Lo que venga después te será más fácil.

20 07 2016

Joven estudiante te comparto una breve historia que leí hace tiempo, te la cuento a mi manera.

Un millonario excéntrico (como casi todos), invitó a una fiesta a varios de sus conocidos, gente de menor posición a él en la escala de la riqueza material, en la que regalaría una de sus preciosas mansiones con todo su contenido: muebles finos, autos de lujo, etc., ubicada en un lugar especial frente al mar, todo sería para el que ganara una competencia que había planeado.

cocodrilosLlegado el día de la reunión, el millonario colocó a sus invitados alrededor de una alberca llena de cocodrilos hambrientos y les dijo:

“el que cruce la alberca nadando será dueño de la mansión, aquí están las llaves, mis asistentes se encargarán de la entrega formal”.

Silencio total, solo interrumpido por el chapoteo de las colas de los cocodrilos que se deslizaban de un lado a otro de la alberca esperando “su comida”. Nadie se atrevía a saltar. Algunos pensaron, este tipo está loco, si apenas hay espacio para nadar entre tantos animales peligrosos, qué tonto querría lanzarse…

De pronto: ¡hombre al agua!…

Ruidos, golpes, gritos, una persona luchaba por su vida entre los cocodrilos. Nadie se movió de su lugar, todos observando la escena a la expectativa de lo que pudiera ocurrir. El hombre buscaba desesperadamente salir de ahí, a veces encima de los cocodrilos, otras abajo, golpeándolos, pateándolos, esquivando sus mordidas, nadando hacia fuera de la alberca.

Por fin, con las ropas desgarradas, herido y sangrando, increíblemente el hombre salió de la alberca. Asombrados por la hazaña todo el mundo corrió a felicitar al héroe de la sobrevivencia. Abrazos y besos de algunos, mientras otros mostraban expresiones de incredulidad en sus rostros, se preguntaban cómo diablos había salido vivo de tal evento.

El excéntrico millonario también se acercó al protagonista del momento y le dijo:

-Lo prometido es deuda amigo, -y agregó- jamás pensé que alguien pudiera sobrevivir al ataque de estos animales primitivos. Aquí están las llaves de la mansión, es tuya por tu valentía.

Para mayor asombro de todos el hombre contestó al millonario:

-Gracias pero no quiero tu mansión, ni nada de lo que hay en ella, vivo bien, no la necesito.

-Pero… ¿Y entonces…? ¿por qué lanzarte al agua arriesgándote a morir devorado por los cocodrilos?… -Cuestionó el millonario sumamente confundido.

-Y quién te dijo que fue así… -respondió el hombre, -lo que quisiera saber es quién fue el *&$#”&%$/ que me empujó al agua.

Conclusiones:

A veces, para saber cuáles son nuestras fortalezas y todo el potencial que llevamos dentro, es necesario que alguien nos dé un empujón para sacarlo. 

Por otra parte…

No es necesario que nadie te empuje, puedes hacerlo: ¡tú mismo!.

Y también… 

¿Cómo saber cuáles son tus potencialidades si nunca te arriesgas a nada, si nunca emprendes cosas grandes en lo positivo?. Para saber lo que llevas dentro y que no tenías idea de ello, en ocasiones tendrás que jugarte el todo por el todo. Es verdad que hay cosas a las que más vale no apostarles, ni arriesgar nada, pero cuando se trata de tu futuro, de tus sueños y de algo que realmente valga la pena tienes que hacerlo para ver hasta dónde puedes llegar.

Una vez dado el paso y conseguido aquello que querías, verás que otras cosas se vuelven más sencillas de obtener. 

logo blanco


Acciones

Information

3 responses

24 09 2016
fricardoac

Reblogueó esto en Aula Virtualy comentado:
Una excelente reflexión, Arriésgate para alcanzar tus anhelos y saber de qué eres capaz, no te quedes estancado.

21 08 2016
Aurora Cima

Gracias por compartir, aveces es difícil explicar a los jóvenes, y con esta reflexión nos ejemplifica muy bien..

20 07 2016
claudio hernandez aguilar

muy buena reflexión, felicidades por estos artículos… si es cierto a veces nos encontramos con situaciones similares en nuestro diario devenir en nuestro que hacer… muy acertado gracias…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: