Mi propuesta en torno a la educación. (5)

28 06 2013

Temas: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10.

3. LOS PROFESORES

“Al que le quede el saco que se lo ponga y luzca”.

Maestros los hay de todos: buenos, regulares, malos, pésimos, y casos peores, lo sabemos todos. A los buenos profesores debe premiárseles su empeño de diversas maneras y al resto debe conminárseles a mejorar su quehacer y si no lo hicieren entonces retirarlos del servicio e indemnizarlos conforme a la ley.

Mal MaestroSí, suena lógico, bastante simple, tienes algo malo, ¡quítalo y ya!, el problema es que la organización educativa está contaminada con: compadrazgos, lazos familiares entre los trabajadores, amiguismos, favoritismos, privilegios, etc., cualquiera puede verlo a nivel microsistema en cada escuela, e igual sucede en lo ‘macro’. Entonces, en éstas circunstancias debe cuidarse que el remedio no resulte peor que la enfermedad y termine expulsándose a los buenos profesores de las escuelas en lugar de los malos. Son ámbitos distintos pero algo similar sucedió con la delincuencia organizada. El gobierno de Felipe Calderón emprendió una lucha que obligatoriamente tenía que dar en contra del narcotráfico y hoy vemos que los resultados no han sido los que por simple lógica se esperaban, se sabe de casos en los que los maleantes se apropiaron de los pueblos y mucha gente buena y trabajadora terminó saliendo de ellos. Así que, para muestra basta un botón, lo aprendimos todos y de la manera más trágica, a veces la lógica no funciona y las manzanas “disfuncionales” permanecen en el canasto.

Dentro de la organización educativa están incrustadas visiones radicales con intereses distintos del noble fin de la educación, gente que trabaja en docencia pero que no tiene un gramo de conciencia, otros consideran el trabajo docente como un quehacer cualquiera al que se acude con desgano a cubrir un horario y de quienes no puede esperarse más que medianamente cumplan con él, y también están los asuntos políticos en toda la organización. Pero por otra parte, ¿Quién dijo que el problema educativo nacional se resolvería tan solo atendiendo el caso de los profesores?. El que piense así, o bien es un ignorante -dicho de la manera más cordial-, o tiene intereses personales en el asunto.

Podrá reformarse cien veces la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y podrán implementarse cien leyes todas ellas dedicadas a los profesores, incluso podrá despedirse a la mayoría de la planta docente actual, pero, -lo lamento-, el problema continuará hasta que exista un acuerdo general de todas las partes mayores y menores que intervienen en la educación de las generaciones jóvenes, con compromisos claros y medibles para todos. El día en que el alumno junto con sus padres, junto con las autoridades oficiales, junto con el empresario y los medios de comunicación, todos reunidos le reclamen al maestro la baja calidad de su quehacer o su conducta equivocada ese día el profesor o bien mejorará su labor o saldrá de la escuela incluso por su propia decisión.

Ahora bien, como están las cosas actualmente en educación si a algún profesor se le fincara responsabilidad por su pésimo quehacer éste de inmediato recurriría al SNTE. Si el SNTE, perfectamente consciente de los fallos del profesor le negase su apoyo, éste acudiría con sus compañeros de trabajo a quienes les sería poco menos que imposible negárselo, por lo menos aconsejándole a hacer cualquier cosa o echándole la culpa de su desventura a quienes lo sancionaron. Y si acaso, por problemas con sus compañeros, el indiciado no acudiera personalmente a pedirles su ayuda, entonces acudiría su familia a interceder por él, la madre, la esposa, los hijos, la abuela y hasta el perico, todos suplicarían clemencia -quizá hasta de rodillas- a la autoridad local encargada de aplicarle la ley. Desgraciadamente no es broma, esas son REALIDADES al interior de las escuelas, es muy distinto ver las cosas desde fuera de ellas a verlas en vivo -y a todo color- dentro, y pregunto, ante tal situación; ¿Quién no se conmovería?. Me gustaría enterarme del trabajador que estando consciente de los fallos del otro en lugar de brindarle apoyo le dijera de frente y con voz firme: ¡Merecido te lo tienes colega, eso te pasa por ser un pésimo maestro!. Y quisiera saber de las personas que habiendo escuchado lo anterior felicitaran y aplaudieran al que lo dijo, seguramente le replicarían diciéndole: ¡Eres un desalmado, malvado e inhumano!, ¿Acaso te crees perfecto, canalla?. Reitero, estas son REALIDADES al interior de las escuelas, el ver las cosas desde la lejanía de un escritorio oficial es verlas “borrosas”, hay que estar trabajando en ellas durante un buen tiempo para ver cómo son realmente.

No obstante veamos lo que a futuro puede hacerse. En este sentido es mi propuesta.

El que un aspirante a profesor domine una o más áreas del conocimiento no es razón suficiente para admitirlo como trabajador docente, nunca lo ha sido pero en estos tiempos es todavía menos viable. Se puede acreditar un examen de oposición para laborar en una escuela, incluso con mención honorífica, además se pueden acreditar diez cursos de docencia antes de entrar a laborar, pero ir al aula y enfrentarse con la realidad es ¡COMPLETAMENTE DISTINTO!. Claro, peor es que alguien entre a trabajar como profesor sin siquiera dominar los temas que impartirá ni haber recibido por lo menos un curso de capacitación respecto al manejo de grupos, sí, pero siempre será mejor evaluar al candidato en el lugar en el que estará, dentro del aula. En aviación jamás se le cede al que va a pilotar un avión, el avión mismo, sin siquiera haberlo evaluado manejando otro igual y después de un cierto número de horas de vuelo, por mucho que éste hubiera aprobado con excelentes calificaciones cursos teóricos de capacitación. Y por favor que no se pretenda igualar al conferencista que asiste a hablar a un grupo por una vez, con el diario vivir de un profesor en las aulas, ambas son cosas parecidas en la forma y en el fondo, pero completamente distintas en los hechos, en ambos casos es el tiempo que se está frente al alumno el que juega a favor o en contra del maestro.

El aspirante a profesor debe demostrar a la escuela y a la sociedad que puede con la responsabilidad que adquirirá, y no es solamente con un examen como debe hacerlo.

He conocido personas que por su propia voluntad se han retirado de la escuela al darse cuenta, unos, del compromiso que adquirirían, y otros del compromiso que adquirieron.

Primera propuesta.

Ningún aspirante a profesor debería ser aceptado como tal por la Secretaría de Educación Pública (o por el Cuerpo Rector de la Educación que propuse anteriormente) antes de haber cubierto un periodo de prueba de por lo menos un año frente a grupo.  

Segunda propuesta.

La herencia de plazas, y todas aquellas prácticas para mejorar el estatus del profesor al interior de las escuelas que no implicaran la saludable competencia entre los candidatos deben ser erradicadas de raíz del sistema educativo. El acreditar un examen de conocimientos u oposición implementado por un cuerpo ajeno a la escuela debe ser considerado sólo como el primer paso de otros que tendría que dar el candidato antes de ser contratado.

Las cosas que han cambiado a lo largo de los años.

Antes el profesor era el dueño absoluto del conocimiento.
Hoy el conocimiento está en internet y cada vez se amplía más el abismo entre los profesores y sus alumnos en lo que respecta al uso de tecnologías de la información y de la comunicación.

Tercera propuesta.

Ningún aspirante a profesor debe ingresar a laborar a una escuela sin antes haber aprobado ampliamente un examen de tecnologías de la información y de la comunicación, independientemente del área en la que se desempeñará.

Antes ser profesor era sinónimo de respeto.
Hoy el profesor es considerado como una persona común, como un trabajador que realiza un quehacer cualquiera.

Antes al profesor se le obedecía en el aula sin replicar.
Hoy desde la secundaria hasta el nivel superior se le replica de todo.

Antes había profesores con vocación de servicio.
Hoy hay servicio sin vocación.

Cuarta propuesta.

Ningún aspirante a profesor debe ingresar a laborar en una escuela sin antes haber sido evaluado en sus intereses vocacionales, e incluso en su habilidad para liderar al interior de los grupos escolares.

Antes era impensable encontrarse a un profesor en un burdel.
Hoy se puede encontrar a profesores en cantinas, burdeles, tugurios, y demás zonas de cuestionable reputación.

Quinta propuesta.

El aspirante a profesor debe aprobar un examen antidoping.

Sexta propuesta.

Después de haber sido aceptado como profesor en una escuela, en un acto protocolario de celebración y compromiso, frente a la sociedad, frente a los que serán sus pares, frente a la parte oficial y frente a los alumnos debe tomársele protesta.

El profesor es el segundo responsable de educar, va inmediatamente después de los padres de familia y como tal su responsabilidad es muy grande, por tal razón…

Séptima propuesta.

De haber fallas comprobadas en la educación impartida por el profesor, o en su comportamiento al interior y exterior de la escuela, conforme a la ley debe indemnizársele y separársele del sistema educativo.

La carrera profesional más exigente en el sistema educativo debería ser la de maestro. Las escuelas normales encargadas de preparar a los nuevos profesores deben ser reestructuradas o sustituidas por nuevos centros de enseñanza para docentes.

Octava propuesta.

Reestructuración de las escuelas normales e implementación de nuevos centros de educación especializada para profesores.

Nunca debió ser que los buenos profesores percibieran igual salario que los maestros pésimos, hoy menos que nunca debe serlo, claro, igual enseñan ambos a sus alumnos con su ejemplo, uno lo que debe hacerse y el otro lo que no debe hacerse, pero es sumamente desmotivante para los que enseñan bien y se esfuerzan por mejorar su quehacer ver que algunos en la más completa ociosidad laboral reciben igual pago.

Novena propuesta.

En educación debe percibir más el profesor que consiga mejores resultados de aprendizaje con sus alumnos, medibles por cuerpos ajenos a la escuela.

Décima propuesta.

Los maestros a quienes se les descubriera una verdadera vocación por el servicio educativo antes de jubilarse deben canalizarse hacia los centros de enseñanza para profesores a fin de que trasmitan sus experiencias a las nuevas generaciones de mentores.

Antes era emocionante/motivante ver a un profesor con más de treinta años de servicio trabajando aún en las aulas, hoy es penoso. Con el paso de los años ese sentimiento de orgullo por ver trabajar a un maestro doblado por el peso de los años se convirtió en lástima o en el peor de los casos de vergüenza pues hay profesores que pudiendo jubilarse desde varios años atrás continúan en las escuelas no por amor a la docencia, sino por la comodidad que da el conocer un tema repetido hasta la saciedad y por la paga. Lo mejor es retirarse a tiempo de la escuela cuando ya no se tiene que aportar nada nuevo a los alumnos, y hacerlo en condiciones físicas y mentales saludables, es necesario ceder el paso a las nuevas generaciones de mentores.

Onceava propuesta.

Renovación de la planta docente susceptible de jubilarse. Implementar programas que detecten a los profesores que solo continúan en servicio por el salario -u otras cosas- y no porque realmente les atraiga enseñar. Depurar del sistema a los maestros que están en él sólo por el dinero -o por la comodidad- dejando -si así lo desean- a los que todavía pueden servir bien a la comunidad escolar.

Es lo que propongo en torno a los profesores. Lo que sigue es mi propuesta en relación al gobierno y su participación en educación.

Temas: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10.


Acciones

Information

7 responses

16 08 2013
Gabriel Herrera

Estimado Ing. Guerrero aprovecho el espacio para felicitarlo y agradecer todas sus aportaciones y cometarios, lo mismo que a sus lectores, soy Gabriel Herrera, profesor de educación Primaria del estado de Oaxaca, estoy fungiendo como director comisionado de una escuela primaria y me enfrentado a muchos retos que en su mayoría se han solucionado pero con el cual mas me he encontrado el mis pocos años de labor a comparación de usted y de muchos otros, los cuales son 8 años, es el problema de la responsabilidad de los padres de familia ya que no quieren apoyar en la educación de sus hijos, no digo que la mayoría pues respeto a aquellos que se están comprometidos con su labor, espero pronto tener la oportunidad de leer los temas relacionados con este asunto. En cuanto a la labor docente la sección 22 a la que pertenezco esta motivando a los maestros por formar equipos de trabajo con todos los actores de la sociedad y así mejorar nuestra calidad educativa con el Plan para la Transformación de la Educación en Oaxaca (PTEO) yo lo veo como una buena opción para empezar a mejorar las relaciones laborales y humanasen nuestra sociedad y sobre todo educativas, nos falta muchísimo para lograr lo que se pretende con este plan pero es una alternativa a la cual ojalá y usted pueda dar su punto de vista a con esa conciencia que he sentido en sus palabras y apreciaciones, se que hace falta mas que eso para mejorar a nuestro país pero por algo debemos empezar, también se que esta propuesta tiene muchos peros, y principalmente la conciencia de nosotros mismos como maestros. Gracias por el tiempo dedicado y deseo de todo corazón siga dando sus aportaciones que a muchos nos abren y abrirán los ojos tanto como docentes y ciudadanos.
………..

Hola Profr. Gabriel Herrera…
Todos los temas referentes a mis propuestas educativas recientes están en el siguiente enlace: https://iguerrero.wordpress.com/category/la-buena-escuela/ En uno de ellos está lo que pienso respecto del compromiso que deben tener los padres de familia.
Revolucionar la educación en México es un reto muy grande, a nivel particular lo es para los profesores y a nivel escuela lo es para los directivos, pero es algo que debe hacerse y sin duda el caso amerita enfrentarlo con decisión.
No estaba enterado del Plan que tiene la Sección 22 de Oaxaca (PTEO) pero con gusto lo buscaré y lo leeré.
Un abrazo cordial.
Ing. I. Guerrero Z.

3 07 2013
fer

Es un placer poder saludarlo primero y aprovechar de manera humilde y respetuosa hacerle una pregunta. Partícipe en el proceso de homologación concursando por una plaza y el comité evaluador no puede indicarme de manera clara y contundente el porque no acredite, lo último es que mi carrera profesional no se puede tomar como experiencia profesional, aún cuando viene especificado en nuestro contrato colectivo y he visto lo mismo en el reglamento de promoción docente de dgeti. La pregunta es: para efecto de experiencia profesional se puede tomar mi antigüedad como docente? Agradeceré su respuesta gracias….
…………..

Hola Fer…
En términos generales experiencia profesional se refiere al trabajo desarrollado fuera de la escuela en alguna actividad relacionada con tu carrera, mientras que experiencia docente se refiere al tiempo destinado a actividades académicas al interior de la escuela.
¿Ya lo comentaste con tu Secretario General?. La Comisión Dictaminadora debe señalarte el por qué no acreditaste un proceso, y también por derecho tienes un cierto número de días para inconformarte (busca en la norma de la DGETI).
Saludos.
Ing. I. Guerrero Z.

4 07 2013
fer

Hola nuevamente Ingeniero, entiendo lo que usted me dice, El Contrato Colectivo de nuestro subsistema maneja un acuerdo en el que establece que la experiencia profesional sera tomada en cuenta como la antiguedad docente, pero no quieren aceptarlo; es decir estan violentando el Contrato Colectivo, me han comunicado que no fue aprobado, pero no son especificos, mostre mi oficio de inconformidad y me dicen que efectivamente se equivocaron, lo que a mi me causa una gran duda es que el hecho de la experiencia profesional no estaba dentro del veredicto que me otorgo el Comite Evaluador; es decir que de manera oral me dicen que me falto el punto “y”, cuando lo justifico, me dicen que me fallo el punto “z”, y eso me han dicho en varias ocasiones brincando de punto en punto, hasta caer en esto de la experiencia profesional que le repito forma parte de un acuerdo que esta en nuestro Contrato Colectivo, en cuanto a mi Secretario el forma parte del Comite Evaluador (con quien no tengo una buena relación). Bien me despido no sin antes agradecer su atencion y acertadas respuestas gracias……
…………..

Hola Fer…
En los casos en los que hay fallas del tipo de las que comentas por parte de los que están encargados de evaluar y emitir fallos, si estos faltan a sus deberes, o no siguen el procedimiento establecido en la norma, conviene denunciar los hechos ante todas las instancias posibles a efecto de terminar con tales procedimientos irregulares.
Igual, si la instancia local no funciona, debe acudirse a instancias superiores.
Saludos.
Ing. I. Guerrero Z.

3 07 2013
Adolfo Solis Osorio.

Ing. Guerrero, recibe un cordial saludo de tu servidor: Ing.Topógrafo y Lic. en Educación Secundaria con especialidad en Matemáticas, Adolfo Solis Osorio, desde la también hermosa ciudad de Puebla de los Ángeles (todo nuestro país muy vello), esperando y deseando que lo estés pasando muy bien en compañía de la familia, tus seres y amistades queridos, y que además disfrutes del próximo receso escolar (claro en los días en que no labores, porque siempre hay trabajo que hacer). He leído el interesante artículo sobre tus once propuestas, y estoy muy de acuerdo contigo. Pero te comento algo (por favor, te pido de manera atenta y respetuosa que sigas la lectura aunque te parezca que no tenga que ver con tu artículo tan atinado): En junio de 1984, egresé de la escuela de Ingeniería Topográfica, de la facultad de ingeniería de la entonces UAP (hoy llamada BUAP); me desempeñé, en la iniciativa privada, generalmente como residente o coordinador de obras, hasta finales de 1999; aquí hago un paréntesis ya que a finales del 94, al terminar su gestión el presidente Carlos Salinas,e iniciar el 95 con un nuevo gobernante: el presidente Ernesto Sedillo; y en ese momento comenzó para los mexicanos un periodo más recesión: el famoso error del 95, que durante los siguientes cinco años afectó a la mayoría de la población mexicana, ya que al deteriorarse la economía del país, la generación de empleos se desplomó ocasionando incluso que miles de ciudadanos perdieran, además de su trabajo, su casa que habían adquirido y estaban pagando. No había trabajo, y en el caso de la construcción, pues mucho menos; a este sector laboral le pegó fuertemente dicha crisis económica. Como a miles, mi situación económico-familiar fue un muy devastada, crítica, desalentadora, etc.; no se lo deceso a nadie, tocamos fondo y creo que muchísimo más abajo que eso.
Trabajaba uno dos meses, para “descansar” el doble; o simplemente no había trabajo; o en alguna ocasiones hasta ni me pagaban porque me decían: no hay y búscale por otro lado o hazle como quieras.
En marzo del 2006, recibí una llamada telefónica de la ciudad de las vegas, USA; era mi hermana menor quien hacía ya más 6 ó 7 años que ahí vivía, y me dice: hermano, vente, ya verás que encuentras trabajo aquí y te repones un poco. Así lo hice: me fui de “mojado” (no me importó pasar ilegalmente y además pagar; mi hermanita me prestó, me apoyó en ello y en la estancia). Por abril o mayo del año siguiente, mi amada esposa (ella fue quien más me ayudó, es maestra de primaria y gracias a Diós hace 3 años se jubiló; como dijo el sacerdote cuando nos casó: “en las buenas y en las malas”), me dijo un día en que le llamé: “…fijate amor que me llamó tal ingeniero y me pidió que te dijera que tenía un trabajo para ti; llámale, ojalá así ya te puedas regresar, tus hijas te extrañan…”
Llamé al ingeniero, efectivamente, me dijo que tenía un trabajo y seguiría habiendo; me regresé a méxico, pero desafortunadamente no fue como me lo pintaron, la situación seguía igual: trabajé con él poco más de 6 meses y se acabó la chamba (no me hubiera regresado). Y así continué: trabajando un poco aquí, otro poco allá, meses sin trabajo, trabajando sin recibir pago, etc.
Por asares del destino, a mediados de enero del 2000, me invitan a cubrir un interinato en una escuela secundaria ubicada en la sierra mixteca del Edo. de Puebla; es entonces que, indirectamente en ese momento, ingreso al sistema educativo mexicano. He de decirte que fue necesario firmar carta compromiso con la SEP, ya que los documentos de preparación con los que ingresé al sistema, no cumplían con el perfil y, entonces, en julio del 2002, presento un examen de ingreso a la Escuela Normal Superior Federalizada del Estado de Puela (en un sistema escolar mixto: clases cada sábado del año y en vacaciones de semana santa e invierno una semana, además de los recesos escolares, cada fin de ciclo escolar) para lograr, en 2009, obtener mi título.
Bueno, has de decir: para qué todo este rollo profe.
Mira, espero de verdad, que pronto nos envíes lo concerniente a la parte que le corresponde a nuestro “flamante” sector gubernamental (tampoco olvides los sectores: político, empresarial, eclesiástico, deportivo, social y hasta el familiar, etc.). Voy al que, en mi humilde consideración, tiene mayor responsabilidad, (y no digo que yo no la tenga, asumo lo que me corresponde y he de rendir cuentas ante mis alumnos, sus padres, las autoridades escolares y a la sociedad en general): cada que hay elecciones ya sean locales o federales, siempre se oye decir: “vamos a ganar el poder” o “vamos a recuperar el poder”, y ademas dicen también: “trabajaremos por ti, para que tengas un mejor trabajo y bien pagado, una casa digna, mejores servicios, etc., etc., bla, bla, bla”. Como siempre, purititas mentiras. Ingeniero, no te olvides de analizar a ese sector de nuestra sociedad. Ellos quieren el “poder” pero para “poder jodernos más”, no para lo que realmente es: “poder” transformar a nuestro querido y noble país, nuestro México tan grandioso y lleno de un sin fin de aspectos tanto naturales como materiales, culturales, históricos; en fin una tierra con profundas raíces y, lo mejor y más importante: su gente, sus mujeres, hombres, jóvenes y niños, quienes, con ayuda verdadera de nuestros gobernantes, podríamos llegar a ser mucho mejores que ahora.
Si Ingeniero, si nuestros gobernantes pudieran cambiar ese concepto tan equivocado de lo que es realmente el “poder” por el de: “vamos por la RESPONSABILIDAD de conducir al país por mejores caminos, mejores rumbos, porque existen miles de NECESIDADES que el gobierno de atender y solventar para lograr una SOCIEDAD MEXICANA mas feliz y plena, más equitativa, etc.
Y además, debemos tomar en cuenta lo siguiente: así como la sociedad en general, la iniciativa privada, el sector político y las autoridades gubernamentales y educativas, exigen que las y los maestros nos “CERTIFIQUEMOS PERIÓDICAMENTE” (estoy bien consciente de ello y además lo asumo, no como una obligación sino como una NECESIDAD INHERENTE a mi profesión, para un mejor desempeño laboral) y así garantizar una verdadera educación de calidad a nuestros niños y jóvenes, creo también que la clase política y de gobierno, tiene la misma RESPONSABILIDAD Y NECESIDAD de CERTIFICARSE, para mejorar su desempeño laboral de servicio al ciudadano (ya que de nuestros impuestos también a ellos se les paga) y así RENDIR CUENTAS CON VERDADERA TRANSPARENCIA, CON MEJORES Y ÓPTIMOS RESULTADOS, PARA LA CIUDADANÍA Y EL PAÍS EN GENERAL.
No es justo que se me exija como docente de secundaria cuando mi plantel educativo carece de lo más mínimo: no tenemos laboratorio de ciencias ni instrumentos ni materiales; no tenemos aula de medios de TICs; no tenemos laboratorio de ingles; tenemos un pequeño espacio de 13 mts. por 17 mts. (es muy pequeña mi escuela), el cual funge como: patio de honor; área de deportes; área de esparcimiento, todo al mismo tiempo. El internet que tenemos para unas 12 computadoras (PCs), es muy deficiente; la economía de la escuela nos impide contratar un buen servicio; y el mantenimiento a las computadoras, pues no es muy constante por la misma economía; se hace un pago bimestral de $ 3000.00 por la energía eléctrica mas $ 600:00 por la línea telefónica. Y así un etc., etc., etc.
Y cuando tú y yo fuimos a la secundaria, creo que lo tuvimos todo, de acuerdo al momento; yo asistí a un ETI (escuela técnica industrial, secundaria): con laboratorios: uno de biología, uno de física, uno de química y uno más, el de ingles; por otro lado, tenía como 8 diferente talleres; además tres canchas de usos múltiples: basquet, boly y futbolito; y qué decir de la cancha (reglamentaria) de futbol y hasta con sus gradas, y debajo de éstas, estaban las regaderas para después del partido o de la clase de educación física; gran cantidad de aulas y jardines, una biblioteca, un gran patio de honor, etc. Era muy grande mi secundaria.
Quiero que alguien me explique por qué yo si gocé de una escuela así y, ahora mis alumnos, tristemente, carecen de todo ello.
Para mí, la principal razón ha sido la mala administración de nuestros gobiernos Federales, Estatales y municipales, además de la plaga de la CORRUPCIÓN que permeo dicho sector principalmente y que ahora está tan, pero tan arraigado, en todos los ámbitos de nuestra sociedad; ni la familia se salva.
Digan lo que digan, pienso que ese mal habido “PODER” de la clase política y gubernamental, permitió que la CORRUPCIÓN nos infectara, a tal grado, que hoy por hoy, si desde la familia y las esferas altas de la clase política y gubernamental, incluyendo el resto de los diferentes sectores que conforman nuestra sociedad, no hacemos nada por revertir dicho “mal”, llegará muy pronto el momento en que nos auto-destruyamos como nación.
Todos los mexicanos, no solo los maestros, tenemos la responsabilidad y necesidad de reflexionar profundamente en qué nos está pasando y en cómo nos queremos ver, literalmente, el día de “mañana”. Ya no se vale, no nos podemos dar más el lujo de pensar en el “mañana” como algo que deba pasar en un “futuro”; debemos estar conscientes en el “hoy”, en el “ahora”, en nuestro “preciso momento”. Creo que si personas como tú y yo (y estoy bien cierto que en nuestro México hay millones), logramos poner nuestro granito de arena (nuestro pensamiento) en nuestras propias trincheras: familia, amistades, vecinos, conocidos, centros de trabajo y principalmente (por tu trabajo y el mio: la docencia), en nuestra materia prima: los niños, adolescentes y jóvenes, SÍ PODREMOS LOGRAR UN MÉXICO MUCHO MEJOR QUE EL DE AHORA.
Mi propuesta es: que a tus once propuestas le añadas la doceava: QUE LOS MEXICANOS TRABAJEMOS EN COLABORATIVO, DESDE NUESTRO PARTICULAR ÁMBITO LABORAL, PARA QUE LOS MAESTROS, POLÍTICOS, GOBERNANTES, EMPRESARIOS, CAMPESINOS, COMERCIANTES, OBREROS, MINISTROS DE CULTO, ATLETAS Y DEPORTISTAS, AMAS DE CASA, ETC., REFLEXIONEMOS SOBRE LA NECESIDAD DE “CERTIFICARNOS” PARA DESEMPEÑAR, CON MAYOR CALIDAD, TRANSPARENCIA, ESMERO Y ENTUSIASMO NUESTRA LABOR COTIDIANA QUE HEMOS DECIDIDO HACER EN NUESTRO PASO POR ESTE MUNDO.
Ingeniero, agradezco de ante mano tu valioso tiempo dedicado a estas sencillas líneas (espero no haberte aburrido), de verdad gracias por compartir por este medio tus ideas; desde que comencé a conocer de lleno esta profesión, la de MAESTRO, he dicho a los cuatro vientos, que es también tal loable como la del MÉDICO: el médico se preocupa y ocupa por preservar la vida; el maestro, debe y necesita, preocuparse y ocuparse en formar personitas integrales, quienes deberán ser el remplazo de médicos, abogados, ingenieros, comerciantes, obreros, campesinos, deportistas, artistas, padres, madres, y sin fin de etcéteras. Reitero mis agradecimientos y que Dios te colme de ricas bendiciones junto con tu familia.

Att.: Adolfo Solis Osorio-
PD: Espero te des un tiempo para hacerme algún comentario.
…………

Hola Profr. Adolfo…
Muy buena propuesta la que haces y sin duda una gran exposición que muestra tu experiencia en el asunto de la educación, gracias por colaborar.
La forma en que estoy desarrollando mi propuesta general es por partes. Propuse que para el caso de las generaciones jóvenes es necesaria una Ley de responsabilidades para los jóvenes buscando con ello equilibrar sus Derechos con sus Obligaciones. Por parte de los padres de familia igualmente es necesaria una Ley que los haga responsables de la educación de sus hijos y en el caso de los profesores están los puntos propuestos, después comentaré del gobierno, y enseguida de las otras cuatro partes restantes: SNTE, Autoridades oficiales locales, Sociedad y medios de Comunicación. Actualmente estoy trabajando mi propuesta acerca del gobierno y ten por seguro que lo haré con todas las demás, antes de jubilarme quiero dejar plasmado lo que he visto en el sistema educativo, lo que veo y lo que pienso que podría mejorarlo.
La educación en nuestro país en realidad ha sido un tema poco importante desde siempre para las autoridades federales, estatales, ojalá que esto cambie por el bien de todos.
Un abrazo cordial.
Ing. I. Guerrero Z.

17 07 2013
Adolfo Solis Osorio.

Mi estimado Ing. Guerrero, agradezco el detalle de tu parte haberle dedicado unos minutos de tu tiempo al sencillo escrito que te envié; gracias por tu contestación y los comentarios acerca de los derechos y obligaciones tanto de los niños y jóvenes estudiantes, como de los padres en relación al tema de la educación de sus hijos. Unos como otros (padres e hijos), sí tenemos la responsabilidad y aún más la necesidad, de responder mejor ante la sociedad y las autoridades, con el propósito importante de incorporar mejores ciudadanos al país; es un tanto difícil más no imposible, lograrlo, ya que es necesario dar un giro de 180 grados a la inercia que llevamos con respecto a nuestra cultura, a nuestra idiosincrasia: ¡Hay tantas cosas que debemos cambiar!, la tarea es ardua. Tienes mucha razón al afirmar que al tema de la educación, se le ha dado muy poca importancia; espero, y deseo, que los mexicanos ya le demos su justa dimensión (a la educación tanto de casa como la escolar), tomando en cuenta la gran necesidad que tenemos los ciudadanos de este hermoso y grandioso país, de salir del marasmo y aletargamiento que vivimos con respecto a temas tan importantes como el que hoy nos ocupa: la educación en México.
Por favor, no dejes de analizar y opinar sobre el desempeño de la clase política y la gubernamental en relación al tema en cuestión; no se me hace justo que tú y yo hayamos podido disfrutar (en nuestra época) de instalaciones escolares más dignas, en comparación con las que hoy tiene, por ejemplo, mis alumnos. Es apremiante que los recursos económicos, materiales y humanos, lleguen íntegros a donde deben llegar y, eso, mi querido Ing., a esas dos clases, sin duda les corresponde; es obvio que no se logrará si, en primer lugar, la ciudadanía no cumple con el pago de sus respectivos impuestos y ellos no procuran una administración óptima, honesta y transparente, de dichos dineros.
Seguiré atento tus publicaciones atinadas y haré mis sencillos comentarios.
Espero que por este medio, tan cercano (yo diría: inherente a nuestro ámbito laboral), nuestras autoridades, tanto educativas como gubernamentales, tomaran en cuenta que existen personas preocupadas, y ocupadas, en este tema muy de boga hoy en día, no solo en nuestro país, sino en el mundo entero.
Me despido de ti, deseando que recibas grandes bendiciones en compañía de tu familia y seres queridos; hasta la próxima.
………..

Hola Adolfo…
Ya estoy trabajando sobre la parte correspondiente al gobierno (y en general la clase política), solo que, son tantas cosas las que le corresponden resolver que ¡uf! pero en fin en unos días lo publicaré.
Te envío un abrazo “colegoso”.
Ing. I. Guerrero Z.

30 06 2013
ricmarticar

Estimado Ing. I. Guerrero, Lo he seguido desde hace un buen tiempo pero hasta ahora me animé a expresar mi comentario. Pertenezco al sistema COBACH de Chiapas. Me gusto su propuesta, que nos aporta un incentivo a todos los docentes que ponemos un granito de arena en la construcción de una mejor educación en los jóvenes de nuestro país, pues nos asegura que todavía hay maestros con el entusiasmo de hacer bien el quehacer docente, labor que requiere fortaleza para enfrentar los retos que nos pone un sistema educativo en donde los principales obstáculos están en los mismos directivos, gente puesta al dedazo y dirigentes sindicales, quienes han utilizado el sistema educativo para alcanzar sus personales y mezquinos objetivos, pero hay que reconocer que esto es un problema mundial, de valores y principios morales perdidos y que han minado a nuestros sistemas educativos, lo que antes solo veíamos en los sindicatos mineros, ferrocarrileros y petroleros en donde se sometía a los trabajadores por su bajo nivel de estudios, ahora se percibe en un sistema educativo en donde predominan los profesionistas, por eso es un reto personal el seguir luchando, picando piedra, y algún día nuestros esfuerzos recibirán sus frutos, al contribuir en un mejor municipio, estado, un mejor país y por qué no un mundo mejor.
…………….

Hola ricmarticar…
Motivadora conclusión colega.
Es muy cierto lo que señalas, hay buenos profesores en la organización educativa, incluso personas que van más allá del término (decirles maestros sería lo correcto). También es verdad que en ocasiones las autoridades locales son las que dan al traste con el interés de la gente que quiere superarse, ese tema lo tocaré más adelante en mis propuestas en las que estoy ‘tocando’ parte por parte todo el problema.
Un saludo cordial y gracias por comentar.
Ing. I. Guerrero Z.

30 06 2013
mibervaz

¡Hola apreciable colega!, es un gusto saludarte, y al parecer en cuanto a este artículo soy el primero en comentar. El comentario de un servidor es el siguiente. Nuestro sistema educativo, nuestro subsistema esta viciado aunque no del todo), lo ideal es que significativamente no estuviera viciado. Al parecer quien desea hacer las cosas y actuar correctamente tratan de hacerlo a un lado, tratan de obstaculizarlo, la pregunta es ¿quienes? mi respuesta es quienes ostentan o han ostentado una posición de poder, y lo digo con conocimiento de causa, lo he experimentado en mi persona, lo he visto y vivido en mi plantel. Una de las causas es la pleítesia que se le rinde a quien ostenta el poder con el fin de obtener ciertos privilegios y prebendas aún por encima de los derechos de los demás, y ¿qué queda?, el desanimo de quienes queremos y quieren hacer bien las cosas, el repliegue, el “enconchamiento” en el mutismo para no ser herido demás en lo psicológico, en el alma y en nuestro sistema endócrino (existe un buen número de profesores diabéticos o con propensión a ella). Un saludo cordial desde Zihuatanejo, Guerrero de un profesor del CETis No. 45.
…………

Hola mi estimadísimo colega Miguel Bernal
¡Ja! Así es colega, eres el primero en comentar en esta modesta idea de lo que debe ser la elección de un profesor, cosa sumamente importante a mi juicio, porque a los padres de familia no puede seleccionárseles -y ahora ni a los alumnos- pero al maestro sí.
El trabajo en equipo nunca ha sido “lo fuerte” de nuestro subsistema, ni tampoco lo ha sido en la educación en general, hay serias deficiencias al respecto que incluso van más allá de las escuelas pues socialmente tampoco es cosa común, salvo en las desgracias. Este hecho por sí mismo es ya un problema porque al suceder genera que no haya continuidad en los quehaceres educativos, ni entre colegas profesores, ni entre padres de familia y profesores, cada quien hace lo que Dios le da a entender y… como decía un conocido “que ruede el mundo nomás que no nos apachurre”. Entonces, en tales circunstancias lo único que nos queda colega es lo individual, lo estrictamente personal que cada quien en la medida de sus posibilidades -o de su conciencia- quiera realizar en favor del joven.
En DGETI podríamos estar mejor académicamente, muchísimo mejor, pero circunstancias como las que señalas hacen que los buenos profesores se replieguen y opten por llevar la fiesta en paz. Hay casos en los que para ser bueno -lo he visto- se tiene que pedir permiso colega y eso está gravísimo. Los directivos de las escuelas deberían tener perfectamente claro en su cabeza que a quien debe servir el trabajador es a la escuela, no a ellos.
En fin, ahí está mi propuesta y sea que les interese o no a los demás (incluidas las autoridades oficiales), considero que yo ya cumplí proponiendo algo que está respaldado por casi tres décadas de servicio.
Un abrazo y mis mejores deseos de que estés bien en compañía de los tuyos.
Ing. I. Guerrero Z.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: