Mis alumnos preguntan, yo contesto…

11 12 2016

-Profe…-¿Cuál es la pareja ideal?, ¿es igual que con la carrera a elegir: es sólo buscar la chica que te guste?. -Me preguntó un alumno. 

abrazados-banca-Sí. -contesté. -La que te guste, pero además… si quieres tener éxito después al casarte o vivir en unión libre, tu chica ideal también debería cubrir otros “requisitos”.

Antes de continuar con la respuesta que le di a mi joven alumno, conviene aclarar lo siguiente.

Estoy a favor de que cada pareja encuentre la tan ansiada felicidad eterna al formalizar su relación. Estoy a favor de que ambos integrantes sepan elegirse bien, y de esta manera constituir un buen equipo para enfrentar el futuro. Estoy a favor de que las nuevas familias -y todas- vivan en armonía. Me preocupa la “ligereza” con la que los jóvenes de hoy asumen lo anterior, sobre todo las mujeres, puedo verlo en los lugares donde me muevo. Desafortunadamente el rompimiento de las parejas jóvenes que vivieron en unión libre o formalmente casados, cuyas separaciones son cada vez más frecuentes (entre más joven es la pareja que formalizó, mayores son las probabilidades de que rompa), suceden casi siempre por no detenerse ambos a pensar por lo menos un momento y solo eso, un momento antes de su unión, acerca de sí su pareja realmente valía la pena. No quiero decir con esto que los seres humanos debamos ser fríos y calculadores en una relación amorosa, no, eso arruinaría el sueño, la ilusión, el amor que une a una pareja, pero sí debe tenerse claro que una cosa es el noviazgo y otra distinta es el matrimonio, y desafortunadamente los jóvenes, piensan que en ambos casos es lo mismo. Ojalá que así fuera, sería hermoso prolongar el noviazgo para siempre, pero la vida en pareja además de amor significa una serie de compromisos para los contrayentes, cosa que por lo regular pronto les fatiga, pues sus responsabilidades hasta ese importante momento de sus vidas, habían sido pocas o ninguna, multiplicándose de la noche a la mañana al casarse.

Antaño los jóvenes incurrían en errores al elegir a su pareja porque carecían de información, pues la comunicación con sus padres y maestros era poca o nula, hoy existe mayor apertura al respecto por parte de ambas figuras y además está internet, tienen pues un exceso de información, pero contrariamente a lo que podría esperarse, las cosas continúan igual.

Hay muchos libros que tratan el tema del amor entre dos personas, novelas, historias divertidas, tristes, apasionadas, fantasiosas, sin embargo, a pesar de que la decisión de elegir una pareja es una de las dos más importantes en la vida de un joven (la otra es su carrera profesional) existe poca información acerca de los aspectos básicos a cuidarse al tratar de encontrar a alguien, hombre o mujer según el caso, que pudiera presentar cierta “garantía” de que una relación será duradera después de unos años de vivir juntos. Y es que, en las cosas del amor es complicado elaborar recetas o manuales que funcionen siempre, no obstante hay algunos “detalles”, que permiten visualizar si una relación será exitosa a futuro o si está destinada al fracaso.

Habrá quien diga que el único aspecto a evaluar en la unión de dos personas es el amor, y que debería ser este la primera y la última causa para formalizarla. Está bien, el amor es lo principal que debe existir entre dos seres humanos que formalicen su relación, porque si se tiene entonces habrá motivación, tolerancia, respeto, armonía, etc., en la pareja. Sin embargo… ¿dejarse arrastrar por el amor en el noviazgo viviendo sólo el momento, eso garantizaría una buena relación de pareja para siempre?. No lo creo. La vida en pareja requiere algo más y por ello sugiero a mis alumnos que antes de lanzarse a la aventura completamente irracional -que el amor lo es-, antes de siquiera acercarse a una chica/o, piensen un poco con la cabeza fría si de verdad cubre algunos “requisitos” que les garanticen una felicidad duradera.

en-asuntos-de-amor

He visto “reventar” a parejas jóvenes después de un tiempo de vivir juntos, mientras que otras sobreviven pero con muchos problemas. ¿Razones? a veces es por incompatibilidad de caracteres, otras, porque alguna de las dos partes no asumió su compromiso, o en el peor de los casos ninguno, no hicieron equipo, otras más porque cegados por el amor, el deseo o la pasión que sintieron antes de formalizar no lo pensaron dos veces después de haber visto que su pareja carecía de una garantía siquiera mínima de compromiso, y sin más se lanzaron a la aventura marital pensando en que con ello las cosas cambiarían. Son múltiples las razones que concluyen en el rompimiento de una pareja, y uno se pregunta… ¿por qué no detenerse unos minutos, tan solo eso, unos minutos a analizar si la pareja “ideal” realmente lo es?.

Apostarle a la suerte al casarte, sabiendo que la ruleta está cargada hacia el lado equivocado, de plano es querer perder, o sufrir.

Los años de estar juntos siempre influyen en cualquier relación, acrecentándola a veces, pero en otras ocasiones haciéndola aburrida, monótona, y en muchos casos sufrida, y si la pareja no encuentra la manera de convertir esos momentos complicados en el añorado amor que existió al principio de su relación, transformándolos por lo menos en una buena comunicación seguramente las cosas terminarán mal. Las parejas con varios años de casados me darán la razón, la COMUNICACIÓN es el lubricante de la maquinaria de una buena relación después de un tiempo de estar junto a alguien.

Hay quien dice: “total, me caso, y si no funciona me divorcio”. Bueno, precisamente por esta forma “simplista” de ver las cosas es que hay tantos rompimientos tempranos de las parejas, y si hay hijos de por medio la separación suele ser más dolorosa, sobre todo para los retoños que siempre querrán ver a sus padres juntos.

Joven Lector/a, ojalá lo siguiente te ayude a encontrar a tu complemento ideal, del que además de estar enamorado, cubra tus expectativas a corto, mediano y largo plazo, claro, pensando en que buscas una relación que sea para siempre.

Dicho lo cual, palabras más, palabras menos, continué explicándole al alumno que me hizo la pregunta…

En cuestiones de amor siempre existirá la duda, pero… si incluso desde antes del noviazgo ves que una chica tiene pocas cualidades, valores confusos o nulos, es superficial, entonces no esperes mayores cosas después si formalizas con ella. Dicho de otra manera, si un ave, por hermosa que se vea, tiene un pico medio chato, si tiene dos patas con membrana entre sus dedos, si mueve la cola al caminar y hace: cua, cua, cua, al cantar (parpar), lo más probable es que sea una “patita”, así que, mejor te conviene olvidarla. Y si es al revés, si es una joven la que está buscando a su chico ideal y su candidato muestra tener pocas virtudes, es peor todavía. En ambos casos no tiene caso aferrarse a la idea de un cambio posterior de una persona cuyo comportamiento deja mucho que desear y que además ha mostrado desinterés en ello (“soy así, y así me moriré”), la obsesión amorosa por alguien así casi siempre está ligada a una baja autoestima.

si-por-querer-conservar

-Para encontrar a tu chica ideal los aspectos que deberías tener en cuenta son los siguientes:

“De la vista nace el amor”, tu chica ideal en primerísimo lugar debe gustarte, “llenarte el ojo” como suele decirse, pero no debes quedarte ahí, antes de declararle tu interés, antes de que hagas nada…

Investiga cómo es la vida de tu candidata. Y tienes que hacerlo antes de embarcarte en la aventura, porque después cuando te enamoras, ya no ves nada, simplemente te bloqueas y te dejas llevar por el sentimiento. Investiga si es una joven que realmente vale la pena. Eso puedes saberlo con tus amigos/conocidos, o ahora con las redes sociales como el “Facebook” y otras, puede conocerse al “curiosear” ahí cuáles son los intereses de una persona y la madurez que tiene tan solo leyendo sus comentarios. Y si al investigar descubres que “tu chica ideal” en realidad no llena tus expectativas, mejor quítala de tu mente y busca por otro lado. En cambio, si encuentras “una rosa en el océano”, -que las hay si sabes buscarlas-, es decir si la chica tiene un conjunto de valores y que además te atrae enormemente, adelante entonces, a conquistarla. Por otra parte, debes entender que nadie es perfecto, y que quizá algunas cosas con la madurez podrían cambiar en ella, pero… “hay de cosas a cosas”. Si a la edad que tiene tu candidata no cumple ni siquiera con lo básico entonces pocas esperanzas puedes tener para más adelante.

Lo anterior puede sonar frío, pero es mejor que sea así, la idea es evitarte sufrimientos posteriores.

Finalmente el principal de los ingredientes de la vida en pareja se llama COMUNICACIÓNOcúpate pues de establecer excelentes lazos de comunicación, ello consigue hacer más sólida cualquier relación. El periodo del noviazgo es precisamente para conocerse, para descubrirse en todos los sentidos y ver si se congenia con alguien y si en verdad vale la pena.

logoPHOTOSHOPnegro


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: