Modificando enfoques en los problemas de matemáticas.

26 04 2016

razonandoQuienes impartimos asignaturas de matemáticas en los diferentes grados y especialidades, conocemos las dificultades que presentan estas en su aprendizaje. Poco atraen a nuestros alumnos, los cuales sólo cumplen con las tareas escolares impuestas a lo largo del curso pensando en obtener una calificación aprobatoria que les salve el semestre. Estudian para “pasar” la materia, no para aprender, esa es la verdad.

Sin embargo esta vez no será el escaso interés de los jóvenes por las matemáticas lo que analizaré aquí, esta vez quiero PROPONER una alternativa que además de abonar en la solución del problema, favorezca un posible cambio de mentalidad en los estudiantes. Ojalá que este escrito sea reforzado -o criticado- con opiniones de colegas docentes del área en cuestión y del resto que atienden asignaturas diferentes, ya que lo propuesto a continuación es aplicable en cualquier materia. Es algo sencillo de hacer pero que a fuerza de repetición tendría que repercutir en la manera de pensar y de actuar de los jóvenes, ¿cuánto? no lo sé.

Analiza los siguientes planteamientos para el mismo problema de Estadística básica.

-o-

Planteamiento 1. Calcula el promedio de los siguientes números.

14; 16; 10; 10; 15

Solución. 

Promedio = (14+16+10+10+15)/5 = 65/5 = 13

-o-

Planteamiento 2. Una empresa dedicada a la venta de pizzas tiene 5 trabajadores para entrega del producto a domicilio, los cuales un domingo entregaron las siguientes cantidades de pizzas.

14; 16; 10; 10; 15

Determina el promedio de ventas de ese día.

Solución. 

Promedio = (14+16+10+10+15)/5 = 65/5 = 13

El Promedio de ventas del día fue de: 13 Pizzas.

-o-

Antes de continuar te pregunto Lector/a: ¿Notas algo extraño en los planteamientos anteriores?.

Supongo que coincidiremos. Por supuesto que no hay nada raro en lo anterior, son planteamientos “normales”. Esta forma de hacerlo es la clásica, la común, la que todos conocemos y con la cual nos enseñaron matemáticas nuestros profesores de antaño. También es la que está asentada en los libros que tratan acerca de temas de matemáticas.

Pero… y si lo hiciéramos de la siguiente manera:

Planteamiento 3. Eres dueño de una empresa dedicada a la venta de pizzas y tienes 5 trabajadores para entrega de tu producto a domicilio, los cuales un domingo entregaron las siguientes cantidades de pizzas.

14; 16; 10; 10; 15

Determina el promedio de ventas que tuviste ese día.

Solución.

Promedio = (14+16+10+10+15)/5 = 65/5 = 13

Tuviste un promedio de ventas en ese día de: 13 Pizzas.

-o-

Te pregunto colega docente, ¿es igual plantearlo de una u otra forma?.

Me refiero estrictamente a la formulación del problema. ¿Generará el mismo interés en el estudiante y al final le resultará igual mentalmente?.

Para un docente puede resultar igual hacerlo de una u otra forma, pero para el alumno es diferente. En el segundo planteamiento está implícita la idea de resolver el problema para alguien, el dueño de la empresa, en el tercero el estudiante lo resuelve para sí al considerarse dueño de la misma.

Hacerlo de la primera o de la segunda forma es lo tradicional, es un planteamiento completamente impersonal, lejano, menos ‘involucrante’ y poco atractivo para los jóvenes. Hacerlo de la tercera forma genera mayor disposición en los estudiantes. Por supuesto que algunos alumnos, los que van mejor en sus estudios, trabajan igual con cualquier esquema, pero son pocos, son los que siempre sacan diez de calificación, mientras que a la gran mayoría que no se sienten atraídos por las matemáticas sucede que modificando un poco la manera de plantearles los ejercicios se consigue mayor interés en ellos. La idea es involucrar al alumno en el enunciado, acercando así los problemas a él, a su vivir, ‘conflictuarlo’, y con ello encender la chispa, ser el detonador que lo motive en esta y en cualquier área de estudio.

La misma idea puede aplicarse en cualquier materia, solo se requiere que el docente formule en base a su experiencia los enunciados adecuados al tema y a la materia que imparte, proyectando así al alumno hacia otros niveles, enseñándole a resolver problemas pensando en él como eje y centro de los mismos.

Por otra parte, los libros de matemáticas ya están hechos y bastaría con que los profesores modificáramos un poco los planteamientos de los problemas que incluyen, a la hora de exponer una clase, o mejor aún, que cada docente diseñara sus propios problemas de matemáticas bajo el enfoque propuesto. Claro, significará trabajo adicional, pero vale la pena el esfuerzo, si todos asumimos esta estrategia seguramente los resultados a futuro para nuestros jóvenes alumnos serán positivos. Abandonemos ya esa dinámica que abona a la sociedad de clases al plantear problemas en los cuales permea la idea del asalariado, del que trabaja para otro, misma que conviene a los grupos de poder económico dominantes, y remplacémosla por la descrita. Al final de cuentas si el alumno no consiguiera cambiar su mentalidad y continuara con la mecánica laboral tradicional igual le serviría lo que hubiese aprendido.

Colega maestro, desde hoy puedes empezar con este enfoque, no necesitas hacer un libro, puedes trabajar en ello sobre la marcha. Tampoco requieres esperar a que nadie te lo autorice, hazlo por los jóvenes que tienes frente a ti, por despertar su interés y proyectarlos hacia su futuro inmediato, que al final de cuentas también es el tuyo.

logo blanco


Acciones

Information

3 responses

28 04 2016
Randy J.. Rabadan

Totalmente de acuerdo, la reforma (RIEMS) lo llama “pertinencia”.

Saludos.

26 04 2016
mibervaz

¡Hola Apreciable Colega!. Lo que planteas corresponde al aprendizaje significativo, es decir que el alumno se percate que el conocimiento realmente le va a ser de utilidad ahora y en el futuro. Nosotros los docentes debemos adaptar los ejercicios al contexto. Te cuento lo que una vez me sucedió; recién un servidor había concluido el bachillerato y empecé a trabajar en el centro de convenciones en Acapulco, en la oficina de recursos humanos, un día los directivos les organizaron un evento a las secretarias para celebrar su día. Al siguiente día llegué muy orondo a la oficina, ya me esperaba mi jefa, quien en cuanto me vió me dijo: tenemos que calificar el evento de ayer, el director quiere saber lo más pronto posible cómo percibieron las secretarias el evento de ayer.

Así que ahí estoy preguntándome cómo hacerle, y que me acuerdo de las clases de estadística, y lo primero que hice fue diseñar un cuestionario, el cual según los canones debía aplicarlo al 20% de las secretarias, luego aplicarlo y enseguida procesar los datos. ¡Cómo me saco de apuros esas clases de estadística en ese momento!. Recibe un cordial saludo desde Zihuatanejo, Gro., lugar de maravillas y mujeres bellas.

Atentamente
Miguel Bernal Vázquez.
…………….

Hola Apreciabilísimo colega…

Entiendo que el Aprendizaje Significativo es una forma de conexión de lo nuevo con lo que ya se sabe, dicho de otra manera, cuando el estudiante “conecta” dos “venas”, una que ya tenía, con otra nueva que le llega de algún lado, es cuando éste sucede. La conexión puede darse de diferente manera. No obstante, lo que veo colega, es que se continúa con la misma estrategia en educación y en particular en matemáticas, se siguen “conectando las venas” de la manera tradicional, y ese es el problema que hay que resolver. Yo apuesto porque los profesores de matemáticas hagamos lo sencillo que propongo aquí, es simplemente cambiar la manera de decirle al alumno los problemas, es meterlo en ellos, en sus enunciados.

En otras cosas, ojalá la vida me permita estar de nuevo en tu tierra, pasé por ahí con mi familia hace varios años y nos gustó a todos.

Te envío cordiales saludos.

Ing. I. Guerrero Z.

26 04 2016
Luis Fernando

Ingeniero Guerrero… estoy de acuerdo con sus pensamientos, sería un gran avance para involucrar a los estudiantes a que vivan las matemáticas, que estos conocimientos sean una herramienta para la vida cotidiana, pero que pasa si ni el docente sabe de lo que habla y solo copia mecánicamente de un libro? por solo cumplir con el trabajo y el alumno por tener un certificado de x ó z título. Es cambiar la mentalidad y que desde niños se nos inculcara el qué, por qué y para qué de las cosas (pero sabemos por dónde van los tiros con el sistema educativo, “para que les enseñamos a crear y para que les decimos que todo se puede inventar, si lo que requerimos son más burros que tiren de nuestras carretas”). Considero que esto de la elevación de la conciencia matemática es tarea de cada uno de nosotros y es consejo de boca a oreja.
Saludos Ingeniero Guerrero y gracias por compartir sus conocimientos y pensamientos.
Luis Fernando.
…………………..

Hola Luis Fernando…
Muchas gracias por comentar. Completamente de acuerdo con lo expresado.
Un abrazo cordial.
Ing. I. Guerrero Z.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: