Una Reflexión Para Ti Joven Maestro, en este mes de mayo.

1 05 2016

Si eres profesor de reciente ingreso al sistema educativo -o estás por ingresar a él-, permíteme darte la más cordial bienvenida, felicitarte, y decirte también que acabas de asumir -estés consciente o no- la más importante función laboral que existe en la sociedad: el servicio educativo. Quehaceres que determinan el progreso social los hay de distinta índole, y todos tienen importancia, pero el que hoy asumes está por encima, muy por encima de los demás.

MaestroCuando se habla de educación se habla de valores en los jóvenes y en general en los miembros de una sociedad civilizada, se habla de justicia y su aplicación correcta en todos los integrantes de una nación, se habla de honestidad en la administración pública de un país, pueblo o estado, se habla de sensibilidad tanto en la gente como en los políticos y en todo aquel que ostenta una posición de poder, y también se habla de su carencia en los que corrompen, depredan y ensucian espacios vitales para todos; se habla de madurez, se habla de cultura, se habla de economía, se habla de conocimientos científicos y tecnológicos en todas las áreas del saber humano, se habla de producción y progreso, se habla del bien común, etc. La educación está en todo aquello que forma la esencia y la conciencia de un individuo, así como de la sociedad en su conjunto.

Al sistema educativo se llega por necesidad de trabajo, por accidente, o por convicción, ojalá que haya sido esto último lo que te trajo aquí. Como sea, tienes un tiempo para hacer las cosas, mismo que se agota pronto, te lo dice alguien que está por concluir su ciclo en el sistema, al que le parece que todo sucedió muy rápido.

Sin mayores preámbulos te invito a la siguiente reflexión.

1. Es tu historia como profesor la que escribirás a partir de hoy en la escuela, pero es también la de los jóvenes, niños o adultos, que coincidirán contigo en este lugar (¿por casualidad acaso?, no lo creo), a quienes influirás para bien o para mal, de ti dependerá. Entonces… deja tu pasado, da vuelta con decisión a la última página del libro de tu vida, porque ahora sí, escribirás en serio. 

2. Si piensas, o peor aún, buscas hacer dinero de/o en la escuela, mejor retírate de ella. Ser maestro no es un “negocio” que deje muchas utilidades materiales, pues ni siquiera los excelentes profesores terminan su función siendo ricos. Si desempeñas bien tu quehacer, y te va bien escalando posiciones o plazas, vivirás el resto de tus días con cierta “dignidad económica”, no obstante muchas veces sufrirás privaciones, sobre todo al inicio de tu vida laboral. Por otra parte, el considerar a la escuela como un mercado en el que se puede comerciar con cualquier cosa para sacar dinero, algo prohibido por cierto, es pervertir su noble fin, y las perversiones por lo general no terminan en nada bueno para nadie. 

3. Si ves a la escuela como el lugar en donde se consigue un modesto empleo, común como cualquier otro, y no tienes mayores aspiraciones en la vida más que vegetar o vivir la rutina de un parásito, si tienes algo de vergüenza mejor aléjate de aquí, pues lo único que conseguirás es sufrir la burla a tus espaldas tanto de tus pares, como de tus alumnos. 

4. Un buen maestro es como un escultor que convierte un puño de barro en una obra de arte. Pero el barro no habla, al manipularlo solo presenta la resistencia propia de su masa, en cambio tus alumnos te cuestionarán, te preguntarán, te discutirán y presentarán una mayor tenacidad a modificar su actuar, y no obstante tienes que moldearlos. ¿Comprendes la dimensión de tu quehacer?. Más allá de lo anterior, no se trata de llegar a la figura que tú quieras, sino a la que tus alumnos elijan cada uno para sí, pero bien hecha. 

5. Tus palabras -buenas o malas-, son semillas lanzadas al viento. Algunas caerán en tierra fértil y germinarán, otras volarán y quién sabe en donde caerán, y otras quedarán en el olvido. Cuando las digas otórgales mayor peso con la autoridad moral que da el ejemplo. Ser maestro no es sólo un compromiso de servicio, es un compromiso de vida. 

6. El mejor maestro lo es porque fascina a sus alumnos. Tal fascinación depende tanto de lo visible, como de lo que no se ve en él pero que se percibe al escucharlo. Si consigues potencializar en ti tres cosas: forma, pensamiento y expresión, apoyándote en distintos medios para tus discursos o exposiciones temáticas, seguro motivarás al que te ve y escucha. La enseñanza que le otorgas a un alumno para que domine un tema, carrera u oficio, se apoya en técnicas y tiene un gran valor, pero la que le brindas para que además de lo anterior controle su vida y su destino, es un arte y no tiene precio.

7. No puede enseñarse bien lo que se conoce a medias. Antes de pisar un aula, o el lugar en el que celebrarás el hecho educativo, primero debes conocer a profundidad el tema que trabajarás con tus alumnos y haber encontrado la forma más sencilla de explicarlo, eso te dará seguridad y abonará en algo para dominar tus miedos, si los tienes. Por otra parte, lo peor no es desconocer un tema, pues a todos alguna vez nos sucedió, lo verdaderamente grave, fatal por donde se vea, es que sabiéndote ignorante en algo, no hagas nada por remediarlo. Dominio de tema, dominio de grupo, dominio de sí, y un gramo de conciencia, son los ingredientes principales que utilizarás en el proceso de enseñanza-aprendizaje, si falta uno de ellos en tu práctica docente, cualquiera, tu quehacer está destinado al fracaso.

8. Independientemente del modelo de educación inmerso en tu práctica docente, sea tradicional, por competencias, o la que esté de moda, entiende que la inteligencia de un estudiante no se mide en un pedazo de papel, o en una pantalla digital, o en el medio que sea. Si quieres saber un poco de ella -y solo un poco- tienes que medir muchas cosas en él, no obstante nunca dejará de ser limitado tu conocimiento acerca de la misma. Quizá más adelante veas con sorpresa que aquel estudiante que a pesar de tus esfuerzos jamás sobresalió en tu clase, o incluso en tu escuela, después consiguió destacar en la vida. Por eso nunca iguales a tus alumnos, aunque les apliques a todos la misma evaluación, porque cada uno vive su propia realidad y responde de manera distinta a tu enseñanza. En materia educativa las recetas de cocina no siempre producen el mismo pastel.

9. Lo esencial, lo verdaderamente importante en la educación escolar está en las aulas, porque ahí, dentro de ese recinto es donde los jóvenes se apropian del conocimiento y se crea conciencia. Lo demás que atañe al quehacer de un profesor es secundario o meramente accesorio. Sin embargo, para educar puedes ir más allá del ámbito escolar, pues la educación se celebra en cualquier lugar en el que coinciden física o virtualmente dos sujetos: el que quiere aprender algo y el que lo sabe y está dispuesto a enseñarlo.

10. No busques justificar en los demás tu ineptitud. Es un hecho que la educación integral de tus alumnos no depende exclusivamente de ti, hay más involucrados con papeles quizá más relevantes que el tuyo, pero tú tienes que hacer tu mayor esfuerzo por conseguirla, independientemente de lo que hagan -o dejen de hacer- los demás. Es fácil dejarse llevar por la corriente de la apatía, como igual lo es caminar por la vida sin pena ni gloria, sin dejar huella de tu paso por la escuela.

11. Si sabes una cosa, si tienes conocimientos que puedes compartir con los demás, sean tus alumnos o no, ¡hazlo!, dentro o fuera de la escuela, no importa, ¡entrégalos!. ¡Jamás olvides que eres MAESTRO!. Agarra tu egoísmo atesorante de lo poco que sabes y la fulgurante vanidad del que siente que lo sabe todo, llévalos a tu boca y ¡trágalos!. De poco sirve a los estudiantes, al sistema educativo, a la sociedad y al mundo, un maestro miserable que deja pudrir sus conocimientos en él en lugar de regalarlos al que los necesita, quizá solo serviría como la prueba palpable de la mezquindad humana del que hace exactamente lo contrario a lo que tiene por misión.

Finalmente…

12. Si actúas bien en tu encomienda educativa tal vez obtendrás el merecido reconocimiento, ojalá, pero a veces la sociedad es injusta y no otorga en su momento: ‘honor a quien honor merece’. Sin embargo, al final de cuentas no debe importarte lo anterior, pues bastaría con que pasado un tiempo quienes fueron tus alumnos te encontraran en cualquier lugar y alguno de ellos te dijera que en la escuela fuiste su mejor maestro y que gracias a ti se generó un cambio en él. Ese simple acto por sí mismo pagará por todo aquello que le faltó a la sociedad reconocerte, te darás cuenta entonces de que lo hiciste bien, y de que valió la pena tu esfuerzo. 

Bienvenido Maestro… puedes escribir tu historia como tal perteneciendo a lo ordinario, pero también hoy tienes la oportunidad de trascender al mundo, si así lo decides.

Sinceramente
I. Guerrero Z.

logoWPnegro


Acciones

Information

4 responses

8 05 2016
Felipe Albarran

PROYECTO

A. CONCREAR EL COLEGIO NACIONAL DEL MAGISTERIO DE EDUCACION BASICA, NMS Y SUPERIOR. FORMALIZA LOS PERITOS EN LAS AREAS COMPETENCIAS PARA LOS JUICIOS ADMINISTRATIVOS, PENALES O CIVILES, A FALTA DE LAS JUNTAS DE CONCILIACION Y ARBITRAJE(CANCELADAS EN MAYO 2016). SE REGISTRA BAJO ART. 5 CONSTITUCIONAL.
B. CONCREAR ESTATUTOS DEL SNTE(1,2,4, SIC): LA UNION NACIONAL DE DELEGACIONES SINDICALES DEL NMS DE EDUCACION(VER UNDESINTEC-SNTE). AL CASO CONFEDERACION O FEDERACION PARA ALIANZAS CON TODOS LOS NIVELES FEDERALES, ESTATALES EDUCATIVOS PUBLICOS Y PRIVADOS. SE REGISTRA ANTE NOTARIO, EN CADA SEDE ESTATAL Y 4 COORDINADORAS REGIONALES(NORTE, SUR, ORIENTE Y OCCIDENTE).
C. SE FORMALIZAN AMPAROS BAJO ART. 14 CONSTITUCIONAL.
D. SE MANDAN(Organo Superior de la Fedearación-camara legislativa) IGUALDAD ANTE A LAS LEYES PARA QUE CONCURSEN(SEPTIEMBRE-NOVIEMBRE 2016) Y/O CAPACITEN EN LA EVALUACION: 2do grupo: TODA LA RAMA EN TODOS(DESDE EL SRIO.) LOS NIVELES Y DEPENDENCIAS PUBLICAS( y de dependencia privada: dueños de escuelas)DE LA S.E.P.
E. Mandato Art. 39. LA DEFENSA DE LA SOBERANIA EDUCATIVA. 2016 AL 2018.ES UN CICLO DESDE 1950: ferrocarriles, médicos, maestros y regresa 2011: electrisistas, petroleo, maestros, médicos(sector), cancela jubilación…

2 05 2016
Isaura

Wow excelente para reflexionar en lo que estamos haciendo. Muchas gracias.
……………..

Hola Isaura…
Gracias por comentar, y bueno… es con la intención de llevar a la reflexión (aunque sea un poco) a los colegas que se están incorporando al quehacer docente, el cual hay gente que piensa -equivocadamente- que es algo sencillo de hacer.
Saludos cordiales.
Ing. I. Guerrero Z.

1 05 2016
octavio goicochea vertiz

muy interesanteese encomio para el maestro gracias

1 05 2016
Felipe Albarran

P.D. Permite mto. de nuevo ingreso o idóneo desde ahora exige tu remuneración, hay tantos reclamos a CNSPD por la plaza o estímulo ganados, y no llega el pago prometido. Es una historia que se recicla(*) en el Nivel Medio Superior desde su creación prácticamente. Observarás el compadrazgo, amiguísimo y nepotismo, que están contratados aun sin ser idóneos, así es, entonces no te calles, es un virus que muto(*) con mas virulencia en derechos laborales y nulidad sindical(retroceso a los años 50). NO TE CALLES, de nada sirve, es hoy, actúa.
………………

Ja! Buen punto Colega Felipe…. Lo que señalas me parece bien siempre que se busque el EQUILIBRIO, (cabe en el punto 5 del post, pues si los maestros no predicamos con el ejemplo, cayendo en el absurdo cuando les decimos a los jóvenes que defiendan sus derechos mientras dejamos que pisoteen los nuestros, eso por supuesto que nos restaría autoridad moral).
Coincido con tu comentario en el sentido de que tal como están las cosas actualmente, el profesor también tendría que cuidar otros asuntos que legalmente le correspondería cuidarlos al SNTE (que entre sus fines “no declarados” también está el de evitar que el profesor descuide su quehacer, defendiéndolo de arbitrariedades), quiero decir con lo anterior que el profesor debe ser además de un buen maestro, un revolucionario (entendida la revolución como un movimiento que busca un fin positivo), porque eso también enseña a los jóvenes, pero como en todo, siempre habrá que cuidar el EQUILIBRIO, no descuidar la cátedra, revisándola, perfeccionándola, porque finalmente para eso fue contratado.
Saludos.
Ing. I. Guerrero Z.
P.D. Quizá más adelante escriba un post con todo aquello que el profesor de nuevo ingreso se encontrará, que es lo que he visto a lo largo de mi estancia laboral y lo que sé de buena fuente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: