Acerca del suicidio. (Republicando tema).

16 09 2016

Hace ya siete años que publiqué este post, y desde entonces hasta hoy han acontecido suicidios en esta ciudad, que aunque identificada como: “el pueblo de la fiesta eterna”, para algunos tal festejo no existe y sí en cambio tragedia. Hechos llevados a cabo por jóvenes, cosa que de verdad es triste. Imagino el dolor de las familias, sobre todo de los padres al ver que uno de sus hijos cometió tal acto. Considero entonces necesario retomar el tema esperando que ahora que el blog es más visitado, ojalá que al leerlo mis palabras lleguen a la mente y al corazón del que estuviera tentado a cometerlo, y tal vez evitarlo. Intento ver las cosas de manera objetiva, y quizá ello haga una diferencia. 

Salvo algunas modificaciones al texto original, prevalecen las ideas principales.

………………………………………………..

el-gritoEn una ocasión conversando con un colega de un plantel hermano surgió el tema del suicidio, dijo mi compañero que un conocido de él lo había cometido. Recuerdo que lo expresó con voz emocionada, como elogiando el hecho:

¡Tuvo mucho valor para hacerlo! -Así dijo.

-¿Valor? ¿Cuál valor? –Repliqué y continué. –¿Se necesita valor para matarse?

-Valor se necesita para enfrentar la vida. Agarrar una pistola y darse un balazo para escapar de lo que sea, cualquiera puede hacerlo, pero vivir la vida con todos sus problemas, decepciones, traspiés y descalabros, eso sí requiere valor.

-Valor es ver lo que está mal en uno y corregirlo. Valor es soportar un día en el que todo camina pésimo y poner en nuestra mente que el mañana será diferente. Valor es pedir perdón por los errores cometidos, y también se requiere para perdonarse. Valor es olvidar lo que una vez nos afectó. Valor es hacer a un lado lo que no sirve y mirar hacia el futuro. Valor es aprender del pasado y dejarlo atrás. Valor es convertir la soledad y su tristeza en un placer. Valor es tener coraje para decir: “de ahora en adelante mi vida será MEJOR”. Eso es tener VALOR, suicidarse para mí no demanda ningún valor a nadie.

Palabras más, palabras menos… pero fueron suficientes porque mi colega ya no dijo nada.

Luego pensé: ¡Maldición! si un profesionista confunde las cosas de esta manera ¿¡qué será de los demás, sobre todo de los jóvenes!? Claro, excepciones de personas equivocadas en su percepción de algo las hay en todas partes (y de todas las edades), por mucho que tengan una carrera profesional.

Hace unos días comentaron en un noticiero de la TV que en México el suicidio es actualmente la tercera causa de muerte en los jóvenes, verifiqué en otras fuentes y es verdad, y bueno… no es para menos, porque como están las cosas con tanta desinformación, confusión y falta de valores en la sociedad no podría esperarse otro escenario, al paso que vamos en unos años el suicidio estará en primer lugar.

¿Qué les pasa a los jóvenes?

Cualquier persona con tres dedos de frente sabe que el suicidio llevado a cabo por un adulto es un acto irracional -contranatural, dirán algunos-, pero en un joven es algo completamente sin sentido. ¿Cómo explicar el hecho de que en este tiempo habiendo mayor tolerancia de la sociedad y del gobierno hacia los jóvenes, además de su protección en las leyes, así como también la existencia de diversas formas para que se diviertan y con esto tengan mayor apego a la vida, no obstante tomen este tipo de decisiones?. ¿Por qué antaño, cuando los padres de familia eran rigurosos en su disciplina, casi militar diría, que no les daban tantas oportunidades a sus hijos de andar por ahí a cualquier hora del día o de la noche en cualquier lugar, sometiéndolos incluso a trabajos pesados desde temprana edad, además de que en esos tiempos no había tantas cosas para “gozar de la vida”, con todo ello era casi nulo este hecho?. ¿Acaso la permisividad y también la falta de algo superior en qué creer, están interviniendo en el crecimiento del suicidio?. No lo sé, son preguntas que ahí quedan y que cada quien las responde según piensa o según cree saber. El caso es que en lugar de avanzar hacia la eliminación de esta triste realidad -que a nadie gusta-, asunto que no es exclusivo de nuestro país sino mundial, por lo que veo la sociedad pierde terreno cada vez más.

¿Pero qué es lo que orilla a una persona a suicidarse?

Puede haber mil razones -de hecho las hay-, pero… ¿vale la pena hablar de ello? A mi juicio no tiene caso abundar sobre las causas del suicidio pues todo el mundo las conoce (problemas familiares y económicos, depresión, abuso, soledad, decepciones amorosas, estrés, etc.), más bien interesan las posibles soluciones, y la mejor -según pienso- es hablar sobre realidades de vida, verdades que toda la gente sepa y entienda, cosas que estén claras para todos principalmente para los jóvenes.

Lector/a, quizás te suene fuerte lo que te diré enseguida, pero es lo que la vida enseña y te lo digo con la mejor de las intenciones.

Hay días buenos y días en los que uno desearía estar muerto. Sí, a todos nos ha sucedido, pero siempre, siempre, siempre, -dime si no- los días malos pasaron y vinieron tiempos mejores. Lo malo finalmente quedó atrás, a veces como un vago recuerdo y otras como un motivo para reír. La vida es un “sube y baja”, eso lo sabemos todos, por eso lo que hoy nos martilla el cerebro mañana ni nos acordamos de ello. Entonces para qué aferrarse a lo negativo de una situación y tomar la fatal decisión si ya sabemos que las cosas cambiarán en un tiempo. Más aún, si “trabajamos” bien el problema que tuviéramos, -EL QUE SEA-, si buscamos una solución razonada, apelando a la inteligencia de cada quien, seguramente lo resolveríamos en poco tiempo.

No obstante en su interior, -muy en su interior-, cada persona es libre de pensar y decidir lo que quiera, e igual que puede matarse puede en este preciso instante cerrar todo un capítulo equivocado de su vida y comenzar otro completamente distinto. Mi padre fumaba dos cajetillas diarias de cigarros (suficientes para producir cáncer); un día dijo: “no fumaré más” y jamás volvió a hacerlo. No tuvo que pagar psicólogos y no compró medicamentos para conseguirlo, solo le costó dos semanas de mover su mano involuntariamente a la bolsa de su camisa en donde acostumbraba llevar su cajetilla de cigarros para sacar uno, después lo olvidó. Tomó una decisión para terminar con algo que sabía equivocado y se mantuvo firme en ello. Firmeza es pues lo que les falta a los que tienen ideas suicidas en su cabeza, carácter, coraje para vivir.

Cada persona es irrepetible. Nunca existió nadie igual a ti ni existirá jamás. Matarse es eliminar la oportunidad de hacer lo que nunca nadie podría hacer como tú. ¿Se lo pierde el mundo?. No, te lo perderías tú.

Vivir es una oportunidad para aprender. Equivocarse y corregir es natural. Aprender de las equivocaciones para no cometer los mismos errores es parte de la vida.

La vida es un milagro, hubo infinitas probabilidades de que no nacieras. Sólo piénsalo un poco y verás que es verdad.

Finalmente… Si estás pasando por este trance, si está en tu cabeza quitarte la vida te diré lo siguiente y perdóname que te lo diga así, pero es la verdad…

Si piensas que suicidándote todo el mundo recordará tu muerte como un acto valiente y decidido, no, más bien causarás lástima con ello. Si al buscar hacerlo intentas llamar la atención y decirle a la gente -o a quien sea- que fue por su culpa, te diré que la mayor parte de la sociedad en menos de un año se habrá olvidado de ti, incluso aquel o aquella/o que te sirve de pretexto para querer hacerlo. Si es un fracaso -del tipo que sea- lo que te mueve a cometerlo, con matarte no resuelves nada y sí en cambio demuestras que en realidad eras débil, pobre de carácter, incapaz de enfrentar una situación en un mundo que exige cada vez más a sus habitantes.

Por otra parte, si estás confundido, si tu cabeza y pensamientos están desordenados date un tiempo, solo eso, haz a un lado tu extraviada idea, déjala para otro día y date la oportunidad de hacer hoy las cosas de otra manera, vive diferente este día, prueba haciendo cosas buenas y distintas, haz lo que siempre supiste que es correcto y que poco practicaste, luego anota la fecha y la hora, y considera que este día volviste a nacer. 

Lo correcto es celebrar la vida y dejar que la muerte llegue de manera natural cuando tenga que hacerlo.

Nada es casual, si llegaste hasta aquí es porque tu vida tiene razón de continuar. 

Sinceramente.


Acciones

Information

2 responses

25 11 2016
manuel

DISCULPEN LA PREGUNTA. SE QUE NO ES AQUI. PERO NO ENCUENTRO DONDE , DIRIGIDA AL ING. GUERRERO.
PARA EL NMS. DEGETI.
SE DICE QUE HABRA EVALUACIONES PARA AQUELLOS QUE QUIERAN UN INCREMENTO DE HORAS.
SABE SI YA HUBO UNA APLICACION DEL EXAMEN O DONDE PUEDO ENCONTRAR INFORMACION AL RESPECTO.
GRACIAS.
……………

Hola Manuel…
Entra a las páginas del SPD y del INEE, en ambas hay información al respecto.
Saludos.
Ing. I. Guerrero Z.

16 09 2016
ALBERTO CASAS DE LA CRUZ, DOCENTE CETIS 163

EXCELENTE TEMA LIC., ACA EN MONTEMORELOS N.L. TAMBIEN HEMOS TENIDO VARIOS CASOS, ES LAMENTABLE LA SITUACION, PERO SERA SUFICIENTE LO QUE ESTAMOS HACIENDO COMO SOCIEDAD, CREO QUE TENEMOS MUCHO TRABAJO POR HACER, GRACIAS POR SUS TEMAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: