veo es que lo hacen durante un tiempo, mientras estos aprenden a conseguirlo por sus propios medios.

Hay quienes dicen tener suficientes recursos económicos para cubrir las necesidades de sus hijos -y hasta de sus nietos- por el resto de sus vidas, por lo tanto no se ocupan de educarlos bien. Este es otro error común pues no hay montaña de dinero que un hijo mal preparado para la vida no pueda acabarse. ¿Los hijos progresan si hay quien siempre les resuelve completamente sus necesidades?. Por supuesto que no, se acostumbran a vegetar, se vuelven completamente dependientes de sus padres, y así: ¿en dónde queda entonces la evolución de la especie humana?..

Por el bien de nuestros retoños los padres de familia -a las buenas o a las malas- tenemos que orillar a nuestros descendientes a que aprendan a valerse por sí mismos, es lo mejor para todos.

Luego están los padres de familia que piensan que es la escuela (y sus maestros), no ellos, la que debe educar a sus hijos. A ver… por favor léase y entiéndase bien: la escuela es sólo una extensión del hogar que sirve para ampliar o para reforzar conocimientos y valores adquiridos en casa. En la escuela los hijos aprenden los temas que los padres de familia desconocen, o si los conocen se les amplían, se les ayuda a los jóvenes a encontrar su camino en la vida y se les refuerzan valores, pero lo esencial, lo verdaderamente primordial -que parte de lo natural- inicia en el HOGAR. Por mucho que un profesor se desgarre la garganta buscando que un alumno/a rectifique su mala actuación en la escuela difícilmente lo conseguirá mientras los padres de familia con sus acciones enseñen lo contrario al joven, y menos sucederá si el mentor atiende a un elevado número de alumnos como sucede comúnmente. Ambas partes deben estar siempre en la misma sintonía y actuar en la misma dirección, los dos hablándole al joven y también disciplinándolo.

Cuando un alumno reprueba cinco materias es porque hubo igual número de maestros que coincidieron en lo mismo: el joven tiene problemas. Cuando es al revés, es decir, cuando cinco maestros le asignaron excelentes calificaciones a un alumno, y el joven reprobó con un colega, en ese caso habrá que investigar qué fue lo que sucedió, si el joven falló porque no le gusta la materia o la forma de impartirla por el profesor es pésima. Así de simple es y los progenitores deben estar siempre atentos a ello.

no-a-la-escuela

Algunos padres de familia son temerosos porque piensan que al apretarles las “tuercas” a sus hijos estos se irán de sus casas y caerán en mayores errores. ¡Bah! en el 99% de los casos los jóvenes regresarán más “blanditos” a sus hogares, y así podrá moldeárseles mejor. Los hijos no son tontos, saben que estando con sus padres tendrán comida, vestido y dinero, pero hacen su lucha para ver qué más pueden conseguir o hasta dónde pueden llegar exprimiendo a sus padres. Y como algunos ya saben que sus progenitores no serán capaces de hacer nada en su contra se vuelven exigentes, agresivos y hasta déspotas para conseguir lo que quieren, amenazando a veces con irse de la casa si sus padres no hacen caso a sus berrinches. Esto me recordó una anécdota. Una vez regañé a uno de mis hijos que tendría cuando mucho unos seis años de edad, no recuerdo el motivo, el caso es que se enojó y me dijo: “me voy a ir de la casa” (con sólo seis “añitos” encima, ¡Ja!). -¿Ah sí? -Le respondí. Lo sujeté de su camisa de la parte del hombro, lo llevé hasta cerca de la puerta y le dije –¡Ándale pues!, ¡Vete!. Lo dejé ahí, lloró un rato y después se acercó a mí y me abrazó. Jamás volvió a amenazarme con nada, y no sé cuántos dolores de cabeza me ahorré con esa acción. ¡Puro chantaje!, y si los padres/madres actuamos con firmeza en el momento justo, los hijos se rinden, haciendo posible entonces orientarlos con mayor facilidad.

Lo ideal es que los jóvenes estén en la escuela y que aprendan lo que buscamos enseñarles, pero cuando no quieren estar ahí, reprobando una y otra vez las materias, es mejor hacer una pausa en su educación escolar, sacarlos de ella y enfrentarlos a las actividades de la vida real, de tal manera que hagan comparación con lo que vivían antes. La ecuación es simple: No quieres estudiar = Ponte a trabajar. Es necesario pues actuar con firmeza, pensando en que se busca hacer que nuestros hijos tengan un mejor futuro, que sean mejores personas, y tener siempre en mente un final feliz en todo ello, quitarnos temores e inseguridades de la cabeza que son las que nos frenan para corregirlos. “Perder” un año -o incluso dos- de educación escolar estando los hijos bajo la supervisión estricta de sus padres laborando en algún lugar, no es perder, más bien es GANAR en MADUREZ y entendimiento de los jóvenes acerca de lo que es mejor para ellos.

Pero ¡Uff! hay padres de familia a los que les importa un cacahuate todo lo anterior… dicen: “son mis hijos, y haré con ellos y de ellos lo que quiera”. Bueno… allá ellos con la cruz de hierro que se están echando encima y la de madera que están montando a sus retoños, porque ciertamente no les vivirán para siempre a sus hijos. Y aunque tarde o temprano su postura equivocada me afectará porque vivo en la misma sociedad, de cualquier manera buscaré que mi cruz por tales circunstancias sea de paja.

En fin…

Sinceramente.
Ing. I. Guerrero Z.

logo blanco

Anuncios

Acciones

Information

5 responses

20 03 2017
Walter Jiménez Altamirano

A). Saber de lo que se habla B). Tener control sobre los alumnos y, C). Algo de sentido común y un gramo de CONCIENCIA. Me gusta su manera de pensar y es un excelente blog¡¡¡

30 01 2017
HORACIO FUENTES DAVILA

Estimado Ing. felicitándolo por sus muy acertados comentarios e información veraz y pertinente que nos ofrece lo cual en lo personal agradezco me considere en su gran numero de seguidores.
quisiera preguntarle si sabe de las estructuras que predominan en las RESEMS que ahora por indicaciones son subsecretarias la verdad que desconcierto y sosobra hay y nadie puede informar.
que pasa con las subdirecciones de enlace dgeta y dgeti ? quien las dirige ? o ya desaparecieron?
las RESEMS que función tendrán o también desaparecerán ?
porque el Dr. tuiran no se sienta en la oficina a darle tramite a todos los pendientes que tiene en cada estado ?
porque MET LIFE no esta pagando los laudos por demanda al issste ya con resolutivo por incapacidad total y permanente ? que se puede hacer en estos casos a quien recurrir .
y por ultimo de cuanto va a ser el incremento salarial si es que lo hay. ?

saludos y nuevamente lo felicito y agradezco por tenernos en cuenta

ATENTAMENTE .. ING. HORACIO FUENTES
……………….

Hola Ing. Fuentes…
Colega, tal como están las cosas con la Reforma “Educativa” es muy complicado decirte con certeza acerca de estructuras, procedimientos, derechos (el SNTE está en estado vegetativo), y demás cosas que nos atañen a los trabajadores de la educación, mayormente los de nuestro nivel (NMS). A veces lo único que queda es especular, porque certidumbre no la hay, ya que a nuestros mandos oficiales centrales les ha llegado con fuerza el “síndrome de la chimoltrufia”, mientras que el SNTE ha sido más predecible en ese aspecto, simplemente no ha intervenido en nada y tampoco lo hará en el futuro mientras estén sus mismos dirigentes.
Así que… no hay de otra más que esperar, esperar, y esperar… mientras llega el relevo político (que ya no falta mucho). Obvio, si se presenta algo importante ten por seguro que lo publicaré.
Te envío saludos.
Ing. I. Guerrero Z.

19 01 2017
Liliana

Buenas tardes y excelente año ingeniero.
Me seria de mucha ayuda si me indicara donde puedo optener iformacion sobre licencias por cuidados maternos, el detalle esta en que operaron a mi hijo en otra instiucion ajena a issste (ya sabe por tiempos de esperaaa), y el tiempo de recueracion es por lo menos 3 meses, por tal motivo quisiera saber si puedo obtener licencia por medio de issste o solo por medio sindical?
gracias por su amable respuesta.
………………

Hola Liliana…
Casos como el tuyo (medicina ajena al ISSSTE) deben ser tratados directamente con tu representación sindical local o estatal para ver qué puede hacerse en la recuperación de prerrogativas. Incluso en los hospitales principales del ISSSTE siempre hay un representante sindical mismo que puede informarte al respecto.
Saludos.
Ing. I. Guerrero Z.

17 01 2017
Lic. Roberto Romo

Ing. buen día. Le felicito y reconozco su trabajo, para mi fue una fortuna enorme cuando estudié electricidad en un CECATI acá en Coahuila.

Hace una labor social admirable, yo trabajo en SEP (oficinas centrales) y veo todo el cochinero que se hace. Esto a razón de personas de la política y sindical que están infiltardos en puestos clave lo que impide que la educación pueda llevar a bien su cause.

¿Como podriamos evitar la intromisión de estas personas? tendremos en coahuila elecciones este año, y toda la estructura educativa, andan como hormiguitas planeando la campaña, ¿¿¿y la educación???

Podriamos hacer una iniciativa para quien tenga militancia con algun partido politico no pueda trabajar en SEP por conflicto de intereses y al sindicato pedir cuentas y transparencia, se la pasan comisionados de manera vitalicia.

________________________________

Hola Lic. Romo…
Gracias.
Colega, desgraciadamente -y por lo que he visto- la educación es algo que poco importa a la clase política actual. Se hizo una Reforma a la cual se le denominó educativa y ya vimos que en el fondo era solo una Reforma de tipo laboral, así pues lo educativo no les interesa.
Respecto a los infiltrados poco puede hacerse en realidad, eso más bien depende de la cabeza principal de cada dependencia u organización, si es que esta no desea intervenir en los asuntos de su contraparte, o si cada mando no quiere infiltrados en su “negocio”.
En fin… en esto del sistema político no hay para cuándo se corrija.
Saludos cordiales.
Ing. I. Guerrero Z.

17 01 2017
Felipe Albarran

Es necesario considerar casos en el sistema actual de la reforma educativa de una formación tecnológica en la mente del alumnado, y si esta formación no es para todos los estudiantes?,y es la del bachillerato general. En ciertos casos también la edad generalizada del ingreso al sistema y promover entonces la diversidad de edades.Y puntualizar otro caso, la educación que “Yo tuve fue siempre mejor” contra las nuevas realidades de adaptación cultural. Y también, los “neuro-padres y neuro-madres” en aquello” mi hijo(a) quiero sea igual que su padre-madre” en valores adjudicados a rajatabla, desarrollando una neutro-dependencia de víctimas que comentó. En la realidad los “ninis” en un ambiente social-económico que no ofrece alternativas crecientes en lo laboral y social, en un tanto para nada, de años, como compañeros, taxistas-docentes. Y una mas precaria la total descomposición del sistema político que se carcome así mismo, aún entendible,en la reforma educativa realizada de forma perversa entre funcionarios, diputados y senadores contra el magisterio para privatizarlo desde la des-concentración y descentralización de los 90s hasta la actualidad.Una propuesta, revisar la reforma educativa después de 10 años de aplicación académica y 3 laboral. Movilizar las conciencias ante lo mencionado, es un ciclo en los 50s fueron los ferro-carrileros, los médicos y los maestros, en el 68 les toco a los estudiantes(preparatorias y vocacionales) y los maestros, ahora o no movemos o la inmovilidad nos arrastra al paternalismo autoritario y al desastre económico.
………………

Así es colega Felipe, son demasiados factores los que entran en juego para que la reprobación se dé en los jóvenes con tal magnitud, sin embargo, creo yo, el más importante de todos, es el de los padres de familia.
Saludos y un renovado abrazo cordial.
Ing. I. Guerrero Z.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: