En torno a la nueva Reforma Educativa.

6 03 2013

Dos eventos en materia educativa que parecían lejanos e imposibles de realizar ya sucedieron; hay una nueva Reforma general de la educación que implicó cambios en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y la líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, Elba Esther Gordillo Morales, está detenida/separada del SNTE. Son dos cosas que apenas hace unos meses ni siquiera las mentes más fantasiosas imaginaron que podría realizar nadie, así se tratara del mismísimo presidente de la República, sin embargo ambas ya están en proceso y en franca consecución. ¿Buenas o malas acciones del gobierno? Quién sabe, el tiempo lo dirá, pero necesarias sí que lo eran.

Reforma EPN¿Con estas dos acciones se resolverá el problema educativo global? Por supuesto que no. Cualquier estudioso del sistema educativo sabe que para resolver el problema de la educación en México hacen falta más cosas, pero sí pueden ser el principio del cambio. Para resolver el problema educativo se necesita hacer coincidir -poner de acuerdo u obligar- a las diferentes partes que intervienen en él, a saber: Padres de Familia, Maestros, Sindicato, Sociedad, Medios de Comunicación y Gobierno (es mi propuesta al respecto), mientras estas partes apunten en direcciones distintas -u opuestas- el problema educativo permanecerá sin resolver. El día en que las generaciones jóvenes escuchen el mismo discurso en su casa, en la escuela, en la calle y en los medios de comunicación, ese día el sistema educativo será pleno y si consigue un cambio de actitud de las nuevas generaciones entonces estará cumpliendo cabalmente su función.

Me han preguntado en el Blog mi opinión acerca de la nueva Reforma y en ello siento la preocupación de algunos colegas pensando que tal vez se haga realidad la consabida “permanencia” que alegaba Elba Esther, a ello diré que los trabajadores de la educación independientemente del subsistema al que pertenezcamos no debemos temer a ninguna evaluación, debemos sí, en nuestro caso, sujetarnos a las disposiciones emanadas del órgano central SEMS/DGETI y estar preparados tanto para las evaluaciones que vendrán como también para defender nuestros derechos si es que éstas se sesgan hacia otras cuestiones como son los caprichos que a veces suelen tener los directivos que no entienden que a quien debe servirse es a la escuela y no al director en turno, o hacia las venganzas que suelen darse cuando quienes dirigen las escuelas sienten que tienen la oportunidad de dar cauce a su resentimiento en contra de aquellos que no congenian con sus intereses y actitudes. Aunque actualmente ya somos evaluados en nuestro subsistema tanto por la administración, como por alumnos, como por nuestros pares, es de esperarse que aunadas a éstas evaluaciones que desde hace tiempo forman parte normal de nuestro devenir, también se agreguen otras que sinceramente espero sean aplicadas por un órgano completamente autónomo, absolutamente independiente de la SEP y del SNTE, y que se evalúen TODOS los aspectos que implica el quehacer docente, no sólo el conocimiento de los temas, también que igual se apliquen a los mandos directivos, si se hace así, los buenos profesores que dominan sus temas, los que sí cumplen con su quehacer dentro -y fuera de las aulas-, seguramente continuarán impartiendo cátedra y es de esperarse que resulten beneficiados con mejores plazas o mejores promociones como igual resultarán beneficiados los directores que estén realizando bien su quehacer.

La nueva Reforma Educativa menciona a casi todas las partes que intervienen en el sistema educativo pero olvidaron a los Medios de Comunicación, no sé si fue a propósito o quizá la dejaron así para no poner “nerviosos” a los dueños de tales organizaciones, pues es bien sabido que en cuanto sienten amenazados sus intereses de inmediato manipulan, sesgan e inclinan opiniones de la gente a su favor y en contra de lo que los “afecta”, pero lo cierto es que si se quiere conseguir un cambio REAL en esta materia los medios de comunicación también tendrán que comprometerse en serio.

Nuestro país requiere una verdadera REVOLUCIÓN EDUCATIVA, cambios que sean capaces de formar al nuevo mexicano y que nos den mejor rumbo como nación.

Referencia de la imagen: Uniradioinforma.


Acciones

Information

13 responses

19 10 2016
Saly

Puea la nueva reforma educativa segun la dire tora del jardin de nińoa josefina Ramoa en Oaxaca dice que las tradiciones de muertos no se harán porque la nueva reforma educativa seńala que son horas extracurriculares en las que se desperdicia tiempo. Que triste es v er que las tradiciones mexicanas mueran poco a poco.

3 05 2013
Isaúl Rentería Guerrero

¿Es el magisterio de México responsable de todos los males de la educación?. Abramos el debate.

En nuestra sociedad contemporánea, donde el dominio del poder mediático a veces invasivo en exceso, parece imponerse de manera avasallante, sobre una sociedad que permanece a la expectativa, asimilando información aquí, información allá, infiriendo, opinando, emitiendo juicios y sacando conclusiones. Ejercicio muy válido y trascendente ya que en México, afortunadamente tenemos el privilegio de la libre expresión.
Los manifiestos riesgos de sometimiento, manipulación, están inevitablemente presentes en los medios de comunicación visual y escrita; por cierto dominada por ese magnífico monstruo denominado internet.
Por supuesto, la educación no escapa de tal situación. El debate por tanto es inevitable y surgen a la par muchas preguntas relativas al quehacer educativo y especialmente el que se refiere al docente y su rol ante sus alumnos, la escuela y la sociedad.
Expresiones como- ¡Los maestros en México son unos flojos, no les interesan sus alumnos, ni su trabajo, ni la escuela alumnos y sólo quieren cobrar el día de quincena!- constituyen parte de la cotidianeidad en el barrio, en la oficina o en el café de la comunidad.
En otros escenarios, el gubernamental en sus tres niveles, se escuchan comentarios como ¡el sindicato de maestros debe desaparecer!, ¡son unos corruptos!, -no ves que a “fulano” “le dieron la doble plaza y a “zutanita” le están pagando y ni se presenta a trabajar.
Si bien es cierto, las afirmaciones anteriores, en muchos casos, representan verdades casi axiomáticas, ya que éstas son prácticas tan comunes en ciertos dirigentes sindicales, generalmente corruptos, que no requieren en modo alguno ser demostradas.
Sin embargo, quizás al magisterio Mexicano, agrupado como un sindicato, que no a sus líderes sindicales, se les debiera dar-antes de emitir juicios rigoristas- al menos, el beneficio de la dudad.
¿Las razones?. Nada de malo tiene que un colectivo laboral se asocie, agrupe y proteja, intuitivamente se ha hecho por siempre en todas las sociedades de la historia de la humanidad.
También históricamente el sindicalismo surgido desde los albores de la Revolución Industrial, la figura sindical siempre tuvo una un qué y un para qué de su instauración.
Mirando de nuevo hacia nuestro país resulta ahora por demás injusto, que como quien hace leña del árbol caído, se le culpe y responsabilice a los maestros de México de los principales males de la educación.
Si como reiteradamente se afirma, de que la representante del S.N.T.E., Elba Esther Gordillo Morales y subalternos se están beneficiando a manos llenas de las cuotas y contribuciones de todos sus agremiados, ese es un problema y responsabilidad únicamente de ellos, así sólo ellos en su caso, deberán responder a sus maestros, a la sociedad ¿y porqué no?, afrontar en su caso, responsabilidades de índole legal que deriven de sus acciones.
Más allá de la manipulación mediática o de los conflictos de interés que llevan a muchas personas a enjuiciar la labor del maestro, ¿que se sabe de las horas de desvelo que la gran mayoría de docentes hemos debido sortear para realizar tal o cual planeación didáctica, para preparar materiales didácticos, la clase del día, formular y revisar exámenes, llenar interminables formatos y estadísticas que el sistema nos requiere, ausentarnos de nuestras casas y familias por necesidades de capacitación, para terminar escuchando la “mentada de madre” de un padre de familia ofendido porque “le reprobamos a su hijo”…
Frente a tal situación, creo que debo aprovechar este espacio en la defensa de mis compañeros y ¿ porqué no?, en mi propia defensa. Me parece también que se debe revalorar y comprender la naturaleza, alcance, y profundidad de la labor docente, sus implicaciones éticas su nivel de compromiso social.
En suma debe dejar de representar el conejillo de indias o el patito feo, del que todos pueden hacer burlas y escarnio. Como docentes debemos dignificar la profesión, que es prácticamente un apostolado, levantar la cabeza, caminar erguidos y orgullosos y seguros de que a favor de los niños, jóvenes y adultos de México habremos de realizar exitósamente nuestra tarea,¡ por ellos, bien vale la pena!.

3 05 2013
Isaúl Rentería Guerrero

Pese a la negativa, de la mayoría de los gobiernos de América latina, a reconocer públicamente, la enorme presión e imposición que en materia de educación, desde hace años se viene gestando por parte de los poderes hegemónicos más representativos del planeta. Ello con dedicatoria hacia, se avanza puntualmente con un plan de educación preconcebido y coordinado por la UNESCO, cuya propuesta fundamental, es aplicar un tipo de formación y evaluación “universal” y “estandarizada”; lo que desde esa perspectiva permitirá acortar las desigualdades entre naciones ricas y pobres del planeta..
Si bien es cierto, competir en un mundo global y dominado por la tecnología, la industrialización y la automatización de los procesos productivos, es un imperativo que no admite reversa. Debe reconocerse que las condiciones socioeconómicas que guarda Latinoamérica respecto de los países industrializados no tienen ningún punto de comparación; y por tanto, frente al escenario de tan abismal diferencia, no existen condiciones ni ventajas comparativas que hagan suponer que un modelo educativo puede aplicarse como una receta o una línea de acción capaz de establecer una política educativa coherente con las necesidades, en el corto y mediano plazo.
Las probadas desventajas que presentan los modelos de evaluación estandarizada, en realidad, nos llevan a concluir que no pueden ser indicadores fidedignos de los rendimientos escolares, en ninguno de los niveles educativos.
En la práctica educativa domina aun el paradigma de la enseñanza sobre los modelos orientados a los aprendizajes que desarrollen competencias. Con un bajo nivel de significancia este tipo de educación impide en buena medida inducir verdaderas transformaciones sociales, mucho menos en zonas comunitarias marginales.
La mejora continua, como fin para lograr la calidad educativa sigue siendo un buen propósito; sin embargo, poco ayudan las buenas intenciones en la dura tarea de cambiar nuestra realidad cotidiana.
Los adornados discursos, las excesivas campañas mediáticas siempre resultan insuficientes; pretenden dominar y manipular los entornos y ambientes de una sociedad normalmente escéptica hasta el hartazgo, a la que, ya no lo es suficiente con las explicaciones, sabedores de que por lo general, ni se les oye, ni se les escucha; reclaman mediante acciones la inacción tácita de sus gobiernos. Sin embargo, pese al mundanal ruido, esto se convierte un “diálogo entre sordos”, cuyas señas y formas de comunicación, tan solo contribuyen ampliado la brecha, entre los que piden, entre los que exigen y los que dicen dispuestos a darlo todo por “el bienestar de nuestras sociedades”.
Concientes, en principio de que en el mundo real, no existe en modo alguno, un sistema educativo ideal; la necesaria alineación de las políticas educativas con las distintas variables propias de contextos sociales, igualmente diferenciados; impone una reflexión, que al final del camino nos conduce fundamentalmente a una idea; que probablemente represente el principio y fin del quehacer educativo, si lo que hacemos los docentes para cumplir idealmente con las tareas que nos impone nuestra instrucción formal, o incluso nuestra vocación constituye la herramienta o el medios apropiado de solución para lograr los fines educativos que buscamos; o tan solo constituyen medios limitados, insuficientes para conseguir las metas que nos hemos trazado.
La educación alternativa en la realidad latinoamericana está llamada a ser , incluyente, precisa, al igual que en otros tipos de educación de su mejora continua y el perfeccionamiento de sus ambientes de aprendizaje (lo que incluye considerar mejoras sustanciales a los ambientes virtuales de aprendizaje), la mejor utilización de las TIC en el abordaje de competencias realizables, contextualizadas y regionalizadas, el rescate de las mejores estrategias que en el pasado generó la educación tradicional, la promoción del pensamiento y razonamiento paralelo como valioso aporte al pensamiento lineal, los elementos de innovación, de acción crítica con una visión constructivista y propositiva, el desarrollo de actividades por proyecto, la inclusión en el currículo escolar de más y mejores dinámicas y técnicas lúdicas que dinamicen y aviven las aulas con acción motivadora y detonante de los autoaprendizajes, construcción de planes y programas con una visión más amplia en perspectiva de aplicación e integral en sus propósitos, estrategias y productos, evaluaciones personalizadas, factibles y holísticas, que tomen en cuenta alcances, límites y contextos de los educandos.
En suma un ambiente ideal de aprendizaje es el que surge de la necesaria e inteligente concertación de docentes y alumnos, para crear aprendizajes significativos, para desaprender cuando la situación así lo exige, para retroalimentar esos aprendizajes, para reinventarnos, en una dinámica continua de prueba y error, que nos enseñará que si no recorremos el camino no sabremos si contiene piedras, si contiene espinas, si en un punto del trayecto nos encontramos con bifurcaciones que nos conduzcan por sendas diferentes, tenemos-porque ese es nuestro desafío- decidir por una sola ruta, y pese a que siempre tendremos el riesgo de equivocarnos, deberemos decidir por la opción que minimice los riesgos y amplíe nuestra ventana de oportunidades.
La educación latinoamericana debe tener su sello particular, su propuesta particular; las sociedades del cambio ya están aquí, a nuestros gobiernos y sus propias autoridades educativas sólo les falta escucharlas y atenderlas, haría bien recordar que lo que te hace bien a ti, es lo mismo que me hace bien a mí, igual que lo que le hace bien a todos, que nos aleja de la mezquinidad del que sólo desea injustamente saciar su interés particular por encima del interés general.
Educar Latinoamérica es la tarea prioritaria, no obstante las carencias que infraestructura y adquisición de tecnologías educativas, representan nuestros recursos limitados. La acción inovadora , el talento y nuestra esencia creativa representan nuestros principales aportes compensatorios. Salgamos de nuestra zona de confort, podemos y debemos transformar nuestras debilidades en fortalezas y distinguir con precisión y convicción las áreas de oportunidad, que sin duda las hay, y representan la fórmula mágica que en el mediano y largo plazo, sin duda, nos permitirán ejecutar mejor nuestra tarea.

3 05 2013
Isaúl Rentería Guerrero

Formación Docente. Las nuevas Tendencias

Promoción, reconocimiento y permanencia son elementos contenidos en la Nueva Reforma Educativa que concretamente modifica los artículos tercero constitucional- en materia educativa- específicamente se refiere a el Artículo 3, fracción III, párrafo segundo para que el ingreso al servicio docente y la promoción a cargos se lleven con principios de “igualdad y transparencia” y por tanto se establecen las reglas del ingreso al servicio docente y la promoción a cargos directivos.
Asimismo se adiciona al artículo 3 constitucional la fracción IX para crear el sistema nacional de evaluación educativa, aterrizada a través del Instituto Nacional de Evaluación Educativa y al que se le otorga el carácter de organismo público autónomo con personalidad jurídica y patrimonio propios. La función del INEE será (como de hecho, ya lo fue desde su creación), evaluar la calidad, el desempeño y los resultados del Sistema Educativo Nacional en los niveles básico y medio superior.
Un mensaje obvio es que se apuesta a la continuidad, que por una parte, no es nada malo; no obstante están pendientes, las adicionales y necesarias adecuaciones prácticas que en política educativa han de reflejarse en el currículo escolar.
Lo anterior incluye situaciones como sustituir paulatinamente la evaluación estandarizada por un tipo de evaluación más integral, personalizada y adaptada a las necesidades individuales de asimilación de competencias por parte de los alumnos, así como trabajar en la enorme brecha que al paso del tiempo se viene haciendo más crítica, y que se refiere a la política de aprobación masiva del alumnado, que con competencias o sin ellas debe ser promovido hacia grados superiores, por razones ajenas al ámbito académico; lo que por cierto, justifica por sí solo una discusión y argumentación aparte.
Adicionalmente los impactos, en el futuro inmediato, habrán de trascender, querámoslo o no, en los contenidos incorporados en los programas de capacitación, formación y promoción docente.
¿La razón?.En realidad muy simple, para ello baste citar los siguientes considerandos:
1) La aplicación del principio de equidad nos imposibilita educar a las personas de la misma manera como si todos fueran iguales.
Aquí la crítica que surge es que un problema con la educación estandarizada es su inequidad, su exclusión, su impersonalidad y por tanto su ineficacia al formar y evaluar a las personas.
Y entonces dentro de una perspectiva del mediano y largo plazos, ¿cómo debiera capacitarse, actualizarse y evaluar a los docentes?. Concretamente consolidar y ampliar el perfil profesional de los docentes más allá del rol las competencias, que hoy en día la SEB y la SEMS les establecen.
Entre otras cosas, capacitarlos para la debida asimilación y aplicación formal en las aulas de estrategias educativas que incorporen a los aprendizajes específicos, el tipo de educación alternativa, que por ejemplo; posibilitan la gradual pero urgente sustitución de los modelos de pensamiento lineal o vertical por tipos de pensamiento paralelo, que siempre privilegien al ser sobre el hacer de las personas, que aprovechen la potencialidad de las personas para transmitir aprendizajes a sus semejantes. En este punto adquiere gran relevancia el hecho de que las personas con capacidades diferentes, en sus sentidos biológicos, frente a sus limitaciones físicas o psíquicas, poseen compensaciones extraordinarias, que les permiten potenciar sus deficiencias y transformarlas en fortalezas individuales de gran valor. Por tanto lo que la escuela convencional ha interpretado como un problema, se transforma en una fantástica área de oportunidad.
Lo antes expuesto nos lleva invariablemente a privilegiar el tipo de educación alternativa que sea incluyente y dinámica. El docente es la herramienta humana que es y será un aporte estratégico para conseguir las metas y propósitos del quehacer docente.
En suma, lo que se propone, no es abandonar el enfoque de competencias, al contrario, se sugiere perfeccionarlo, mejorarlo, humanizarlo, contextualizarlo a las realidades de las sociedades y economías regionales. Ese es el espíritu, esa es la idea y filosofía; el qué y el cómo, será motivo de una discusión aparte.

3 05 2013
Isaúl Rentería Guerrero

México. Los principios de la educación. Sopesando su viabilidad.

En educación hablar de lo que es justo y equitativo, no necesariamente embona con la calidad y la cobertura.
La búsqueda de la mejora continua, de las metas a favor de las grandes transformaciones, el reto constante que nos impone la diversidad, la extensa gama intercultural y el propósito de educar con criterios de equidad, estudiantes provenientes de un entorno caracterizado por la heterogeneidad, con criterios, medidas y parámetros que distan de lo requerido, es decir no son hechos a la medida. En consecuencia el sentido de los aprendizajes escolares y su evaluación, esencialmente distan de ser propuestas que tengan en la realidad un sentido democrático.
Educar bien en nuestro contexto situacional, es extraordinariamente complejo; en virtud de que ello presupone la transmisión de aprendizajes entre desiguales, cuyas desventajas predominan sobre las ventajas.
Por tanto, no se trata solo de instituir o decretar medidas o acciones de política educativa que en el papel o en teoría coadyuven a mejorar el estatus o posicionamiento educativo.
Se requieren en consecuencia, el conjunto de acciones prácticas que vincule con eficacia, las variables calidad educativa, con la realidad psicosocial, económica y cultural de los prospectos educandos. Al joven por lo general, escenario de la realidad los limita. Ese mundo real escaso de oportunidades, con las exigencias propias del más puro modelo capitalista globalizador- que además, no conocen otro- representa para muchos de ellos, dictaduras virtuales que les encadenan en un mundo o realidad, irónicamente “libre”, en la forma, no obstante en su fondo es competitivo, cruel y desafiante; la suicidios de brillantes estudiantes Japoneses, así lo evidencian; en el orden social y moral los jóvenes homicidas norteamericanos, tan solo, reproducen patrones del caduco, fallido y descompuesto entramado social; donde el sector educativo es el espejo donde se reflejan cotidianamente los indicadores de tal descomposición.
Uno de los problemas evidentes, lo representa el hecho de que replantear el quehacer educativo, si bien no es propiamente reiniciar desde cero, no está tan lejos de serlo.
Si bien sería a pesar de todo lo acontecido dentro del quehacer educativo, una exageración, afirmar que el problema es irremediable, porque no lo es. Si vale la mención de que la ruta correctiva, que se ha de seguir, para rectificar el camino; presupone en principio, la reinvención de los paradigmas que propiamente habrán de modificarse, apartándose de los modelos de educación dirigida y apoyándose prioritariamente en un tipo de educación alternativa, inclusiva y de naturaleza democrática.

Tal afirmación adquiere especial relevancia, cuando se recurre a indicadores y hechos educativos que así lo confirman. Por ejemplo, baste citar el lema que abanderó y rubricó en el pasado el gobierno de Fox, “Compromiso Social por la Calidad de la Educación”, o la versión actualizada Calderonista “la Alianza por la Calidad de la Educación” , los 10 procesos prioritarios relacionados con centros escolares, profesores, alumnos, reforma curricular y evaluación, no resultaron suficientes; como tampoco, con toda seguridad, no bastará con el hoy tan publicitado “Pacto por México”, de factura Peñista.
Un hecho que la calidad educativa no lo mejora ningún mecanismo o instrumento evaluatorio, solo lo mide; por consecuencia, El Instituto Nacional de Evaluación de la Educación (INEE), habrá de medir a los desempeños y competencias de los alumnos, en modo alguno, ello significa que estudiantes por consecuencia, y esto todo mundo lo sabe, se vaya a mejorar la calidad educativa.
El problema de base radica en la estrategia, en el correcta diagnosis que da cabida a los que, los como y los porqué, el tema educativo no termina de “cuajar”, en México, las equivocaciones tan cotidianas que se han vuelto una costumbre, y la ineficiencia desafortunadamente, hasta hoy, domina; por ejemplo los resultados consignados en la prueba ENLACE aplicada por la Secretaría de Educación Pública a los alumnos de educación básica, ocho de cada 10 alumnos mexicanos egresan del nivel básico con gravísimas deficiencias en sus habilidades matemáticas y de lectura.
Hugo Aboites, académico de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM , los bajos rendimientos en matemáticas y español de los alumnos de educación básica están relacionados con la desigualdad que existe en México entre los sectores con menores y mayores ingresos, algo que no se toma en cuenta en la iniciativa de la Nueva Reforma.
En la Cámara de Diputados y de Senadores del Congreso de la Unión así como la mayoría de las entidades federativas del país aprobaron la propuesta educativa del ejecutivo, sin menoscabo de sus intenciones y propósitos, loables en principio, su análisis o método de consulta, si la hubo, podría resultar en una garantía mínima, que arrojara una señal de certidumbre, sobre las manifiestas bondades de la Reforma.
A manera de reflexión final, deberemos estar preparados para aceptar el hecho tácito, de que el equilibrio entre los factores de calidad, cobertura y calidad, en sus principios rectores, pende esencialmente de un supuesto esencialmente inserto más en la filosofía educativa, que en la teoría de la educación.
La naturaleza compleja asociada al principio de educar debe considerar los hechos, y las posibilidades, que nos marcan los límites de la razón, lo concreto y lo factual, por encima de supuestos generados en abstracciones y cálculos, que como en las matemáticas y todas las ciencias exactas, habrán de tener un sustento formal, como lo que son, herramientas demostrativas; sin embargo su acción, porque así lo confirman las leyes surgidas de la naturaleza, no serán, ni ahora ni nunca, capaces de modificar el estado de las cosas, los fenómenos y los hechos. Educar con calidad no necesariamente se iguala a la equidad y a la cobertura educativa. Para que puedan caber razonablemente las tres principios, se precisa desaprender, reaprender, reinventar y forjar el nuevo paradigma quizás no tan teóricamente consistente como lo marcan los paradigmas surgidos en el actual modelo de educación dirigida, pero mayormente aplicable al “limitado contexto particular ” donde domina la realidad, la congruencia y la razón por encima de la obsesiva y descabellada idea, que para ser mejores, debemos hoy, imitar a quienes son mejores.

2 05 2013
Isaúl Rentería Guerrero

Elba Esther Gordillo. De la Cima al Ocaso…

La vida es una suerte de maquiavélico juego donde algunos les toca siempre ganar- ganar, los menos por cierto, pero los más poderosos; los que influyen para que el poder-no precisamente el que se esperaba sirva a la gente-sino el que proviene de la clase política, cual privilegiada dinastía, señala el rumbo de lo que será, de lo que dejará de ser. Argumentos, razones, justificaciones y todo tipo de retórico “salivero”, fluyen a raudales, nutridos, consistentes y abundantes cual suculento maná surgido de una razón poderosa y omnipresente.
A mi mente llega el recuerdo de aquél “ya nos saquearon, no nos volverán a saquear”, del México Kafkiano donde el absurdo es el amo y señor, se pasa a otro ficticio mundo de arlequines, de circo, maroma y teatro. Y luego algún maestro pregunta como para cerrar con broche de oro. Ahora que esta señora Gordillo está presa Nos van a regresar las cuotas que nos robaron?.Pan y circo reza un refrán, pero la situación no está para menos, nos quitaron el pan y nos dejaron sólo el circo, y después lo irremediable, soltar la presa a la jauría hambrienta, por las calles pulula el morbo y es tiempo ya de hacer leña del árbol caído…
Quizás a la maestra Gordillo alguien debió recordarle que quien siembra vientos recoge tempestades, acostumbrados como estamos, a hacer, pero a que no nos hagan, es tiempo prudente para darnos un espacio a la reflexión, a destiempo si, pero al fin reflexión, si después de tanto invocar repetitivos como demagógicos discursos por las mejores causas del magisterio, las palabras adquirieran otro sentido lejano de la demagogia y la palabrería estéril, que convirtiera por arte de magia tan falsos y fallidos mensajes en elocuentes y grandiosos testimonios de la infinita lealtad que la cúpula magisterial habría tenido para cada uno de sus millones de agremiados.
Una bondad tan elevada y suprema, que nadie, que se precie de ser un abnegado mortal, no podría en modo alguno dejar de agradecer, a quien tanto les dió-léase en tono insistente cual disco gastado-sin pedir nada a cambio…
Quien te diría Elba Esther que toda tu suerte, habría de cambiar, tan solo por que tus amigos del pasado, se convirtieron en tus “archiretecontraenemigos”, la ruleta rusa de la vida hoy te juega tu mala pasada, algunos dijeron por ahí, ayer robaste de las cuotas sindicales de tus fieles y sumisos agremiados, hoy también. Irónicamente si alguna diferencia hay entre el ayer y el hoy, no te queda más que atenerte a las consecuencias, que la realidad te impone, Cualquier tiempo pasado fue mejor diría Jorge Manrique en sus Coplas por la Muerte de su Padre, y como una evocación a un prolífico pasado y un suspiro de melancólica nostalgia, habrás de enterrar en el baúl de los recuerdos las viejas glorias que el poder, cual diosa del olimpo, saboreaste y disfrutaste hasta la saciedad. Los laureles del reconocimiento, el halago fácil y la falsa palmada, ya no estarán más ni con motivo de tus discursos, ni en tus multitudinarios tu eventos, nunca más; como “tus viejos amigos” y casi todos quienes ayer te acompañaban habrán de emprender la “inevitable” huida. El deslinde como sistemática e infalible fórmula de autoperpetuación en el poder.
Desvío de recursos de los trabajadores de la educación, una de las razones que durante su detención se argumentaron, y frente a la suspicacia de la sociedad, se gesta la razón más poderosa del castigo político a la señora “guerrera”, que llamó ignorantes a sus oponentes; eso dolió, laceró y lastimó; cabe entonces comprender que el pasado también tiene memoria, la historia se escribe a cada minuto, sin embargo, algo no falla, la historia la escriben los ganadores, y aquí como en todos lados ganar significa conservar aunque se un hálito, no de la sabiduría, ni de la bondad, sino del poder grandioso que te puede llevar a la cima del cielo, pero cuando la suerte no está de tu lado te enterrará hasta el fondo, del más horripilante caldero del infierno…

30 04 2013
Isaúl Renteria G.

La Nueva Reforma Educativa en México. Un enfoque crítico en pro de su mejora.
Con la introducción de la Reforma Educativa propuesta por el actual gobierno se abre de lleno el debate sobre el nuevo paradigma donde se habrán de asentar los cimientos filosóficos y estructurales de la actual política educativa.
En esencia nadie puede negar la trascendencia que tiene el que se cree una Reforma, que a nuestro país, dadas las condiciones pasadas, presentes y futuras, le urge. Sin embargo, son los enfoques, concepciones y términos; que al final de cuentas, representan esos pequeños detalles, que si marcan diferencia, los que conviene ajustar partiendo de distintas premisa, como son:
a). La desafortunada experiencia histórica que nos confirma que acompañado a cada inicio sexenal aporta una propuesta de Reforma Educativa, ( que por cierto se nos vende como el proyecto idóneo que habrá de resolver los problemas asociados al tema educativo).
b). La falta de un consenso de consulta genuina, preferencialmente pública, representativa e incluyente de las bases educativas, es decir los docentes y directivos inmersos en la educación. Por incluyente se debe entender que no sólo se debieron invitar a construir las propuestas a los especialistas en el tema, sino a toda la estructura social, que se sabe en mayor o menor medida está implicada y le concierne el tema, incluyendo a las voces opositoras y críticas, que también forman parte de éste país.
El enfoque de educación por competencias, opción emergente importada del modelo educativo generado en las naciones industrializadas y cuya eficacia neta de aplicabilidad en regiones de medio a bajo desarrollo ahora admiten muchos especialistas y sistemas educativos del mundo. Problemas que como la educación estandarizada con sus escasas virtudes, pero sobre todo con sus comprobadas limitaciones. Así por ejemplo la educación inclusiva ante el reto de la insuficiencia de enfoques educativos que la fortalezcan, surge como una de las opciones que puede ayudar a oxigenar los ambientes de aprendizaje. No obstante, más allá de la problemática asociada a las implicaciones pedagógicas y áulicas que conlleva el educar en las aulas a estudiantes con capacidades diferentes; a la par emerge el desafío vinculado a la carencia en muchas instituciones de la adecuada infraestructura y medios educativos que ese tipo de planteles requieren.
La actual propuesta de la SEP de mejoramiento educativo apoyadas básicamente en herramientas de evaluación y soportada por la creación del Instituto Nacional de Evaluación Educativa ; pese a su publicitada operatividad, no pareces representar el mecanismo idóneo para lograr la mejora pretendida, en virtud de que el mejor sistema educativo del mundo no funcionará sin el hecho los docentes no somos capaces de establecer para todas las asignaturas impartidas, aprendizajes significativos y aplicables y competencias que privilegien al ser sobre el hacer. No con la visión rudimentaria y utilitaria pragmática de la maquiladora convencional, con la que tanto nos hemos familiarizado.
Educar es formar antes que instruir, no basta con la mención de que debemos pasar del paradigma de la enseñanza al paradigma del aprendizaje. En educación el reto educativo que impone la globalización no debe entenderse como las actividades de copia y reproducir modelos ajenos, sino como la incorporación regional y local de estrategias educativas que consideren la identidad, valores, tradiciones idiosincrasia, lengua y realidad socioeconómica de las poblaciones y regiones que se han de educar.
El enfoque formativo que incluye valores no es en modo alguno una “receta de cocina”, cuya sola aplicación garantice resultados. Debe acompañarse sin duda de una estrategia correcta surgida de la realidad y problemática áulica verdadera y no provenir únicamente de oficinas de planeación que en la práctica sólo insertan y reproducen teorías educativas diversas que por cierto, incluyen teóricos de la educación y teóricos de las competencias.
Por tanto sin dejar de reconocer la gran importancia que tienen los programas de formación docente, que se vienen instituyendo en todos los niveles educativos, sin duda, se precisa de la conveniente adaptación de esos programas a las necesidades concretas por cada asignatura impartida o por tema establecido en el curriculum.
Lo anterior nos remite a la impostergable tarea de dirigir más esfuerzos a la formación y adquisición de herramientas educativas que a la dominante e indiscriminada proliferación de unidades administrativas, que si bien son importantes, deben coexistir en los ambientes educativos en una proporción más razonable que considere lo mínimo requerido, es decir sólo como herramienta de apoyo.
Por tanto habría que preguntarse por ejemplo, ¿al INE quién lo habrá de evaluar?, y si los alcances de esas evaluaciones, que incluyan alumnos y docentes ¿también alcanzarán para inducir mejoras netas en el sistema educativo?.
Una percepción probablemente osada para algunos, inválida para otros, tiene que ver con la poca importancia y nulo respeto que se tiene por parte de muchos políticos de esa institución denominada SEP, al designar personas con perfiles, intereses y preocupaciones quizás muy distintas a los ambientes educativos. La excepción a la regla la representan contados nombres, los que ahora llegan a mi mente son Justo Sierra Méndez, irónicamente nuestro primer ministro de educación ( cuya designación se remonta al año de 1905), Agustín Yáñez y Jaime Torres Bodet. Y vaya que la oportunidad de que tal situación se hubiese revertido ha sido amplia, tan amplia que 108 años de historia no han alcanzado para éste propósito; lo que por sí mismo representa un indicador- si se quiere cualitativo- de que la SEP se visualiza más como una posición política y no como un ministerio clave para administrar y aplicar servicios educativos.
Apoyado en mi práctica docente y en la opinión de muchos otros colegas puedo afirmar que educar bien en México no es tan complicado como parece, que la reforma educativa debe emerger desde el aula y su realidad, la planeación cotidiana desafortunadamente no puede retroalimentarse de actividades de planeación surgida de oficinas y escritorios cuyos “especialistas en planeación” tienen el problema de que saben elevar al aire los aviones, que pueden planear, sin embargo nunca aterrizan.
En suma no es copiando modelos ajenos al nuestro como el hoy tan laureado modelo educativo de Filandia, ni el Cubano, ni el Español; es el de México, su realidad e idiosincrasia, tampoco nos soluciona el problema el seguir al pie de la letra las líneas sugeridas por la UNESCO, ni la OCDE.
La política educativa debe reorientarse en efecto hacia la mejor formación y preparación de los docentes, sin embargo los enfoques de capacitación que hasta hoy se practican deben abandonar y para siempre la adopción de teorías educativas como un fin de la formación docente y adoptar enfoques de capacitación reales, factibles y representativos del quehacer áulico.
Invertir en el diseño de un perfil docente que aunado a sus atributos y competencias preestablecidas lo doten de las herramientas imprescindibles para desarrollar competencias tangibles, justificadas y verdaderamente útiles para delinear el perfil de egreso de los estudiantes; lo que no será posible si en tales herramientas no se incorpora el componente de requerimientos regionales y locales de los educandos.
Eliminar reglamentismos y burocratismos de la educación, al respecto baste afirmar a manera de ejemplo un hecho demostrado, el sistema ISO, es infuncional para ser aplicado en la educación, surge y aplica en contextos muy distintos, crea excesivo papeleo y no resuelve para nada el propósito fundamental, que es educar.
Finalmente me parece debemos recordar que aunque estamos tan cerca de los Estados Unidos de Norteamérica como dijera el general Díaz, vivimos en latinoamérica con las ventajas y por supuesto, las enormes desventajas que ello representa.
Queremos cambiar para transformar, lo que es magnífico; sin embargo cabe preguntarse ¿si los enseres y herramientas que tenemos dispuestos para tal fin representan la mejor solución a los problemas educativos que hasta el día de hoy nos afectan?.
El siglo XXI y sus principales desafíos dominados por la globalización, no implica importar información, ideas, usos y costumbres de poblaciones ajenas y provenientes de otros contextos y realidades. Somos capaces de desarrollar el modelo educativo Mexicano, hecho por y para Mexicanos, nadie conoce mejor que nosotros la naturaleza y causa de nuestros problemas, y por tanto somos los responsables naturales de su solución.
Isaúl Rentería Guerrero
Docente de Educación Media Superior.
………..

Colega, sin duda coincidimos en muchas cosas -si no es que en todas- ¿Será porque ambos llevamos el mismo apellido? ¡ja!.
Un saludo cordial y muy buena reflexión la cual me encantaría publicar en un post. Si estás de acuerdo avísame y si quieres, igual que he hecho con otros compañeros, envíame una fotografía para pegarla junto con tu escrito.
Ing. I. Guerrero Z.

30 04 2013
Isaúl Rentería Guerrero

Agradezco sus comentarios Ing. Guerrero; por supuesto estoy de acuerdo en su publicación, lo que para mí es un honor. Si acaso requiero saber de que medio le envío la fotografía solicitada. De nuevo va mi agradecimiento, mi saludo y estoy en espera de su respuesta.

Cordialmente
Ing. Isaúl Rentería G.
…………..

Por favor a la dirección: iigroz@hotmail.com
Un abrazo.
Ing. I. Guerrero Z.

24 04 2013
Isaúl Rentería Guerrero

Reflexionando desde el centro del aula. Lo que la Reforma olvidó.

Después de su aprobación, la Reforma Educativa es objeto de toda clase de discusiones y comentarios. El tema por una parte se ha mediatizado y por la otra se ha politizado.

Quienes la “idearon”, los que la aprobaron, quienes estamos llamados a ser “sus beneficiarios y protagonistas”, y el resto del conglomerado social; sentado en la butaca de espectador. Todos-quienes opinan a favor o en contra-Han creado una corriente de opinión sobre el tema.

Sin embargo, sin duda no todo está dicho; afirmación que vale si hacemos un ejercicio de reflexión alrededor de tan distintas e importantes situaciones que durante la propuesta de Reforma se dejaron de lado. Entre estos errores y omisiones sobresalen las siguientes:

-La Reforma y su enfoque, analizada desde la perspectiva de lo que debe ser un Modelo Educativo, resulta superficial, insuficiente, conceptualmente ambigua, fincada en generalizaciones y poco consistente con los principios sobre los que se planea inducir la mejora.

Así habría que descartar la limitada perspectiva de considerar la calidad vinculada a la gestión escolar promovida desde una dirección y apoyada en un sustento administrativo; en virtud de que esta visión, miope, constituye hoy dia una gran equivocación. La transformación educativa desde la perspectiva de la realidad se ha de producir teniendo como protagonistas al alumno y maestro en el centro del aula. El perfil de egreso ideal de los alumnos no es poca cosa; como tampoco lo es educar con calidad en ambientes masivos y despersonalizados, con escasos o nulos recursos, la realidad impone, en tanto muchas personas de nuestra sociedad sólo suponen…

-Se plantea una estrategia centrada esencialmente en la evaluación. Idea ya muy “masticada”(Perrenoud, Tobón, Biggs, Freyre, Chán, Marzano, etc.); tampoco se se define con precisión la estrategia de formación y capacitación docente. Ni las estrategias específicas para apoyar a los docentes en la conformación y mejoramiento de su perfil, de sus capacidades y posibilidades reales para inducir aprendizajes y desarrollo de verdaderas competencias en las aulas.

-No se precisan los medios concretos como se pretende alcanzar la calidad educativa. Si bien se sabeque la misma tiene una naturaleza multifactorial en sus variables y multidimensional en su esencia.

-La inconveniencia de copiar modelos ajenos al nuestro, que en otras latitudes de la geografía han fracasado, de seguir dictados y de adoptar estrategias descontextualizadas, infuncionales e inaplicables a nuestra realidad.

Por eso falla con frecuencia el enfoque maquilador que tan solo partiendo de los insumos o materia prima privilegia los resultados sobre los procesos; y se les olvida que las personas no son máquinas, que se puedan programar y dirigir a capricho de los gerentes y directivos responsables de diseñar y ejecutar sus planes operativos. Ni la escuela puede funcionar como una fábrica y los métodos deben humanizarse.

El ser está sobre el hacer. Por lo que la dimensión afectiva-social, valoral, actitudinal tiene preferencia sobre la componente instruccional que dicta la curricula escolar.

-No se incluyen enfoques educativos innovadores o de vanguardia, en realidad es más de lo mismo y fundamentalmente se apuesta a la continuidad.

– La promoción y permanencia docente, son rubros de la Reforma, que merecen ser debidamente aclarados, para evitar confusiones e interpretaciones, como las que vienen ocurriendo y sólo traen inquietud, desconfianza y descontento entre el gremio magisterial.

-Es imprescindible voltear hacia un Modelo de Educación Alternativa con un énfasis regional y comunitario; esencialmente inclusiva, cuya premisa sea la diversidad multicultural y multiregional, que no excluya a los que son diferentes, ni antirracista, ni homofóbica ni discriminatoria. Que promueva la equidad y reconozca que la mejor educación es la que proviene del que sabe y quiere transmitir aprendizajes a quienes lo necesitan, sin importar, credo, raza o condición, es decir a quienes tienen las mayores desventajas comparativas.

Educar en un mundo global, no necesariamente impone una transculturización, por el contrario, debe conducir al retorno sistemático de los pueblos hacia su destino marcado por la identidad y su sentido de pertenencia. La manera de entender y actuar de cara al desafío del presente siglo, nos dará la respuesta de lo que de antemano ya sabemos, ¿quiénes somos?, y ¿A dónde vamos?…
…………

Excelente reflexión colega Isaúl, gracias por compartirla.
Un saludo cordial.
Ing. I. Guerrero Z.

15 03 2013
LAURA DUARTE

BUEN DIA ING. GUERRERO TENGO UNA CONSULTA QUE HACERLE
SI FUERA TAN AMABLE DE DECIRME DONDE PUEDO VER SI UN INTERINATO EN DGETI PUEDE SER CONCLUIDO ANTES DEL TIEMPO ESTIPULADO Y LOS MOTIVOS POR EL CUAL PUDIERA CONCLUIRSE
GRACIAS
LAURA DUARTE.
………..

Hola Laura…
A caray… no tengo el dato legal (ni creo que exista) en todo caso terminarlo antes (en la actividad para la que fue contratado el trabajador) sería facultad de la parte que contrata, no obstante tendría que respetarse el tiempo total que abarcara comisionando al trabajador a otra actividad.
Saludos.
Ing. I. Guerrero Z.

6 03 2013
Ana Maria Ojeda Lopez

Muy acertado su artículo. Me parece que la medida de mostrarle al SNTE que incluso cualquier ente moral y/o físico es susceptible de ser llamado a cuentas.
Indudablemente que el SNTE era un obstáculo muy significativo para poner orden en el desempeño docente, pues ante cualquier conducta -cuando digo cualquiera me refiero incluso a conductas ilícitas, no simplemente de faltas laborales- el sindicato intervenía aún en contra de la aplicación de la Ley, tratárase de infracciones administrativas, civiles, penales, etc., esta actitud sindical propició un relajamiento en el desempeño general del personal educativo, tanto en materia laboral como en materia del comportamiento diario. Ya el ser docente no significaba ese respeto que conllevaba el serlo. Maestros que bebían con sus alumnos y conductas derivadas, hacían que en el aula los muchachos no prestaran la debida atención ni consideraran necesario cumplir con sus tareas en las asignaturas que ellos impartían. Esto es solo un pequeño ejemplo.
Así pues, el sindicalismo que durante muchísimo tiempo fue un escudo frente a los abusos de las autoridades, se convirtió en patente de corso para hacer y deshacer; veinte años después nos enfrentamos a una descomposición social temible: padres que se desajenan de la educación de sus hijos y que además pretenden ser amigos de sus hijos, maestros que también quieren llevarse bien con sus alumnos, ser sus “cuates”. Directivos que no aplican la normatividad a los amigos pero a los enemigos sí, propiciando diferencias, grupos, riñas, murmuraciones, etc.,
En fin, que como bien menciona, el asunto educativo por alguna parte tenía que empezar a modificarse, las reformas poco pueden hacer si no se compone la estructura educativa, esa estructura que vigile y aplique correctamente las modificaciones planeadas y que además recupere el status valorativo del Maestro. Que el Maestro retome su autoestima y considere que es un honor ser ejemplo para la juventud y para la sociedad que lo rodea.
……………..

Hola Maki…
Como siempre, muy atinado comentario. Ojalá que se pudiera recuperar siquiera una parte de aquella figura importante que era el maestro.
Un abrazo y que sigas disfrutando tu jubilación.
Ing. I. Guerrero Z.

6 03 2013
ggi3838

Completamente de acuerdo ing y jdramirez, tan importante el ambiente familiar como el del entorno o “ambiente” o “las modas” que hacen los medios de comunicación, que son más bien nombrados, medios de desinformación, poderío del más bajo nivel intelectual…
Yo ignoro el por qué nunca se aclaró que nosotros nunca votamos por esta mujer, la puso el gobierno y la ratificó muchas veces. Yo creo que la gran mayoría de las personas que la siguen son las que menos convienen al sistema educativo, puesto que en mi centro de trabajo ni siquiera nos mortificamos por el SNTE, únicamente se que me ha quitado miles de pesos a diestra y siniestra cada quincena, y que además el srio. gral. de mi centro de trabajo piden cuotas porque no tiene para ir a la capital del estado, entonces, para qué son los desctos. por nómina?
Fue bueno quitar lo que no debe existir como vitalicio en pleno siglo XXI y que tiene muchos defectos y apatías por parte de la mayoría de la gente; pero como se ve, quién pone y quita? los maestros, claro que nooooooooooooooooooooooo, somos los últimos que tuvimos que ver en darle tanto poder a esta mujer, fuimos tontos en dejar que nos descontaran dinero sin fundamento.
Como pasa en nuestro país, las fuerzas más poderosas son el gobierno, que pone y quita, y los medios de desinformación.

6 03 2013
jdramirezcossio

Buenos días Ing. Guerrero, respaldando lo que oporunamente comenta, son los “Medios” los que han desatado una campaña en contra todo lo que suena a educación, Profesores, SNTE, de una manera orquestada y sistemática, y casualmente( dicen que las casualidades no existen) una de las primeras acciones de este gobierno es la ta llevada “REFORMA A LA EDUCACIÓN”, y se venia venir una acción jurídica – penal en contra de nuestra dirigente (que es tema aparte) como lo mencionaba un A,B,C de sucesos en contra de la educación. Y nomas pregunto ¿que de educativo tiene la reforma? mas bien es una reforma “LABORAL” creando un sistema nacional de evaluación, que no sabemos que objetivos políticos persiga, y no es miedo a la evaluación, de hecho en DGETI ya llevan rato evaluandonos, y capacitandonos con el PROFORDEMS.

Asi que nomas nos queda esperar, con un SNTE golpeado y atado de manos para negociar.
Saludos!
…………..

Hola jdramirezcossio…
Completamente de acuerdo con usted colega, hasta hoy es una Reforma meramente laboral la cual será educativa en cuanto se elabore la ley que la complementerá. No obstante hasta este momento considero necesario otorgar un voto de confianza a la nueva administración del país, dado que son dos acciones que no se atrevieron a realizar los gobiernos anteriores, hoy son un hecho y aunque desconocemos las consecuencias que tendrán a futuro, de cualquier manera pueden ser el principio del cambio en lo más precioso e importante inmaterial que puede tener un país, su educación.
En fin, solo queda esperar que las cosas se hagan bien, para bien de la sociedad mexicana.
Un saludo cordial.
Ing. I. Guerrero Z.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: