La influencia de líderes negativos al interior del aula…

24 09 2014

… O el atraso de la evolución de un grupo escolar por la influencia de alumnos desorientados.

Cada persona es una entidad, y cada entidad tiene una forma particular de percibir el mundo. Refiriéndome exclusivamente al ámbito escolar, dentro de cada salón de clases al estar varias personas reunidas en él existen entonces múltiples entidades y por lo tanto distintas formas de percibir al mundo y de actuar. Una entidad es el profesor, otras lo son cada uno de los alumnos del habitáculo, pero además hay otra entidad que conforman estos últimos, a veces desconocida o a veces ignorada, pero que influye notoriamente en los profesores, me refiero a la entidad grupal. Inmaterial, intangible, absolutamente etérea, así es la entidad grupal.

NEGATIVIDADParece lo mismo pero una cosa es la interacción del profesor con un alumno, es decir la comunicación entre dos entidades personales, y otra distinta es el trato del profesor con el grupo, o sea el diálogo de la entidad personal con la entidad grupal. Para los que estamos en docencia suele suceder que a nivel personal podamos entendernos bien con cada uno de los integrantes de un grupo, pero que a su interior, estando reunidos todos los alumnos no consigamos la misma relación armoniosa.

Lo bueno y lo “menos bueno” siempre están en todo lugar y la escuela no es la excepción pues en ella, según el juicio popular hay maestros buenos, regulares y malos, igual que, según decimos los profesores, hay grupos/alumnos buenos, regulares y desorientados. En lo personal los he tenido de todo tipo, y he visto que con los grupos excelentes, cuando los jóvenes conforman una entidad grupal positiva puedo avanzar más rápido en los contenidos de una asignatura, caso contrario con una entidad grupal desorientada el tiempo se me va en mantener a los jóvenes más o menos ordenados, sacrificando así, contenidos, profundidad y extensión de los temas. Lo ideal es que en las escuelas existan sólo entidades grupales positivas pero lo REAL dista de lo anterior.

El más reciente informe TALIS de la OCDE (TALIS. Teaching and Learning International Survey, Encuesta Internacional sobre Enseñanza y Aprendizaje. OCDE. Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) señala: “…es interesante destacar que uno de cada cuatro profesores en la mayoría de los países señala que pierde al menos un 30 % del tiempo que dedica a la enseñanza por el comportamiento perturbador de los alumnos o por tareas administrativas.”.

A nivel básico, escuelas primarias y secundarias, es verdad lo que señala TALIS, pero a nivel bachillerato la encuesta se queda corta. Y es que, una de las cosas que determinan el “comportamiento perturbador de los alumnos” es el número de integrantes del grupo en el que están, el cual responde a una regla simple: a mayor número de alumnos al interior del aula es más complicado su control para el profesor, y ya sabemos que en el Nivel Medio Superior el número de alumnos a educar es mayor que en el nivel básico, lo cual por supuesto plantea una incongruencia en el sistema educativo.

Así pues, surge la siguiente pregunta… ¿Hacia dónde debe dirigir sus esfuerzos el profesor?, ¿hacia los jóvenes que quieren aprender? o ¿hacia los alumnos con comportamiento perturbador?.

¿Hacia todos? Es lo ideal, pero el tiempo no es mucho para ver los temas que incluye una materia y además brindar atención personalizada a alumnos perturbadores. ¿Implementar reglas al interior del grupo? Esta y otras acciones forman parte del repertorio docente para conseguir disciplinar a sus alumnos, pero igual los líderes negativos se las saltan todas. ¿Canalizar a los jóvenes desordenados al Departamento de Orientación Educativa o al Cuerpo de Psicología?. Desafortunadamente estos cuerpos jamás han tenido la atención debida en su profesionalización por parte de los mandos oficiales superiores de la educación pública del país. ¿Reportar a los jóvenes desordenados directamente a la Dirección de la Escuela?. Actualmente los directivos de las escuelas prefieren no meterse en problemas, ya sea por temor a los mismos jóvenes -por la agresividad que muestran algunos-, o a sus padres. ¿Llamar a los padres de familia?. La mayoría de los líderes negativos al interior del aula, o bien tienen padres sobreprotectores, o ni siquiera sus padres pueden controlarlos.

Así las cosas en el Nivel Medio Superior…

Pero… ¿por qué se forman entidades grupales negativas?

La respuesta está en los líderes. Una razón es porque al interior de los grupos existen líderes negativos, los cuales captan la atención de los demás, distrayéndolos. El problema es que cada joven que actúa mal dentro del aula rompe el esquema de la clase, altera el proyecto diario del profesor y al hacerlo limita el aprendizaje de los demás. Esto último es lo grave, pues pudiendo el profesor avanzar con el grupo, los líderes negativos ralentizan el proceso educativo, disminuyendo así el nivel de conocimientos de los demás, y esto último es lo verdaderamente grave.

La política nacional actual en materia educativa es la de mantener a TODOS los jóvenes -a como dé lugar- dentro de las escuelas. Es bueno que así sea, que bueno que exista la intención de quitarles tentaciones negativas a los muchachos manteniéndolos en las escuelas, pero cuando no se tiene la infraestructura material y humana necesaria para hacerlo, repercute seriamente en el avance de los contenidos desarrollados por el profesor, pues al interior de los grupos se cuelan jóvenes que originan cambios en la dirección de la entidad grupal, cambios que dan al traste con la educación de los que sí quieren superarse. Lo ideal es actuar a favor de TODOS los jóvenes, pues aunque de manera distinta todos necesitan apoyo, no obstante dado el elevado número de alumnos que debe atender el profesor éste no está en condiciones de brindar continuamente atención personalizada a los jóvenes que presentan una problemática particular extrema, salvo el caso de correctivos disciplinarios impuestos para mantenerlos medianamente bajo control.

En educación existe una ecuación que implica dos variables: cantidad de alumnos y calidad de la educación que reciben, esta expresión es inversamente proporcional al interior del aula. A mayor cantidad de alumnos es menor la calidad de los conocimientos que reciben. Caso contrario a menor número de alumnos mayor es el grado de conocimientos que se les pueden dar, así pues, qué importaría más… ¿la cantidad de alumnos de la escuela o la calidad de conocimientos que reciben?.

Si se pretenden ambas cosas, cantidad y calidad, algo sobre lo que debe actuarse en las escuelas es en la influencia perniciosa que ejercen los líderes negativos.

Soluciones posibles…

La mejor solución es reforzar el ámbito de la orientación educativa, crear nuevas oficinas de orientación psicológica o psicopedagógica dentro de las escuelas, o bien reforzar las ya existentes, llevándolas al ámbito de la terapia familiar inclusive.

hacia dondeOtra solución es la de “desterrar” de los grupos a toda aquella entidad personal extrema incapaz de adaptarse al esquema de orden impuesto por la escuela o por el profesor. No obstante lo anterior va en contra de: las políticas actuales, de los derechos humanos e incluso del sentido común. En tales circunstancias podría hablarse quizás de una separación “a medias” si al sancionado se le proporcionaran los programas de estudio de las asignaturas del plan de estudios correspondiente, junto con los contenidos/temas desarrollados por el profesor acudiendo este a la escuela sólo a recibir asesorías, educación semiescolarizada por así decirlo.

Otra solución es la realización de dos tipos de evaluaciones por parte del profesor, una por alumno y otra por grupo, y al final de cada periodo promediar ambos resultados. Al hacerlo así se buscaría que la entidad grupal se autorregule por sus propios integrantes para alcanzar mejores resultados.

Otra solución es la de introducir cámaras de video al interior del aula con el propósito de disuadir las acciones equivocadas de los alumnos problemáticos. Sin embargo, aunque está comprobado que los jóvenes actúan de manera distinta cuando saben que están siendo grabados, ésta solución causa desagrado en colegas docentes debido a que de alguna manera se vulnera su libertad de cátedra, ya que hay situaciones en la relación alumno-profesor que al interior de las aulas son perfectamente “normales”, mientras que al exterior de ellas, vistas por los padres de familia (o por la propia sociedad) se verían mal. En la relación del profesor con la entidad grupal sucede algo similar a las relaciones de otro tipo, por ejemplo en una relación marital hay formas de comunicación que solo las dos partes entienden.

Es necesario corregir el problema -por desgracia cada vez más creciente- del atraso que generan en los grupos los alumnos completamente desorientados, pues es injusto que el aprendizaje que muchos jóvenes desean se vea truncado por aquellos que no entienden que la escuela es una oportunidad de adquirir herramientas para la vida.

logo


Acciones

Information

12 responses

1 11 2015
Josué Bravo

UN GUSTO INGENIERO, ESTOY COMPLETAMENTE DE ACUERDO CON SU ARTÍCULO, LE COMPARTO UNA INICIATIVA QUE BUSCA MEJORAR LOS AMBIENTES ESCOLARES TRANSFORMANDO LÍDERES ESCOLARES NEGATIVOS EN POSITIVOS, le dejo los testimonios esperamos nos recomiende

5 10 2014
Grupo Envirmaster

Hola Ingeniero, sabedores de su compromiso con la Educación Media Superior, lo invitamos a que conozca nuestros cursos de capacitación para los aspirantes a plazas de EMS dentro del Concurso de Oposición del SPD, en envirmaster.com, ojalá y de resultarle interesante nos apoye con una nota.
Saludo afectuoso.
…………

Hola…
Revisaré la página y si encuentro que brinda apoyo a los futuros docentes ten por seguro que la recomendaré.
Saludos.
Ing. I. Guerrero Z.

2 10 2014
Roberto Valencia Valencia

buenos dias Ingeniero, saludos del cetis 155 preguntandole si sabe si habra retiros voluntarios para docentes y administrativos ya que existen muchos rumores sobre esta situacion
atentamente Ing. Roberto Valencia.
……………

Hola Ing. Roberto…
Colega, no hay nada hasta el momento, sólo especulaciones por supuesto.
Saludos.
Ing. I. Guerrero Z.

2 10 2014
Felipe Albarran

Ver S.H.C.P. En el mes de noviembre lanza la convocatoria para los empleados federales, retiro voluntario.

29 09 2014
maki58

Usualmente los jóvenes a quienes llama líderes negativos, tienen aspectos en su personalidad que son detectables fácilmente por los maestros con experiencia; esos aspectos pueden convertirse en las herramientas para modificar la conducta de ese líder y como consecuencia la del grupo. Curiosamente el peor grupo -a quienes recuerdo con un regusto de tristeza- que tuve, fue uno con 8 alumnos. Estos jóvenes no eran alborotadores, tampoco faltaban a la disciplina pero… simplemente no hacían ninguna tarea, ninguna actividad y era muy difícil establecer empatía con ellos. Dejé de impartirles clases cuando entraron a segundo semestre pues me jubilé. Así que por todos los años en los que impartí clases puedo decir que no existe peor grupo que aquel que deja transcurrir el tiempo y que a pesar de reportarlos, llamar a sus padres, planear estrategias de todo tipo simplemente no responden. Ese es para mí el peor grupo. Prefiero aquellos que burbujean de actividad, que son alborotadores, que comentan, que critican.
En cuanto al comentario del profesor Felipe Albarrán en cuanto a que entren con alimentos, celulares, permisos infinitos para ir al baño, eso lo solucionaba fácilmente pues al principio del ciclo escolar convocaba a una reunión con los padres de todos mis alumnos. En esa reunión -a la que pedía asistieran con sus hijos- establecía yo las reglas de conducta al interior de mi salón y les pedía a sus padres me firmaran un contrato en el que se comprometían a apoyar las estrategias que planeaba con vista a conseguir que sus hijos obtuvieran buenas notas. Entre ellas estaban temas como que debían asistir desayunados a clases, debían asignarles tareas domésticas a sus hijos por la tarde dejándoles tiempo suficiente para hacer sus tareas. Revisar sus horarios y las tareas correspondientes a las clases del otro día. En cuanto a los jóvenes, se comprometían a entregar sus tareas, a mantener limpia el aula, a participar en las actividades y muchas otras estrategias que me funcionaban muy bien.

Saludos.
…………….

Hola Maki… que gusto saludarte.
En DGETI la absoluta gran mayoría de grupos escolares son regulares, digamos “normales”, luego, por otro lado hay más grupos excelentes que desorientados. Igual que tú, y seguramente igual que todos los profesores, he tenido la fortuna de trabajar con los tres tipos de entidades.
Te cuento la anécdota que me llevó a reflexionar sobre el asunto en cuestión.
Resulta que adicional a los temas vistos en el submódulo de diseño de instalaciones eléctricas de la especialidad de electricidad (no figuraba en el programa de estudios correspondiente) de manera particular incluía visitas al centro de cómputo de la escuela para realizar el diseño de las instalaciones en AutoCAD. Lo hice durante tres años con grupos de la mencionada especialidad. Sucedió que una vez me asignaron un grupo de 45 alumnos, sumamente difícil con jóvenes semejantes a que los que mencionas a los cuales finalmente opté por no llevar al centro de cómputo (a todos) dado que advertía problemas (daños a las computadoras, desconfiguración de las mismas, pérdida de antenas para señal de internet, mouses, etc.) cosas que ya había experimentado anteriormente ocasionalmente con otros grupos pero que finalmente había podido resolver en su momento. Obvio, pude haber citado a los jóvenes interesados en el tema en otros momentos, incluso fuera de horario, pero me resultó complicado, en fin, lo único que pude hacer es explicarles en dos o tres sesiones, con laptop y cañón en mano, dentro del aula, cómo operaba el software para diseño, cosa que al final de cuentas no me dejó satisfecho.
Después me cuestioné… ¿Cómo es posible que lo desorientado de algunos haya ocasionado la detención del conocimiento para aquellos que si deseaban aprender?, o dicho de otra manera: ¿lo bueno detenido por lo malo?. Me parece que ahí hay una cuestión sumamente importante que atender en las escuelas pues ello está dando al traste con la buena educación, y como están las cosas actualmente en el país, perdón pero no veo que este problema se reduzca en el futuro, más bien pienso que crecerá.
Se puede reportar alumnos desorientados, se les puede canalizar a la oficina de orientación educativa y hasta con algún psicólogo, se puede platicar con los padres de familia, incluso la escuela los puede suspender por algunos días pero hay casos de jóvenes que definitivamente la escuela no es para ellos (por lo menos este tipo de escuelas), casos extremos que ocasionan que lo bueno de muchos jóvenes y el interés que tienen sus profesores de que aprendan, se ralentice, o incluso se anule pues ya sabemos que a nivel medio superior trabajamos con adolescentes, casi niños los primeros semestres, los cuales fácilmente se dejan llevar por aquellos que se ponen al tú por tú incluso agresivamente con sus profesores.
En fin, el tema da para mucho más…
Te envío un fuerte abrazo deseándote la estés pasando bien en tu reciente jubilación.
Ing. I. Guerrero Z.

14 10 2014
maki58

Sí, me parece que la ausencia de autoridad, tanto en el seno familiar como en el plano social está llegando a niveles muy graves. Los jóvenes son esponjas, aprenden muy rápido, lo muy malo es que aprenden mucho más con los ejemplos de vida que con las clases, programas de estudios, o conocimientos sistemáticos.
¿Que observan los jóvenes?.
Ven día a día, a todas horas programas televisivos en los que se enaltece el proceder irrespetuoso, ven programas cuasi-pornográficos cuando sus madres se sientan toda la tarde a observar sus telenovelas y todos los programas derivados de ellas. Ven en las noticias crímenes, acusaciones de corrupción, que eso no asombra a nadie, lo que realmente asombra y mal-educa, es que a esas personas acusadas NO LES PASA NADA. La corrupción, la impunidad, son cosa de todos los días en el mundo, no solo en México.
¿Cómo se puede formar el criterio juvenil, el juicio de valor, si todo a su alrededor no concuerda con lo que ALGUNOS maestros quieren que conozca?.
En su fuero interno, los jóvenes quieren poder ofrecer respeto a la autoridad, solo que no la encuentran.
Trabajé 36 años pues inicié en el trabajo a los 18 años y nunca en todos esos años recibí una muestra de falta de respeto de los muchachos. Las faltas de respeto fueron de los otros maestros. Esos que se iban a emborrachar con los alumnos, que se hicieron sus “cuates” para evitar que se alebrestaran. Que temían o no sabían cómo proyectar autoridad.
El tema de la autoridad es muy sencillo para algunos maestros, para otros simplemente no lo comprenden. No son capaces de comprender que la autoridad se inspira, que no por exigirla se nos otorgará. Así que ahí tenemos ¿cómo obtener el respeto no solo de los jóvenes sino de la comunidad?.
La reforma educativa puso a temblar a esos maestros que trabajan aún en el CBTA del cual me jubilé. Ahora sí se están afanando por procurar aprender todo lo que no aprendieron cuando las autoridades nos enviaban a cursos, diplomados, conferencias. ¿Cómo aprender en unos meses aquello que tenían que aprender en todos los años de docencia?, porque ese es otro problema, maestros que llegan con sus libritos del fin de siglo pasado sin entender que en 14 años la ciencia, la tecnología, el conocimiento todo se ha revolucionado.
Es muy complejo el tema. Pero estamos hablando de “esos” chicos que allborotan la clase e impiden aprender a los más tranquilos. Para mí era muy sencillo, les otorgaba responsabilidades. Les asignaba tareas especiales, les “pedía” ayuda. Porque esos cahones relajistas usualmente son chicos que ya aprendieron lo que se les desea mostrar, que por su cuenta ya lo investigaron y lo aplican en su día a día. Si se les solicita ayuda se convierten en magníficos chavos pues por ser relajistas nadie les ha confiado nunca nada.
Recuerdo una anécdota medio ruborosa: debía abordar el tema de las enfermedades venéreas en la clase de reproducción de biología, y se me ocurrió la peregrina idea de mostrar un preservativo y su utilización. Gran problema para mí pues en mi caso nunca vi que mi esposo utilizara uno. JAJAJAJJAJAJAJAJAJ, así que el más relajista de los chavos, el más desmadroso, se brindó a apoyarme en la clase, se consiguió una escoba y muy serio le mostró a la clase cómo se utiliza. Ofreció la explicación de evitar roturas, utilizar uno cada vez, etc., Gran clase ofreció ese chavo. Cambió mucho después porque en esa clase me enseñó que sí podía asumir un buen comportamiento. Logró egresar y estudiar una licenciatura.
Saludos Inge.
…………….

Hola Maki… que gusto saludarte.
Definitivamente es un tema muy amplio, tanto, como jóvenes desordenados hay en los grupos, cada uno -recuperable o no- con su particular forma de conducirse. En lo personal he tenido alumnos “relajientos” de todo tipo (porque hay categorías entre ellos), incluso los que de plano con ninguna estrategia cambian, a esos me refiero en el post, y son los que realmente me preocupan pues obstruyen con su actuar que lo bueno de otros se reduzca ya que por lo regular son agresivos y no permiten que los demás avancen mucho porque, lógico, se quedarían muy atrás, y como los demás les temen, pues… menudo problema tenemos todos.
Los profesores, igual, la mayoría prefieren no meterse en problemas, porque ya saben que en el menor de los casos la pagará el automóvil (rayones, llantas ponchadas, etc.), y en el peor existe la posibilidad cada vez mayor de las agresiones físicas.
Por otra parte, los profesores a los que te refieres difícilmente podrán aprender en tan poco tiempo lo que dejaron de aprender a lo largo de quizá décadas, y además, hasta cierto punto lo veo inútil, porque la intención de la reforma es echar para afuera (por muy crudo que sea) a todos los profesores de la “vieja guardia”, por ahí va el asunto de la reforma en términos reales, al hacerlo así, los que queden junto con los que ingresen serán más “manejables”.
En fin… veremos que sucede más adelante.
Un abrazo cordial Maki, y escribe más seguido por favor.
Ing. I. Guerrero Z.

27 09 2014
maestra angustiada

Buenas noches Ingeniero:
Antes que nada, disculpeme que no opine antes del artículo que expone, el cual leeré cuando me calme, porque seguramente está muy interesante como todo lo que llega a presentar en este blog. Pero la verdad es que en estos momentos necesito de su asesoría ya que siempre muestra objetividad en sus respuestas..,
Resulta que acaban de autorizarme una promoción docente, yo estaba muy feliz con el cambio de plaza y lo había aceptado de buena manera.
El hecho es que segun ellos me hablaron en la tarde a mi casa (obvio en mi tiempo libre) para avisarme que firmara mi nueva constancia de nombramiento y como no me encontraron segun ellos, pues tuvieron que falsificar mi firma y es que me dijeron que esa papelería debía irse ese día.
No se porque lo hicieron así, ellos tenían mi celular en el que simepre me pueden encontrar y ahora resulta que ya no lo tienen.
Mire Ingeniero, la verdad no me sentí bien con esto y aunque sería facil dejar las cosas así porque me favorecen con la nueva clave, la verdad no se que tipo de consecuencias haya para mí a la larga y todo por permitirles este acto. ¿Que consejo me puede dar?
Le agradeceré mucho su consejo.
Saludos.
………………

Hola maestra…
¡Uf! Este tipo de preguntas no me gustan porque ponen en la balanza lo correcto, lo justo, lo práctico, lo legal, lo ético, lo moral, lo real, lo conveniente, lo circunstancial y etc., etc., un montón de factores que no se me ocurren en este momento, y ya sabemos que en el diario vivir es prácticamente IMPOSIBLE que en una decisión se cumpla todo el abanico de factores anteriores, ya que a veces se decide por lo correcto que no necesariamente es lo más práctico, otras veces se decide por lo justo lo cual no necesariamente es lo moral y ético, y también sucede que a veces se decide por lo legal que no necesariamente es lo más equilibrado. Pero en fin pensando en que no hubo mala fe en el hecho que comenta trataré de ser lo más REALISTA posible en mi respuesta, aunque ello sea como “jugar al volibol con chayotes espinosos” ¡Uf!.
Maestra, como están las cosas en educación, más ahora en pleno inicio de la reforma, dudo que el hecho que plantea tenga consecuencias a futuro. Por supuesto que está mal, de eso ni duda cabe, el firmar por otro, aunque sea de buena fe, es una práctica que debe E-RRA-DI-CAR-SE de los planteles y SAN-CIO-NAR a quien lo hizo/hiciera (lo escribo en sílabas y con mayúsculas para que no quede ninguna duda de lo que pienso). No obstante, pensando en que a veces éste tipo de “trampas” se hacen solo para cubrir un trámite administrativo común que NO AFECTA NI AL BENEFICIADO NI A NINGÚN TERCERO, mayormente si el que debía firmar en principio estaba de acuerdo con dicho trámite, y que los términos en los que se realizó éste no cambiaron, y que por el contrario al no hacerlo quizá sí se habría perjudicado a otros (por ejemplo al resto de participantes en un corrimiento al detenerse éste) diría entonces que no hay de qué preocuparse, pues, reitero, como están las cosas actualmente en educación, la atención de todos los mandos oficiales está puesta más en las decisiones del INEE y en las posibles repercusiones que conlleven éstas en el país, que en cuestiones como la que plantea, y que por lo que menciona “la trae de cabeza”.
Ahora bien, si usted considera que hubo mala fe en el trámite, ya sea hacia su persona o hacia terceros, lo mejor es que denuncie el hecho en todas las instancias posibles y acuda al jurídico de su sección sindical para que la orienten al respecto, o bien contrate los servicios de un buen abogado para que le brinde la protección debida.
Le envío saludos.
Ing. I. Guerrero Z.

27 09 2014
maestra angustiada

Ingeniero antes que nada le doy las gracias por su respuesta, se que no resulta fácil contestar esas cosas que implican tantos factores, pero como siempre sabía que podía contar con su objetividad y seriedad y este tipo de cosas las valoro muchísimo.

Lo que me acaba de pasar me hace poner cosas en la balanza y aun debo seguirlo reflexionando. Por un lado me encantaría dejarlo todo como está, total que he sido favorecida, pero por otra parte temo que sientan que les doy “consentimiento” para hacer lo que quieran con mi firma. Gracias a Dios solo vamos dos personas en la cadena, el compañero que se jubiló y yo que estoy autorizada en la plaza que “el dejó” (por así decirlo) y solo espero que cualquier desición que llegue a tomar no involucre las otras cadenas.

Para finalizar esto, aprovecho para proponerle a las autoridades competentes de Recursos Admvos. de DGETI que estaría bien si solicitaran la huella del interesado en todo documento importante que “firme” (quizá exagero pero es lo que se me ocurre) y de esa manera hacer sentir en su gente mas seguridad en los trámites que se gestionan.

Y bueno no me extiendo mas Ingeniero, solo le pido que siga siendo el gran ser humano que es porque nos ayuda a muchos a entender cosas y nos invita siempre a reflexionar.

¡Hasta pronto!

29 09 2014
Lic. Marlen

Al menos a la maestra la tomaron en cuenta para un corrimiento, pero en mi plantel que aprovechan todo esto de la “urgencia” de entregar los trámites en México para repartir las mejores plazas entre el director y sus “seguidores” y no son precisamente buenos colaboradores en el trabajo. Aqui solo hay que estar bien con el director para poder obener una buena plaza, bueno aunque eso si como dice el director “Hay que cumplir con los requisitos si no México no autoriza el corrimiento”.

26 09 2014
Jerónimo Peñaloza Raymundo

Es muy cierto todo lo que dice, creo que en todos los niveles educativos sucede así, y todo comienza en el ámbito familiar, de allí que hasta ese nivel debe llevarse como usted menciona la orientación psicológica.

25 09 2014
Felipe Albarran

En el Cbtis N.169 de Cintalapa, Chiapas, el nùmero de alumnos es general entre 52 y 53 por grupo, repercute mas con la interacción pegada alumno con alumno(pupitre con pupitre, salones o pajareras acondicionadas) aire acondicionado trabajando ruidosamente al tope 6 a 7 horas, permisos para el baño cada rato, comidas y refrescos introducidos y a la vista en clase, 4 o 5 celulares recogidos por clase. Se acaba necesariamente llamando la atención finalmente exasperando las conductas profesor-alumno y grupal, desencadenando ruido perturbador con los otros grupos. Sin hablar de la apatía y desinterés de unos y otros de las partes mencionadas. Aun así el mejor esfuerzo entre cada cual, puede mediar entre la enseñanza y el aprendizaje de la vida coloquial grupal. Existen herramientas para comunicarse con “alumnos problema” y los “alumnos no problema” y “profesores problema y profesores no problema”, un tercer caso los directivos(contraproducentes-serviles) en estos casos mencionados, pueden existir de estos situaciones de controversia de conducta sui generis por su ambiente económico, familiar, social, etcétera.Se comentara en otra ocasión de estas herramientas o las coincidencias nos acercaran para repartir un curso vivencias.

24 09 2014
Diana Tovar

Es muy cierto lo que usted comenta en este artículo, lo más grave es que en grupos de SAETI, en donde se esperaría todo lo contrario por el rango de edad de los estudiantes de este sistema, también sucede este fenómeno, y los compañeros que si van a estudiar y a adquirir las herramientas adecuadas para no sólo obtener el certificado de bachillerato sino los conocimientos necesarios para continuar con una educación universitaria, se ven afectados por estos alumnos desorientados, que además adoptan una postura bastante grosera y arrogante, haciendo prácticamente imposible razonar con ellos, ojalá se encuentre una solución a este tipo de problemáticas rescatando lo más valioso de cada grupo y mejorando la calidad de la educación a la que todos tenemos derecho en este país.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: