El tema es Juan Gabriel.

4 09 2016

Una reflexión dirigida a mis jóvenes alumn@s.

La semana pasada en México no se habló de otra cosa más que de la inesperada muerte de Juan Gabriel. Prendía la TV en cualquier canal mexicano y ahí estaba, cambiaba de canal y ahí estaba, prendía la radio y ahí estaba, entraba a internet y ahí estaba, fui a la escuela y ¡ahí estaba! en la conversación de todos, incluso mis jóvenes alumnos a quienes jamás-jamás en los años que llevo de servicio, les había oído cantar, o por lo menos “tararear” una de sus canciones, esta vez los escuché hacerlo. Lo cierto es que Juan Gabriel -no me queda duda-, en los días anteriores estuvo en todos los espacios familiares, culturales, artísticos y hasta políticos del país.

Juan GabrielY es que, como dijo alguien de los medios: “Juan Gabriel era una de esas personas que nadie espera ver morir”. De esas que forman parte de la vida de la sociedad y que todo el mundo piensa que siempre estarán ahí, como figuras acomodadas en un escaparate, vivas, ocupando un espacio físico en la colectividad, pero que sin embargo se fue.

Seré franco y espero que no me pase lo que a Nicolás Alvarado, que por andar escribiendo de más ahora es ex-director de TV-UNAM. En lo personal sólo me gustan algunas de las canciones que hizo Juan Gabriel, pero a mi esposa, que es por supuesto parte definitiva de mi vida, le gustan TODAS. Le quedé a deber llevarla a uno de sus famosos conciertos, a los cuales en distintas oportunidades por diversas razones no pude hacerlo, y que ahora -es inútil lamentarme por los reclamos que tendré tooooda la vida- es algo que definitivamente ya no será. Ni modo, la muerte le llegó al ídolo mexicano como suele llegarle a cualquiera, de forma insospechada. ¿Se tejerán historias más adelante acerca de su fallecimiento? Sí. ¿Saldrán a la luz más cosas de él?. Sí. Lo cierto es que Juan Gabriel es ahora una leyenda, y que se fue como lo hacen casi todos los grandes, joven todavía.

La idea de este artículo es hacer una breve reflexión acerca de la historia de Juan Gabriel. No busco escribir aquí la crónica de su vida o de su muerte, ni tampoco hacer un drama. Él ya forma parte de otro plano existencial y como tal “descanse en paz”. Lo que importa ahora es su legado, lo inmaterial que dejó y sirva para sensibilizar, mismo que quiero resaltar para decírselo a mis jóvenes alumn@s, esperando que pueda servir quizá como detonante en su existencia.

Son seis cosas las que voy a señalar acerca de la vida de Juan Gabriel, las cuales al parecer son hechos completamente verídicos pues él mismo las dijo y no encuentro razón para que mintiera.

1. Juan Gabriel no las tuvo todas consigo. Hasta antes de alcanzar fama su vida transcurrió por decir lo menos de forma accidentada, nada fácil, y sin embargo triunfó en lo que se propuso. He aquí algo que aprender.

2. En la serie de TV que transmitieron acerca de su vida, en la cual de viva voz narró aspectos de la misma, mencionó la pobre/nula relación que tuvo con su madre en su desarrollo personal, pero a pesar de ello triunfó en su sueño de ser cantante y compositor afamado.

3. Juan Gabriel careció de un padre que lo guiara con su ejemplo, y de una madre que lo cobijara, y sin embargo triunfó.

4. Su condición homosexual visible en tiempos en los que prácticamente era un crimen serlo, cosa que se castigaba hasta con la muerte (en un lugar pequeño en donde viví un tiempo con mis padres y hermanos cuando fui niño-adolescente, fueron varios asesinatos atroces los que ocurrieron por esa razón), no obstante ello no le impidió triunfar en una sociedad en la que el “machismo” era norma rigurosa.

5. Sufrió agresiones por parte de sus familiares. Sus hermanos intentando alejarlo de su sueño de ser cantante y ponerlo a trabajar la tierra como cualquier hombre de campo (y uno de ellos buscando corregir su condición, denigrante en aquel entonces para cualquier familia), incurrieron en agresiones verbales y físicas en su contra, cosas que finalmente lo orillaron a distanciarse de ellos, buscando entonces refugio en otros lugares y personas, pero a pesar de ello Juan Gabriel logró lo que quería.

6. Estuvo en la cárcel, nada menos que en Lecumberri, también llamado “el palacio negro”, una prisión que hasta antes de los setentas del siglo pasado competía con las Islas Marías para ver cuál de los dos presidios era más cruel, no obstante superó esta etapa y triunfó.

No busco hacer aquí una apología de la vida de Juan Gabriel, ni tampoco postularlo a ser santo, esto más bien les corresponde a los medios masivos televisivos e impresos que viven de ello, sin embargo nadie puede negar que a pesar de que el ídolo mexicano antes de triunfar tenía un horizonte poco prometedor y un camino sinuoso para conseguirlo, aun así alcanzó el éxito, cosa que todo el mundo desea, pero que pocos están dispuestos a pagar el precio del esfuerzo, la dedicación, el empeño, el enfrentamiento y hasta la tragedia, sacrificios necesarios a veces para obtenerlo. Son varias cosas las que le sucedieron, las cuales podrían romper interiormente a cualquiera, pero que en él no fueron motivos suficientes para anular sus sueños, mientras que para muchos son los PRETEXTOS IDEALES para detener su desarrollo personal.

Por otra parte me pregunto Lector/a, y te pregunto también: Si a Juan Gabriel lo hubiese protegido su madre, si hubiese tenido un padre tolerante y sus hermanos no lo hubieran despreciado originando así su alejamiento, entonces… ¿habríamos conocido al cantante y compositor exitoso que fue?. Yo no lo sé, pero lo que sí tengo claro es que lo que vive cada quien, sea bueno, regular o malo, finalmente lo llevará hasta el lugar que le corresponde, aquel que en sus sueños prevaleció. 

Juan Gabriel ya dejó este mundo y su obra artística, social y su vida ahí están. Pero lo que importa ahora no es tanto el que se va, sino los que se quedan, sobre todo tú joven lector/a estudiante que apenas estás iniciando tu vida, porque si Juan Gabriel con todos sus problemas pudo salir adelante y alcanzar el éxito en lo que anhelaba entonces tú también puedes lograr lo que te propongas. La enseñanza que nos deja el ídolo mexicano, además de sus canciones de las cuales una por lo menos es considerada como un himno por la sociedad, me refiero a: Amor Eterno, es que en el fondo no hay obstáculos insuperables, ni tragedias que te detengan cuando de verdad deseas algo en tu vida.

logoPHOTOSHOPnegro


Acciones

Information

4 responses

8 09 2016
YAMILET GARCÍA

mil gracias por estas anécdotas, están preciosa la reflexión y si es verdad solo buscamos pretextos, cuando debemos luchar por lo que queremos. muchos saludos

4 09 2016
octavio goicochea vertiz

estoy de acuerdo con ud. ingeniero hay q rescatar lo bueno

4 09 2016
JOSE LUIS CAÑON ZABALETA

muchas felicitaciones por ese escrito muy bien.

4 09 2016
Cesar Augusto

Excelente nota ingeniero, gracias por compartir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: