El buen cine…

13 07 2010

Esta vez serán dos películas las que comentaré, tratan acerca de lo mismo, los padres de familia sobreprotectores que pretenden aislar a sus hijos del mundo y con ello piensan que les harán un bien. Se trata de: “El castillo de la pureza” y “Canino (KYNOΔONTAΣ)“.

Ambas son excelentes películas con un tema sencillo de entender pero con profundas repercusiones.

“El Castillo de la Pureza” la vi allá por los setentas y he vuelto a verla por lo menos tres veces. Es del tipo de películas que te dejan inquieto, esas que no tienen final en el que los malos pierden y los buenos triunfan, simplemente hay un letrero que dice FIN y se acabó. Y te quedas con un montón de preguntas y con ganas de encontrar las respuestas viéndolas otra y otra vez, y al final terminas igual, sin la respuesta exacta a los múltipes porqués de la naturaleza humana, pero bueno… en el camino está la reflexión y esa es la ganancia.

Los setentas fueron una excelente época para el cine mexicano, se hicieron películas como: Canoa, El Apando, Lo mejor de Teresa, Mecánica Nacional, El Lugar sin límites, y algunas otras que mostraban el gran potencial que tenía nuestro país en materia fílmica y que ahora se ha buscado rescatar. A este lapso pertenece “El Castillo de la Pureza” película protagonizada por Claudio Brook haciendo el papel del padre tirano que mantiene encerrados a sus hijos y esposa, pretendiendo con ello alejarlos de las maldades del mundo. Nada más absurdo.

La segunda “me la contó internet”.

“Canino” (o Colmillo como indica la traducción literal del título original) es una película Griega filmada en el 2009. Misma temática (aunque más extrema y con escenas de corte semi-pornográfico) e igual número de personajes, con todo lo anterior en contra está muy bien hecha. Y es que, a pesar de que el tema es el mismo, la forma de decirlo hace la diferencia (las copias de los guiones son como los chistes, no es igual que te los cuente Juanito que Pedrito). La escena que más llamó mi atención es cuando las jóvenes bailan para sus padres, no hay sangre, no hay muertos, no hay violencia ni gatos ni palomas que salen de pronto a cuadro, pero es tan impresionante… a pesar de lo caricaturesco (o grotesco) que hay en ella, motivo suficiente para echarse a reir, el director de la película consiguió trasmitir la desesperación de una de las jóvenes, te la dejo aquí.

Las dos películas tienen escenas fuertes debido a lo cual están sugeridas para mayores de edad, por lo que las recomiendo solo para padres de familia.

No caigamos en el error de sobreproteger a nuestros hijos. Es orientación lo que les falta a los jóvenes no sobreprotección.


Acciones

Information

One response

11 02 2011
Antonio

es bueno tener una opción a toda el cine comercial.. te recomiendo esta pagina…es un proyecto de University of Minnesota , lo que hace la página es recomendarte peliculas a partir de tus puntuaciones…. movielens.umn.edu

saludos..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: