La buena escuela.

23 02 2011

Con este post doy inicio a una serie de escritos, ensayos o como quiera llamárseles, que contienen mis reflexiones acerca de lo que debe ser una buena escuela. La mayoría de las veces contendrán mis apreciaciones basadas en mi experiencia docente sin atenerme a ninguna corriente o doctrina filosófica aplicada a la educación o a personaje de la misma, otras veces lo haré apoyándome en la teoría educativa. En todo caso buscaré proponer.

LA BUENA ESCUELA.

Primera condición…

La buena escuela es el espacio al que se acude con alegría, con el deseo de aprender y de enseñar.

Idealmente alumnos, maestros, personal administrativo y de servicios generales, actores al interior de la escuela, entendida ésta como la estructura física conformada por una serie de aulas o espacios de trabajo educativo, deberían acudir a ella por placer. Unos por el placer de aprender, otros por el placer de enseñar y el resto por el placer de ayudar a los protagonistas esenciales (alumno-maestro) a conseguir su cometido.

Pero lo anterior es un ideal, o dicho de otra forma, es lo que implicaría una escuela ideal, ¡es una utopía! dirían algunos, y es verdad, esperar que todos los que asisten a una escuela lo hagan jubilosos supone algo imposible de lograr mayormente cuando en su interior sabemos que sucede exactamente lo contrario.  

La realidad…

Hoy en día la educación se tolera por los jóvenes, no se goza, algunos dicen que la sufren. Raro es el estudiante del nivel medio superior que quiere estar en la escuela, a menos que sea porque allí está su pareja o porque están sus amigos o porque obedece las órdenes de sus padres. El caso es que los jóvenes disfrutan cuando se les avisa que tal o cual profesor/a no acudirá a impartirles cátedra, o cuando se les dice que no habrá clases un cierto número de horas por alguna reunión urgente del personal, y explotan en algarabía cuando se les avisa una próxima suspensión de labores por un “puente” o asamblea sindical.

Igual sucede con los maestros, acuden a la escuela por obligación más que por gusto. Si hay suspensión de labores interiormente la disfrutan igual -o más- que sus alumnos, existe pues un deseo de estar fuera de ellas.

En realidad nadie está en las escuelas por gusto. Los profesores están en ellas porque de ahí obtienen los recursos económicos que les permiten vivir, pero… -aunque duela reconocerlo- la mayoría no tiene clara conciencia de su trascendental misión de transformar a las nuevas generaciones por medio de su quehacer. Cumplen con tal o cual programa de actividades académicas porque saben que hay que devengar un salario, pero carecen del deseo de hacerlo por el simple placer de enseñar, les falta vocación. Entonces la educación se convierte en una rutina -o una carga- tanto para los profesores como para los alumnos/as.

Lo que debería ser…

La pregunta es: ¿Cómo conseguir que alumnos, maestros y administradores acudan a las escuelas con verdadero deseo de aprender y enseñar, y más allá con alegría?

Abro un espacio para la respuesta que tengan los estudiosos de los métodos, técnicas y estrategias de la educación.

Está claro que el aprendizaje debe ser algo interesante y divertido para todo el que asiste a una escuela. Olvidémonos de la conciencia que los jóvenes deberían tener a su edad, misma que debería llevarlos a las aulas con el deseo de prepararse para su futuro. Olvidémonos de la conciencia que los profesores por su edad deberían tener, misma que debería llevarlos a las aulas con el deseo de enseñar. Olvidémonos de la necesidad económica que ambos personajes pudieran tener en su núcleo familiar y que ese hecho por sí mismo debería motivarlos a superarse. Olvidémonos de todas aquellas cosas por las que pueden estar pasando maestros y alumnos  -propias de su edad y de su condición social- y concentrémonos en el hecho de que en las aulas todo el mundo debería estar feliz educándose. Pero ¿cómo?

Maestros seleccionados y evaluados bajo nuevos criterios (lo ideal sería encontrar profesores con vocación), y también influyen factores como aulas debidamente acondicionadas con equipo didáctico moderno, grupos reducidos (de menos de treinta alumnos), programas transparentes de ascensos y estímulos laborales, manejo transparente de recursos de las escuelas, salarios acordes al importante papel desarrollado, etc. Todo lo anterior incide favorablemente en el ánimo de los profesores, les da pues cierto grado de satisfacción y los motiva a superarse.

Un maestro suficientemente motivado es como un imán, atraerá a los jóvenes hacia el aprendizaje. En ello intervienen elementos que van desde la imagen del profesor, hasta lo que dice y cómo lo dice. El aspecto físico está claro, arreglo personal, aseo, postura corporal ante el grupo, y actitudes son lo principal. El otro aspecto (lo que dice el profesor y cómo lo dice) se refiere a su conocimiento de los temas, cómo los explica y la cultura que muestra. 

Hasta aquí la primera condición para tener una buena escuela, de la segunda, la tercera… y demás, comentaré en próxima ocasión.

 


Acciones

Information

4 responses

17 02 2013
jorge gandara

la buena escuela es una situacion muy complicada ya que desafortunadamente nos esta pasando en la mayoria de todas la escuelas de educacion media superior particularmente en mi escuela soy directivo de un cbta del estado de durango saludos es triste pero es una realidad que mis compañeros docentes y personal administrativo esten con actitudes de inasistencias a sus modulos de clase no cumplir con sus responsabilidades de trabajo nosotros como directivos estamos aplicando la normatividad correspondiente (descuentos actas administrativas etc.) pero no hemos resuelto este problema ademas de esto que mas podemos implementar para solucionar este problema ing. GUERRERO
…………

Hola Director Gandara…
Lo único que queda en circunstancias adversas de poco interés de trabajo colectivo es lo personal, lo individual, es hacer -el que entendió su función- su quehacer lo mejor posible dejando que los demás realicen (o no) el suyo. Afortunadamente mucho de lo que puede hacerse por los jóvenes en educación, es personal.
No hay que perder de vista también, que en la educación de los jóvenes intervienen varias partes, y que el problema general rebasa al ámbito magisterial. Mientras la parte docente no entienda lo trascendental de su función, mientras directivos y parte oficial no vean lo importante que resulta colaborar en la obra educativa, mientras los padres de familia sigan creyendo que su función es sólo mandar a sus hijos a la escuela y no se preocupen por establecer un fuerte vínculo de comunicación para trasmitirles experiencias de vida a sus hijos, mientras el sindicato y la SEP estén más atentos a cuestiones políticas que a su misión y mientras los medios de comunicación continúen con la misma dinámica de promover la confusión de valores en sus usuarios, el sistema educativo seguirá estancado, la solución entonces es un acuerdo general que nos involucre a todos, con compromisos, sanciones y recompensas para todos.
Un saludo cordial.
Ing. I. Guerrero Z.

13 08 2012
Mi Reflejo

Hermosas reflexiones, las compartiré en mi facebook y me sirven mucho ya que pertenezco a un colectivo de mujeres donde vamos por las comunidades llevando este tipo de platicas, reciba un enorme abrazo y sobre todo continúe con su noble trabajo que tanto bien nos hace a la sociedad.
…………

Hola Julia…
Muchas gracias por comentar y por llevar mis reflexiones a otros ámbitos.
Un abrazo.
Ing. I. Guerrero Z.

30 05 2012
JOSE

gracias por las respuestas

30 05 2012
JOSE

Gracias ingeniero. como hago la instalación electrica de un minisplit de 18mil, GE?
………..

Hola José….
Sobre aires acondicionados revisa el área del Ing. Erluin O. López.
https://iguerrero.wordpress.com/category/ing-erluin-omar-lopez-l/
Saludos.
Ing. I. Geerrero Z.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: