Mi propuesta en torno a la educación. (6)

23 07 2013

Temas: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10.

4. EL GOBIERNO

Hasta hoy la función del gobierno en materia educativa en términos simples es la de ofrecer/garantizar a la sociedad que los jóvenes que asisten a las escuelas reciban una educación de calidad. No obstante, más allá de esta visión llana hay otra aspiración natural como es la de conseguir un mejor país en el que exista una justa distribución de la riqueza derivado de una sociedad mejor educada, consciente y ordenada, capaz de impulsarlo a paso firme, rápido y duradero.

Durante décadas los gobiernos lo han anunciado así, pero… ¿Se ha cumplido lo dicho?

Lamentablemente no.

Dinero FragmentadoMéxico, igual que su educación, camina, eso es un hecho, pero a paso muy lento, lerdo, que a nadie satisface ya. Mientras otros países han emergido del más oscuro anonimato abriéndose al mundo y haciendo una verdadera revolución educativa (ellos no le temen a la palabra REVOLUCIÓN), nosotros estamos enfrascados en pleitos políticos, en soberanías estériles, en luchas inútiles, y en banalidades de la farándula, tratando cada quien llevar agua a su molino; “y que el mundo ruede”.

En realidad la educación nunca ha sido un tema al que se le haya dado la importancia debida en nuestro país, quizá la tuvo al principio, claro, todos los programas reciben mayor atención en sus inicios y en cuanto se ajustan suelen ser buenos. No obstante con el transcurso de los años la organización educativa descendió de su noble y alta intención primera a convertirse en una estructura común, susceptible de ser utilizada para otros fines. Es una triste verdad, pueblos mal educados son pueblos más fáciles de engañar; es más fácil obtener dinero para sí existiendo una pseudoeducación -que produce además una semianarquía-, que habiendo un sistema educativo garante de sus fines. Concluía uno de mis abuelos -que nunca fue a la escuela pero que  tenía muy claras sus ideas-, decía coloquialmente: “El gobierno saca más dinero del desorden que del orden”. Así pues, la organización educativa perdió en breve lapso su esencia de perfume caro para convertirse en una fragancia barata, común; de lo poético de los discursos de sus iniciadores cayó a un vulgar mercantilismo, en el que se manejan dineros, represalias, ambiciones personales, poderes y demás reductos de las pasiones humanas, y en estas circunstancias el quehacer docente pasó de lo sublime a ser un trabajo cualquiera.

¿Culpa de quién? Mejor no busquemos culpables, porque a decir verdad responsables somos TODOS, el gobierno federal y estatal por no poner la atención debida al rubro más importante que tiene un país después de la alimentación de su gente, el cuerpo legislativo por no destinar los recursos suficientes para mantener en óptimas condiciones las escuelas y crear nuevos centros de enseñanza, el sindicato por utilizar la organización educativa como coto de poder para entregar plazas al mejor postor, los trabajadores de la educación por la “comodidad” que da el encontrar la justificación perfecta al no tener los insumos y los espacios adecuados para realizar su quehacer, la sociedad por su complacencia ante los pobres resultados de la educación, los padres de familia por querer delegar en otros su responsabilidad de educar a sus hijos, y los medios de comunicación por su alineación con los gobiernos. Así pues, en ésta inútil suma de responsabilidades, mejor veamos a futuro… sobre todo ahora que se anunció el fin de la prueba Enlace y el Concurso Nacional de Plazas Docentes.

Si a futuro hemos de ver entonces la pregunta/s es natural: ¿Qué queremos como nación? ¿Qué tipo de sociedad aspiramos ser? ¿Qué tipo de mexicano queremos formar hoy y en el futuro? y… ¿Qué es lo que tenemos y debemos hacer para conseguir todo lo anterior?. Mientras no respondamos con claridad éstas premisas difícilmente tendremos éxito en cualquier empresa o camino que elijamos. Todo proyecto, plan, idea, inicia precisamente con el qué y el para qué. Ahora bien, “los qué’s” y los “para qué’s” surgen por la necesidad de algo y mientras no identifiquemos y aceptemos perfectamente tal necesidad caminaremos tropezando como ciegos en veredas nuevas. Más allá de los discursos que hablen de mejores mexicanos a futuro, de mejores sociedades, de mejores calidades de vida y de mejor educación, que en principio suenan bien pero que son elementales, necesitamos metas superiores. Si nuestros vecinos del norte llegaron a la luna fue porque su presidente les propuso esa meta superior, lo dijo, la gente lo entendió y compartió su visión, entonces todos asumieron su parte de la empresa y después de algunos años lo consiguieron. Pero hay algo mejor todavía, algo que el éxito final no deja ver con claridad a veces, al mismo tiempo que lograron su meta también mejoraron su calidad de vida, ¿Por qué? Porque si vas a ir a la luna, lo natural es que organices tus cosas terrenales primero. Esto último no lo tuvo que explicar el presidente Kennedy cuando lanzó su plan, eso lo asumió la gente de manera espontánea, lógica, natural, facilitando así cualquier cosa/orden del gobierno en pro del objetivo superior. Al final de cuentas si nuestros vecinos del norte nunca hubiesen llegado a la luna, de todos modos habría valido la pena esforzarse en ello.

Primera propuesta.

Definir con claridad hacia dónde queremos ir como nación, qué objetivos, qué metas queremos lograr.

Mientras el gobierno continúe permitiendo el manejo de dineros en educación pública por venta de lo que sea en las escuelas, ésta seguirá con un estatus mercantil. Cuando la educación se convierte en negocio pierde su sentido. Las escuelas son para educar, y al permitir el flujo de dinero en ellas se pervierten. “Si no pagas la cuota de inscripción o no aportas tu cooperación ‘voluntaria’ a la sociedad de padres de familia no podrás entrar a la escuela”. “Si no pagas tu examen de regularización no puedes inscribirte”. “Si no consumes en la cafetería de la escuela, no puedes salir a consumir a ningún lugar”. “Si no compras el libro X’s no podrás acreditar la materia”. Etc.

Segunda propuesta.

Retirar de la educación pública cualquier asunto relacionado con dinero: cuotas de inscripción, cooperaciones voluntarias, venta de libros, cuotas de cafetería y todo aquello que tenga que ver con dinero.

Las órdenes hacia todos los mandos directivos de los diferentes niveles de la organización educativa deben ser claras y precisas por parte del gobierno, ya no debe permitirse en ningún nivel la entrada de personal sin haber competido por el puesto. La implementación de mejores filtros de selección de personal en toda la estructura educativa y el estar atento a su cumplimiento actualmente es una prioridad.

Tercera propuesta.

Implementar filtros en las escuelas -y fuera de ellas- para el ingreso de personal mejor calificado.

El gasto o la inversión de dinero en educación nunca ha sido el necesario. Podrá decirse que se ha incrementado a lo largo de los años, podrá compararse con el efectuado en otros países y decirse que es más alto, y podrá asegurarse que es una buena parte del producto interno bruto, pero lo cierto es que no se ve reflejado en las escuelas. Aulas en mal estado, mobiliario y equipo dañado, computadoras desactualizadas, falta de insumos para talleres y laboratorios, etc., etc., etc., la lista es larga. No obstante las escuelas continúan funcionando, pero en tales condiciones no puede esperarse que los resultados que arrojen en la educación de los jóvenes sean los mejores. Es un problema de falta de dinero, sí, pero, más allá es un problema de falta de una buena administración del mismo, y mientras no exista ésta, las cosas seguirán igual.

Cuarta propuesta.

Invertir más dinero en educación, e igualmente implementar mejores sistemas de administración del mismo.

La política en materia educativa de los más recientes gobiernos, antes tácita ahora más clara al decir que todos los jóvenes en edad de hacerlo deben ingresar a las escuelas y TODOS deben terminar sus estudios, plantea el problema de la calidad y la cantidad. Cada vez hay más programas que buscan mantener a los muchachos dentro de las escuelas, más posibilidades de acreditación de las materias reprobadas y más becas. Sí, definitivamente es lo ideal y está bien que entren a un grupo cincuenta alumnos y terminen los mismos. Esta visión relega el aspecto de la selección natural manteniendo buenos y malos dentro del mismo espacio, lo cual reitero está muy bien, es plausible, pero también debe tomarse en cuenta que un solo alumno -uno solo- completamente apático a sus estudios y desordenado genera problemas mayúsculos al interior del grupo, y si este último es numeroso, peor todavía. El rendimiento académico efectivo de un profesor al interior del aula depende básicamente -además de su conocimiento del tema- del número de alumnos atendido y del número de materias que imparte.

Quinta propuesta.

Acrecentar el número de aulas y escuelas para aceptar a TODOS los jóvenes, reduciendo al mismo tiempo el número de alumnos en las aulas a un máximo de veinticinco jóvenes en cada una.

Los cuerpos de orientación educativa al interior de las escuelas en el peor de los casos no existen o si los hay necesitan un reforzamiento general, ya sea a través de la contratación de más personal que se dedique a cubrir las funciones específicas para las que fue contratado o por medio de la profesionalización de los mismos. Sucede que son casi nulas -por no decir NULAS- las visitas del personal encargado de proporcionar orientación y atención psicológica de los alumnos a los hogares de estos, las citas a los padres de familia son reducidas porque al interior de las escuelas existe tal número de actividades generadas desde el centro que muchas veces el tiempo solo es suficiente para cubrirlas a medias, descuidando lo esencial de su quehacer que es la atención a los alumnos.

Sexta propuesta.

Asignación de actividades específicas a los cuerpos de orientación escolar de las escuelas, profesionalización de los mismos y contratación de más personal que atienda tanto a los jóvenes como a los padres de familia.

Al concluir la escuela primaria ya no se es niño, mayormente sucede al terminar la secundaria, es una cuestión LEGAL que tiene que hacérseles saber a los adolescentes por expertos en el tema, que no solo sean peritos en las leyes sino que sean también motivadores reconocidos para encauzarlos positivamente desde su ingreso a las escuelas. Conviene pues que al inicio y conclusión de la secundaria y del bachillerato acudan a las escuelas personajes de este tipo capaces de sensibilizar a los jóvenes y de hacerlos conscientes de su vida y de la necesidad de aprovechar mejor la oportunidad que les brinda la sociedad de estudiar en una escuela.

Séptima propuesta.

La contratación de expertos sensibilizadores, concientizadores que acudan a todas las escuelas del país al inicio/final de los cursos a sensibilizar a los jóvenes.

Salarios dentro de la educación los hay de todos. Hay profesores que obtienen un pago que les permite vivir con cierto decoro, pero la mayoría son salarios raquíticos de tal manera que muchos profesores buscan otras alternativas que complementen su gasto familiar. El salario de un profesor y en general de cualquier trabajador de la educación debe permitirle vivir con cierto decoro, alcanzarle para comer bien, para tener un techo y para vestir y calzar a toda su familia. Dentro del ámbito laboral hay programas que buscan satisfacer las necesidades anteriores pero todavía no consiguen llevar al trabajador a un estatus requerido.

Octava propuesta.

Reevaluación de los salarios obtenidos por los profesores.

Actualmente nuestro país está sostenido económicamente por el petróleo, tenemos una economía “petrolizada”, pero el día en que éste se termine si antes no hemos encontrado otras formas de llenar los huecos del dinero que faltará nos vendrá un problema mayúsculo. Lo que hace algunas décadas decían algunos respecto a que el agua escasearía a futuro y que en su momento se les tachó de “agoreros del desastre” hoy ya está sucediendo en algunos lugares, la gente está empezando a pelear por el agua, y como van las cosas dentro de poco serán luchas a muerte. Igual sucederá con el petróleo, tarde o temprano se terminará y todo el mundo peleará por tener los tres pesos que quedarán. Y por favor, no caigamos en la simpleza de los que dicen: “¡Bah! cuando llegue el día que falte el petróleo que sean otros los que arreglen la economía”, demostrando con ello su carencia de sensibilidad, de inteligencia y hasta de sentimientos, en suma su mezquindad.

Pero… ¿Qué tiene que ver el petróleo con la educación?.

Una economía basada en su mayor parte en el dinero del petróleo en realidad es una economía pobre, que pocos recursos tiene y eso debe cambiarse mediante otras formas de obtención de dinero para garantizar que la educación siempre tendrá un presupuesto seguro.

Novena propuesta.

Potencializar las alternativas existentes y encontrar nuevas formas de obtención de mayores recursos económicos para el país.

Garantizar la integridad física de los profesores nunca había sido un tema al que se le diera importancia puesto que la misma existía de manera natural por el respeto que antaño se les otorgaba a estos y en general a cualquier trabajador de la escuela, respeto que -siendo justos- en la mayoría de los estudiantes todavía hoy existe. No obstante, algunos jóvenes comienzan ya a olvidarse de la línea de respeto que existe entre ellos y sus profesores, amenazan pues, apoyados principalmente por personas ajenas a la escuela. Se requiere entonces tener en las escuelas un cuerpo de seguridad capaz de atender los casos mencionados, y que además tenga contacto con cuerpos especializados de la policía para encargarse del flagelo que poco a poco se ha introducido en ellas: las drogas.

Décima propuesta.

La contratación de cuerpos de seguridad que funcionen al interior de las escuelas públicas.

Para bien o para mal la televisión actual tiene la virtud de crecer o reducir a personas, instituciones o cosas, conviene pues utilizarla positivamente para señalar lo bueno que hay en el sistema educativo, sin que por ello se ignore lo negativo o que la televisión pierda su estatus de negocio, es, simple y sencillamente buscar el SANO EQUILIBRIO. El gasto que hace el gobierno para publicitarse, y los tiempos de televisión conseguidos oficialmente para el Instituto Federal Electoral en periodos electorales, por qué mejor no se invierten ambos para invitar tanto a los jóvenes como a los adultos, sean padres de familia o miembros de la sociedad en general, a mejorar en sus ámbitos, e incluso para hacer mención de los logros obtenidos por profesores y las escuelas del país.

Onceava propuesta.

Utilizar los tiempos oficiales de la televisión para anunciar los logros obtenidos en educación por las escuelas y los profesores, reconocimiento al mérito individual y colectivo. Invertir dinero en la realización de cortinillas televisivas alusivas a las responsabilidades que tienen todos los miembros de la sociedad (jóvenes, padres de familia, directivos de las escuelas, gobiernos, maestros, sindicatos, y los propios medios de comunicación) en materia educativa.

Temas: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10.


Acciones

Information

5 responses

5 09 2013
georgina martinez martinez

hola ing.mis respetos a sus propuestas en torno a la educ.nada es imposible pero esto se ha amañado con el tiempo y costara mucho realmente volver a ver ,educar,guiar ,motivar a nuestros alumnos bombardeados de tanta informacion y un mar de sentimientos encontrados donde se manipulan y engañan con los nuevos medios de comunicacion.gracias por su apoyo y ojala suceda algun dia no muy lejano.
recuerdos a usted y su familia. que se vea beneficiada con todo lo que usted propone.
gracias por hacernos reflexionar y aportarnos nuevos horizontes a nuestro trabajo.
………

Hola Georgina…
Muchas gracias por comentar.
Un saludo cordial.
Ing. I. Guerrero Z.

12 08 2013
M.C.C.C Arturo Getsemani Roa Borbolla

Buen día a todos….

Buscando acerca de las reformas educativas por un problema que tengo, me encuentro con su blog. Pienso que es muy bueno y tiene excelentes propuestas, pero lamentablemente no creo se apliquen, dado que la educación siempre sera un tema de segunda mano cuando se trate de intereses particulares, me explico, trabajo en el CBTis 102 de paso del macho, Tengo un contrato el cual me han estado haciendo año con año de la quincena 3 a la 24 (Esto con el fin de no crear derechos, aunque trabajo los eneros, trabajo horas demás y soy dedicado a mi trabajo porque me gusta enseñar ) y tan solo porque una profesora se jubilo y su hijo no tiene el perfil de ella y necesita entrar me han cortado el contrato sin mas, es decir, aunque el director y el propio sindicato reconocen que “soy muy buen elemento” (Palabras del delegado sindical diciendo incluso “No te digo que eres el mejor porque no se vale”), como un hijo de trabajador no puede entrar porque no tiene el perfil de su madre, les valió que soy Maestro en ciencias, que mi contrato dice hasta diciembre, que tengo cursos varios, y lo mas importante, que dado mi conocimiento y la capacidad de mis educandos hemos generado sinergia y el conocimiento en ellos es significativo (Han desarrollado mejores proyecto que incluso los propios profesores de la especialidad) me han cortado el contrato alegando que ya no existen necesidad aunque el que va a entrar en mi lugar es informático y yo ing. en sistemas con maestría. Ellos dicen que pueden hacer eso porque tienen anuencia del sindicato y que siempre esta por encima un hijo de profesor (Aun por encima de la calidad de la educación). Así que señor muy buenas propuestas pero lamentablemente en papel… No en practica, dado que en la practica son mas importantes los intereses personales que los intereses de educación….
………..

Hola MCCC Arturo…
Entiendo tu problema y de verdad es lamentable que te suceda. Lo que planteas es algo que se debe combatir y no es quedándonos callados como debe hacerse. Hay que hablar acerca del problema de la educación en México y sobre todo hay que PROPONER y eso es precisamente lo que estoy haciendo en esta serie de temas, casos como el tuyo me motivan todavía más para hacerlo.
Una de las cosas que propongo es la terminación de la denominada “herencia de plazas”, con ello busco favorecer la sana competencia entre los aspirantes a laborar como profesores. Estoy consciente de que no será fácil, pues hay muchos vicios sumamente arraigados en la organización educativa, pero no hay peor lucha que la que no se hace.
Una parte que está fallando en las escuelas es la inadecuada selección de personal, eso es un hecho, tu caso lo confirma, no obstante a nivel sociedad también hay fallos, porque culturalmente en los trabajos la gente primero busca favorecer lo propio (los hijos) y después lo ajeno (tu caso) aún por encima de la CALIDAD, ahora bien, te pregunto y ojalá respondas sinceramente, ¿Y si las cosas fueran al revés, qué pensarías?.
Todavía peor, lo comenté en uno de mis posts, si de dos hijos que tuviera un padre de familia, uno es apático, desinteresado, incluso holgazán incapaz de conseguir un trabajo por sí mismo, mientras que el otro es trabajador, empeñoso y eficiente, ¿A cuál de los dos metería a trabajar el padre de familia en la escuela?.
¿Conclusión? Tenemos que echar abajo entre todos esa vieja cultura de siempre tratar de favorecer lo propio descuidando lo ajeno, descuidando la calidad, anulando la sana competencia. Nuestros hijos deben hacer su propio esfuerzo para conseguir trabajo, pienso que no es consiguiéndoselos como los ayudamos, al contrario los volvemos atenidos y flojos, aunque no será fácil quitar esas viejas ideas de la cabeza de la mayoría de la gente.
Saludos.
Ing. I. Guerrero Z.

13 08 2013
M.C.C.C Arturo Getsemani Roa Borbolla

Estimado:

Ing. I. Guerrero Z.

Si yo bien en estos momentos estoy tratando de realizar una lucha propia, aunque en estos momentos no se a quien recurrir porque ni el mismo sindicato me defiende (porque es hijo de trabajador), si puedo decirle que al menos en lo personal pienso que los sindicatos no están mas que para hacer daño en este caso a la educación, si bien es cierto que han realizado muchas mejoras laborales, también es cierto que casi siempre afectan a la calidad haciendo flojos a los trabajadores porque al fin y al cabo como dicen los compañeros “ME DEFIENDE EL SINDICATO”, puedo decir que en lo personal NO metería a trabajar a mi hijo si fuera la situación como usted la plantea, dado que seria GRITARLE AL MUNDO QUE HICE MUY MAL TRABAJO como padre, y si así lo hice como padre que me espera como profesor, siento que seria un mal ejemplo y hablaría mal de mi trabajo y de mi persona, siento que lo mejor es una educación en la cual si quieres que tu hijo participe, preparalo, estoy de acuerdo en darle PRIORIDAD si cumple el perfil y su desempeño es bueno pero no ADUEÑARSE de un trabajo si no cumple con las expectativas.

Yo creo que en calidad de la educación nos falta mucho:

1.- Mejorar la ley federal del trabajo
2.- Quitar poder al sindicato
3.- Realizar verdaderas evaluaciones administrativas (Auditorias, revisiones, etc. Tanto a directores como a departamentos)
4.- Eliminar Mafias educativas (En la mayoría de planteles hay casos como en el mio en el cual dos familias enteras trabajan dentro de él y están amafiadas)
5.- Castigar como se debe al que falte al empleo
6.- Seleccionar mejor al personal
7.- Disculpe que difiera de usted pero se deberían de realizar verdaderos exámenes de admisión (Al menos dos, Realizar el primer examen, quien haya reprobado darle una guía de estudio y la fecha para el próximo examen de admisión), y en caso de fallar todos los exámenes no aceptar su ingreso.
8.- Reducir el numero de estudiantes a un máximo de 25 personas.
9.- Monitorizar y Evaluar continuamente a los profesores y a los estudiantes.
10.- Verdaderos concursos de ciencias (No los que se hacen a los cuales se les da el gane al compadre del jurado)
11.- Mantener para toda actividad del nivel medio superior una junta independiente la cual maneje :
Jurados
Monitores
Evaluadores
Dictaminadores
Etc.

La cual no maneje el sindicato

Dando mi humilde opinión y felicitándole por su blog…..

Se despide un servidor.
……………..

Hola de nuevo…
Colega, éste es uno de seis temas que he escrito respecto a lo que debería ser la organización educativa (me faltan otros seis), quizá te hace falta leer el resto que están ubicados en: https://iguerrero.wordpress.com/category/la-buena-escuela/. Lo que comentas de los profesores (punto 7) va más allá de los simples examenes, son necesarias más cosas, te dejo el enlace al tema que lo explica: https://iguerrero.wordpress.com/2013/06/28/mi-propuesta-en-torno-a-la-educacion-5/
Por otra parte, no es el SNTE el único que falla en casos como el tuyo -y similares-, es el sistema, es toda la organización educativa.
Por lo demás concuerdo contigo, son muchas cosas las que hay que cambiar, y desde luego, no será fácil.
Ahora bien, respecto a tu caso, puedes acudir directamente a la DGETI a hablar con el Director General y enterarlo de tu situación, antes de acudir a otras instancias. El hecho de que le expusieras personalmente el problema probablemente favorecería su solución y además ayudaría a eliminar este tipo de situaciones que dañan la parte medular del sistema, la educación.
Saludos.
Ing. I. Guerrero Z.
P.D. Sobre la “Herencia de Plazas” escribí el siguiente post: https://iguerrero.wordpress.com/2013/03/16/respecto-de-la-herencia-de-plazas-en-educacion/

30 07 2013
Maestra Karla

Buen día Ingeniero y felicidades por estas aportaciones tan importantes para el bien de este sistema educativo mexicano y deseo en verdad que tanto el Poder Ejecutivo como el Legislativo las tome en cuenta.

Sobre las propuestas en torno a los docentes y al gobierno definitivamente estoy de acuerdo siempre que se lleven a cabo con extrema importancia y cuidado, por personal calificado.

Así que expondré mi humilde opinion, no a todo porque me extendería demasiado, pero si en algo en lo que quiero retroalimentarme un poco mas … es cierto que la teoría es muy distinta de la práctica, y aquel que ha ganado un concurso de oposición debe estar un año en observación para ver si en realidad es un buen elemento, esto me parece muy bien pero la pregunta es si este sería evaluado por lo que Usted llamaría un Cuerpo Rector del Sistema Educativo (el que mencionó en la propuesta 2) o por las autoridades de la Escuela? y es que siendo realistas en algo, para mi es extraño que las autoridades de un plantel sean casi el 100 % éticos y objetivos en su trabajo, si los ha de haber, (en marte supongo)., pero generalmente los encargados de evaluar solo se deciden en base a SUS intereses y hasta caprichos y no al Reglamento escalafonario así como mucho menos atienden a los intereses de un País, que desea gente competente y con habilidades para lograr acrecentar la economía, en pocas palabras gente pensante y productiva y se lo pregunto porque sería hasta un alivio que un grupo externo calificado o cuerpo rector sustituyeran por completo a la Comisión Dictaminadora en todos los sentidos porque como jurado externo se basaría en el reglamento y expondría un reporte mas exacto en cuanto a la evaluación del docente.

De otra forma si se continua con la misma forma de operar en este sistema quiza este País toque fondo y despues ocupemos uno de los primeros lugares pero en hambruna, ¡por lo que debemos SUMARNOS y hacer bien nuestro trabajo!

Así que nuevamente le reitero una felicitación por la labor que hace.

¡Saludos Maestro!
………..

Hola Maestra Karla…
Gracias por comentar.
Por supuesto que el candidato a docente tendría que ser evaluado por especialistas ajenos a la institución, como igual deben evaluarse los candidatos a directores. Y la evaluación tendría que ser eso, una verdadera EVALUACIÓN y no una simple medición como suele hacerse.
En lo que respecta a si se toma en cuenta mi propuesta te seré franco, más allá de esperar a que lo hagan me queda la satisfacción de cumplir con algo que tenía planeado hacer antes de jubilarme, algo en lo que creo por la experiencia vivida.
Un abrazo cordial.
Ing. I. Guerrero Z.

25 07 2013
Miguel Bernal

¡Hola apreciable Colega!. Es un gusto saludarte. En cuanto a tu propuesta, y en lo que respecta a todos nosotros como sociedad, lo que nos hace falta es la calidad del pensamiento; es la calidad de la primera intención. Por ejemplo, cuando un chico pretende acercarse a una chica habrá de reflexionar porqué desea relacionarse con la chica: ¿por soledad?, ¿por diversión?, o porque realmente desea complementarse con su contraparte para de tal manera superarse y crecer en los aspectos espiritual, intelectual, físico, afectivo y económico. Así, en el aspecto educativo, y en este tenor; una vez leyendo un viejo libro de la biblioteca del plantel encontré las siguientes interrogantes que planteaba un perseguido político: ¿para qué nuestro pueblo debe aprender a leer y escribir? ¿para únicamente leer literatura basura?, ¿ o para realmente trascender?. Por otro lado, por ejemplo, ¿cuál fue el pensamiento que prevaleció cuando fue fundado nuestro país? y haciendo una comparación ¿Cuál fue el pensamiento que también prevaleció cuando fue fundado nuestro vecino país del norte?. Recibe un cordial saludo desde Ixtapa, Zihuatanejo, Guerrero. Atentamente Miguel Bernal V.
…………

Hola mi estimadísimo colega…
Es como lo señalas, y mientras no nos respondamos con claridad y honestidad esas interrogantes básicas dificilmente trascenderemos como país.
Un abrazo y mis mejores deseos de que estés disfrutando tus vacaciones en compañía de tu familia.
Ing. I. Guerrero Z.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: