Joven ¿tienes padres difíciles?

29 04 2010

Lector/a, muchos de los temas que he escrito dirigidos a mis jóvenes alumnos son para llamarles la atención y a veces para “regañarlos” por el poco interés que muestran en sus estudios. Sé que la apatía de los estudiantes es un mal generalizado, no es un problema particular de mi escuela, pero…. “mal de muchos, consuelo de tontos”, esta es una situación que merecería estudios profundos por parte de cuerpos especializados pero principalmente por los que directamente educamos a los jóvenes.

En lo que a mi experiencia docente se refiere, de los grupos que he tenido a lo largo de mi historia laboral, siempre, en cada uno, hay cuatro o cinco alumnos sobresalientes y otro tanto igual son los que de plano se niegan a estudiar, el resto, “ni fu, ni fa”, en el limbo. Sé que son adolescentes, muchachos que en su mayoría todavía no comprenden que tendrán que enfrentar la vida más temprano que tarde. También sé que algunos aun no superan la etapa de la infancia, sobre todo los de primer y segundo semestres. No obstante todos tienen la capacidad y la inteligencia suficientes para aprender los temas escolares de su nivel y para entender las cosas que por su bien se les dicen.

Pues bien, esta vez no me referiré a los jóvenes faltos de interés en sus estudios, ni siquiera a los que están en un término medio, esta vez mis comentarios serán para los padres/madres de familia cuyos hijos son buenos estudiantes.

Hay jóvenes que desde muy temprana edad se fijan metas, saben lo que quieren y se meten en serio a estudiar, siendo además disciplinados y atentos con sus padres. Lo anterior sucede quizá no con la frecuencia que los adultos quisiéramos, pero sucede. Por lo general a estos jóvenes la sociedad, la escuela y sus maestros les reconocemos y apreciamos su esfuerzo, pero hay algunos que aunque reconocidos en sus estudios por todo el mundo, tristemente no reciben el aprecio de sus padres.

Es un hecho que la gran mayoría de padres de familia queremos lo mejor para nuestros hijos/as: una profesión, mayores comodidades que las que pudimos darles, que consigan un buen trabajo, que se casen y/o vivan felizmente con su pareja, etc., y para conseguirlo empleamos los métodos que a nuestro juicio nos parecen correctos. Nuestras intenciones son buenas, pero… sucede a veces que los métodos empleados consiguen exactamente lo contrario, y al final, en lugar de formar mejores personas convertimos a nuestros hijos en seres infelices, amargados, sin metas y sin valores. A mi correo han llegado casos de este tipo.

Respecto de esta importante cuestión en una cara de la moneda están los padres amorosos.

Lector/a, alguna vez te preguntaste lo siguiente…

¿Por qué si algunos padres de familia entregan todo su amor a sus hijos, partiéndose la espalda trabajando de sol a sol por ellos, al final sus retoños se vuelven en su contra? Es como si sembraras maíz y cosecharas hiedras. ¿Cómo es posible que un padre/madre de familia que entregó todo su amor a sus hijos reciba a cambio ingratitud de ellos? Según sé “lo bueno solo puede producir cosa buena”.

La respuesta común de la gente intentando explicar la situación anterior es: “Los hijos actúan así porque son unos ingratos, porque están locos o porque son tontos”. Pero sucede que por más que se alegue locura puede verse que los jóvenes ni están idiotas ni son locos.

¿Entonces? ¿Cuál es la causa de su ingratitud?

La única respuesta que tengo a esta pregunta es que los padres de familia equivocaron la semilla. Ellos creyeron sembrar amor en sus hijos pero en el fondo sembraron otra cosa y cosecharon lo inesperado.

Es un hecho que: “Lo bueno no puede producir cosa mala”, y que quizá no fueron ellos directamente quienes propiciaron el desamor en sus hijos, tal vez fue el medio ambiente el que los influyó, quizá malas compañías. Pero esto, al final de cuentas significaría que les faltó orientación y cuidados de sus padres, lo cierto es que el resultado fue completamente absurdo.

La recomendación es obvia, tengamos cuidado de sembrar la semilla correcta en nuestros hijos, amor no es entregarles todo, amor es entregarles lo necesario.

Ahora veamos la otra cara de la moneda, los padres difíciles.

Hay padres de familia incapaces de reconocer lo bueno en sus hijos, creen que siendo difíciles, complicados, déspotas y hasta tiranos con ellos, conseguirán hacerles un bien. Las siguientes palabras (con las que intento englobar los correos recibidos) son para este tipo de personas.

Madre/Padre de familia:

Si tus hijos son contigo: respetuosos, obtienen buenas calificaciones en la escuela, tienen buenos amigos/as (jóvenes igual de sanos y positivos) y te ayudan en tus quehaceres (en lo que pueden), entonces son buenos chicos/as y es justo que les reconozcas su valor premiándolos con lo que puedas. Agradece a la vida por ello, miles, que digo miles, millones de padres de familia quisieran tener hijos como los tuyos.

Grábalo bien en tu cabeza, “los padres de familia NO somos dueños de nuestros hijos, sólo somos sus guías”, ellos vinieron al mundo por alguna razón y no es precisamente para servirnos, ellos tienen derecho a ser LIBRES, y si están cumpliendo con las responsabilidades que a su edad les corresponden con mayor razón debemos respetarles ese derecho.

Es cierto que los padres de familia debemos guiar a nuestros hijos para que escojan buenos caminos, mejor incluso que los que pudimos seguir nosotros. Es cierto que debemos cobijarlos con nuestra protección, sí, pero un abrazo muy fuerte daña. Es cierto que debemos prevenirlos del mundo y sus maldades, pero eso no nos da el derecho de encerrarlos en ningún lugar. Es cierto que debemos orientarlos para que tomen sus propias decisiones, pero no decirles lo que deben hacer. ¿Qué clase de padre o madre de familia eres que no te han servido los años vividos para darte cuenta de que el trato con los hijos ahora es diferente? ¿O te trataron mal tus padres y quieres hacer exactamente lo mismo con tus hijos? Si no reconoces su valía siento decirte que estás mal, estás fallando como padre/madre, guía y protector de tu familia.

Cuando los hijos son buenos, hay que reconocerles su valor y darles la LIBERTAD que por derecho deben tener. Ellos tienen derecho a divertirse sanamente y también a buscar a su pareja. Por más que te niegues a aceptarlo, ellos buscarán alguien con quien compartir su vida, y entre menos lo aceptes más los orillarás a tomar decisiones equivocadas.

Para bien o para mal son otros tiempos. Ya no es como antes cuando los padres de familia se negaban rotundamente a que sus hijas tuvieran pareja, otros les buscaban la pareja ideal a su gusto y conveniencia, otros los engendraban al “mayoreo” para ponerlos a trabajar desde niños y convertirlos en fieles sirvientes en su vejez. Antes el concepto era “a mayor número de hijos mayor seguridad económica y mejor vejez”. Pero los tiempos cambiaron, los viejos de ahora tenemos que arreglárnoslas SOLOS. Preparemos pues nuestra vejez desde ahora, hagamos nuestro propio proyecto de vida para nuestra ancianidad y dejemos que nuestros hijos libremente hagan el suyo, mayormente si ya nos han demostrado que pueden hacerlo.

Para los padres de familia cada hijo es una esperanza, igual que lo es para el mundo. Una esperanza que termina porque a veces quienes los rodeamos en lugar de ayudarlos a crecer los reducimos.

Pregúntate: ¿qué quieres de tus hijos? haz una lista con lo que deseas y reconoce lo que han conseguido ya. ¡Pero no exageres en los requisitos!, qué más quisiéramos todos los padres de familia que nuestros hijos fueran perfectos. Después que tengas tu lista hazla saber a tus hijos, reconóceles lo bueno que han hecho otorgándoles CONFIANZA y pídeles que mejoren en lo que les hace falta.

Cuando salgan a la calle no pienses negativo ni anticipes nada que pueda pasarles. Quisiera saber de un lugar en donde existiera seguridad absoluta para nuestros hijos, ni siquiera el hogar es seguro pues en cualquier momento pueden tropezar con algún objeto, caer, golpearse y morir, esto, sin contar siniestros como terremotos, incendios, etc. Todo el mundo tenemos marcada una línea de vida y de ahí no pasaremos. Así que deja de suponer esto o aquello y no trates de mantenerlos “enjaulados”.

Tampoco quieras hacerlos como tú. Ellos tienen su propia personalidad acorde al tiempo que viven, no quieras manejarlos con las mismas reglas que te aplicaron a ti pues terminarás hartándolos. No quieras hacerlos que hablen como tú, que vistan como tú, que tengan tus mismas actitudes, etc.

Desde hoy cambia de actitud. Si tus hijos son como ya te dije: respetuosos contigo, obtienen buenas calificaciones en la escuela, o si no van a la escuela pero son buenos en donde están, si te ayudan en lo que pueden, y tienen amigos igual de positivos que ellos, entonces, ¿qué esperas para darles la oportunidad de que vivan su propia vida? No importa la edad pues hay jóvenes que demuestran mayor madurez que muchos adultos. Entiéndelo ¡NO ERES DUEÑO DE TUS HIJOS! Los padres de familia solo somos el medio por el que llegaron a este mundo. Son Dios, la naturaleza o la vida quien los quiso aquí, y los quiere LIBRES, mayormente si ya te han demostrado que pueden serlo.

S i n c e r a m e n t e
Ing.  I.  Guerrero   Z.



Acciones

Information

8 responses

6 06 2016
JuanG

Hola! Muy bueno el artículo porque me pasa así, yo soy buen estudiante, ayudo a los quehaceres y a todo los que mis padres me pidan, y si, lo admito, les contesto feo porque no me gusta que les pido algún permiso para salir con mi novia o con mis amigos y me dicen que no, y es rotundo… Hago parte de un grupo juvenil católico y mis amigos y mi novia igual, entonces no somos malas personas y pues mis padres sólo ven lo malo que hay en mi, no se que hacer porque he hablado con ellos y me dicen eso de que a ellos en el tiempo de antes no les tocó el derecho a opinar sino solo a obedecer… Me podrían ayudar por favor con posibles soluciones para demostrarles que ya estoy grande, que ya entiendo y que pues debo conocer el mundo… Gracias.
……………..

Hola JuanG…
¿Ya leyeron juntos este post?, es un tema que puede ayudarte a hacerlos antender. Tienes que sentarte a platicar serenamente con tus padres, si ves que no es fácil hacerlo contacta a algún familiar o amigo de todos para que te ayude a convencerlos.
Saludos.
Ing. I. Guerrero Z.

11 05 2016
Laura Toro

Hola, soy laura tengo 13 años, la verdad, mis padres son muy sobre protectores, con respecto a las salidas y así, en fin.
Yo soy una niña que responde con todo lo anterior, respondo en el colegio con buenas notas, y tengo amigos muy sanos, no son ninguna mala influencia para mi.
Admito que en ocasiones solía responder a mi madre con tres pierdas en la mano, y respondía muy feo debido a que no obtenía **Mi supuesta libertad**
Pero decidí hablarle de la mejor manera, y llegar a un acuerdo:

**Le dije a ella que nos comprometiéramos en un trato,que yo le iba a dejar de contestar mal, y que iba a ayudarle mas en la casa, y que le iba a presentar a mis amigos, para que ella viera que is amistades no son malas como ella cree.

Le leí todo el texto, y le explicaba parte por parte , y siempre le daba a entender que quería tener un lazo de confianza de madre a hija que nos permitiera tener a ella y a mi una vida totalmente feliz, que nos beneficiara a las dos, así yo obteniendo mi libertad y respondiendo como buena hija.

y le dije a mi mama, que iba a cambiar… y que todas las cosas malas mías, se iban a convertir en buenas, y que a cambio, ella me dejara por lo menos ir al Centro comercial.

y así fue, Llegamos a ese compromiso, y todavía no se a tomado una desision concreta, pero en la forma tan relajada, y tan amistosa en la que nos comunicamos tiene mucho que ver.
………………

Hola Laura...
Sinceramente -déjame ponerlo en mayúsculas- ¡TE FELICITO!. Tienes una gran madurez para tu edad y no dudo que conseguirás lo que quieres si mantienes esa actitud de moderación y respeto hacia tus padres, y tu voluntad de comprometerte, eso es algo que definitivamente nos desarma a los padres de familia y es cuando comprendemos que nuestros hijos ya no requieren tanto control, pues ya no son niños.
Te envío un abrazo cordial y me encantó que te tomaras el tiempo para compartir tu experiencia, ten por seguro que con ello estás ayudando enormemente a más jóvenes de tu edad.
Ing. I. Guerrero Z.

2 01 2013
J. cesar

En mi caso mis padres son dificls y mas que eso son convenecieros, y condicioantes en todo los aspectos
la verdad es que se casaron jovenes mi padre de 18 y mi madre de 21
la vida no fue facil
pero ya no lo soporto mass porque desde la secundaria
me han amargado los mejores momentos y cada parte de mi vida incluyendo la preparatoria e incluso aun en la luniversidad
no parecen querer ceder ante nada
no comprendo
y siempre me vivido , con todo respeto si me es permitido decirlo
he vivido bajo la misma politica estupida de “Mientras vivas en esta casa ”
y cada perimso para salir a alguna parte siempre tiene que ser con condiciones
ya esto harto
mi padre trabaja mi mama
tambien pero mi papa desde los 18 es alcoholico social y mi mama bueno he llegado a pensar que esta amargada o que es excesivamente posesiva o egoista
la confianza no existe , es solo un sueño lejano que he tenido
porque asi es
ya que si les confio algo
mas adelante por cualquier motivo me lo han de sacar en cara
me hes dificil porder hablar de ellos como una maravilla
porque para mi no lo son
la mayor parte de las veces
yo soy el del error
segun ellos
y ellos son la perfeccion andando
yo ya no puedo soportar esta situacion
no soporto las comparaciones con la escoria de la familia que no hizo nada mas en su vida
ya no puedo mas
esto es una guerra para mi
solo pido dias mejores
o una noche tranquila.
ya no aguanto mas

me hablan de moral y valores
y estan
mas torcidos que una barra de acero.
……………

Uff!!!
Hola J. César..
De lo que comentas me nace decirte dos cosas…
La primera. Lo que ves que está mal en tus padres NO LO REPITAS más adelante cuando te corresponda serlo.
La segunda. Concéntrate más en lo POSITIVO que en lo negativo de lo que ves.
Hay una seria confusión de valores morales en la sociedad, se habla de una cosa y se hace lo opuesto, que bueno que ya lo has descubierto, que bueno que eres una persona que sabe diferenciar lo positivo de lo negativo, ello te permitirá vivir mejor más adelante.
Un abrazo y mis mejores deseos.
Ing. I. Guerrero Z.

25 05 2012
HELDA

ING, ES LA PRIMERA VEZ QUE POR FORTUNA ENCUENTRO SU PAGINA Y ME INTERESA MUCHO SABER SI UN DIRECTOR DE SECUNDARIA ESTA OBLIGADO A CUBRIR UN HORARIO O PUEDE IR EL DIA Y A LA HORA QUE EL QUIERE. YA TRATE DE BUSCARLO EN EL REGLAMENTO DE LA SEP PERO NO LO ENCUENTRO. ME PUDIERA AYUDAR POR FAVOR? NO SE SI SEA POSIBLE PASARME SU CORREO PARA PODER PREGUNTARLE CON MAS LIBERTAD.
………….

Hola Helda…
No hay -que yo sepa- reglamento que regule el horario de trabajo de un director. Tratándose de mandos oficiales hay flexibilidad para ellos en lo que respecta a asistencia, salvo claro, que de plano no asistieran a la escuela.
Saludos.
Ing. I. Guerrero Z.

3 06 2009
LAURI

hola me gusto mucho la lectura sobre padres dificiles, io tengo 22 años y les quiero dar a entender eso amis papás, siempre he sido muy entregada a los estudios, nunca les e causado problemas o disgustos, ellos dicen que soy su orgullo pero nunca me lo demuestran, ademas no les gusta que salga.

Termine de estudiar y ahora estoy trabajando, yo me compro mis cosas y aporto un poco de dinero a mi casa, tengo buenas amistades, y pienso que tengo derecho a salir y divertirme un poco porque tengo mucho estres en mi trabajo y lo menos que les pido es que me den permiso, se pusieron en un plan que no me entienden, y la verdad no se que hacer.

Les voy hcer llegar su lectura y espero k comprendan las cosas.

14 07 2008
ana maria ojeda lopez

Este tema es bien dificil. Mucho más que cualquiera. ¿Cómo saber si estamos actuando bien como padres o estamos actuando mal?, el status de padre no es garantía de saberlo todo, con muchas dudas y titubeos vamos por la vida tratando de no arruinar demasiado la vida de nuestros hijos, ya sea por ser permisivos en exceso o tiránicos. ¿cómo acertar a la medianía?.
De un tiempo a la fecha -años ya- nos han invadido corrientes educativas ajenas a nuestra cultura e idiosincrasia, esta circunstancia nos ha hecho padres inseguros y temerosos de “traumar” a nuestros hijos.
Así me sentía cuando mis hijos eran pequeños, sin embargo llegó el momento en el cual me fastidié de andar por la vida llena de dudas y temores, así pues heché a la basura -metafóricamente hablando- todas las ideas y consejos -que lei por ahi o bien con los que me atiborraban vecinas y familiares bienintencionados-y me dediqué a ser la madre de mis hijos. Abrazándolos cuando surgía el momento y aplicándoles unos buenos fregadazos cuando me colmaban la paciencia.
20 años despues puedo decir con orgullo que mis hijos son exitosos: mi hijo mayor es Técnico Agropecuario, es casado y tiene una pequeña hija, es feliz con su familia y se gana la vida con honestidad desempeñándose como vendedor en una tienda de electrodomésticos. Mi hijo mediano -la verdadera piel de Judas, ¡y que Dios me perdone¡, un verdadero injerto de travieso, está estudiando la carrera de Licenciado en Biología, tiene 3 novias y se siente un valentino de petate, no tiene excelentes calificaciones pero después de experimentar con todo lo que se le ocurrio, ahora ha decidido que ser profesionista es lo que quiere. Mi hija, la más pequeña, se casó temprano, tiene 21 años y un hijo de 5, elloa no quiso terminar la preparatoria aún, después de divorciarse volvio un tiempo a la casa y después lio sus bártulos y se fue a trabajar pues a ella le gusta todo lo que tenga relacion con la gastronomía, es feliz y tiene nueva pareja.
Si leen con atención, podría pensarse que debo estar loca pues escribo con orgullo de unos jovenes que a pesar de provenir de un hogar en el cual sus padres -ambos- son profesionistas, ellos no consideran deseable seguir ese camino.
A mí me costó muchísimo entender una verdad que de sencilla me asombra no haberla comprendido antes: ELLOS ESTÁN CONSTRUYENDO SU VIDA, CON LOS VALORES QUE LES ENSEÑAMOS ACERCA DEL TRABAJO PERO SIN ATENERSE A QUE SUS PADRES LES RESOLVAMOS LA EXISTENCIA Y SIN CORRER A PEDIRNOS AYUDA CUANDO ALGO LES SALE MAL, ELLOS LO RESUELVEN Y CREO QUE HASTA AHORA HAN RESUELTO BIEN
Creo que tengo muchas razones para estar tranquila y orgullosa.

Saludines

maki

26 06 2008
Javier A.A.

Hola Ing. Guerrero. Me parece excelente el artículo que escribe “tienes padres difíciles” Lo felicito por esta contribución que de alguna manera nos hará reflexionar a muchas personas. Creo que también tiene mensaje para los padres y mas que eso, este artículo es para reflexionar sobre que les estamos enseñando a nuestros hijo, creo que de tener hijos con las cualidades y comportamiento positivo que menciona, no nos resta mas, que dar gracias a Dios por tener hijos así, pero que pasa cuando nuestros hijos a pesar del ejemplo que se les da, no dan por hacer nada (me refiero a que nomas quieren estar de flojos en lo que a ellos les place y nace) y aqui es donde a veces chocamos y ellos creen que no se les entiende cuando nos preocupamos por ellos en que hagan algo , en que ayuden en lo que puedan y se comporten a la altura de las circunstancias, creo que de comportarse positivamente estariamos en la mejor disposición en dejarlos a que ellos empiecen a tomar desiciones que los a de ayudar a ser mejores personas y amadurar mas emocionalmente, psicológicamente y mentalmente.
Es para mi un placer poder dar lectura a su muy acertado articulo sobre los padres dificiles.
Gracias.
…………

Hola Javier…
Es verdad lo que dices. Los hijos tienen que demostrar cierto grado de madurez para que les tengamos algo de confianza y además tienen que aprender a ganarse las cosas.
Gracias a ti por leer e interesarte en estos temas que son con la intención de mejorar las relaciones padres-hijos.
Saludos cordiales.
Ing. I. Guerrero Z.

7 05 2008
LIC. IRMA

Me parecio muy bonito y con mucho mensaje el titulo que escribio acerca de ¿tienes unos padres dificiles? justamente soy tutora de un grupo de alumnos de ultimo semestre que considero les hace falta reflexionar sobre algunos puntos de su vida , creo que este mensaje le ayudara tanto a ellos a hacer una pausa y pensar sobre lo que quieren y hacia donde van. gracias CBTis 131
…………

Hola Lic. Irma…
Gracias a ti Colega y ojalá haya buenos resultados de su lectura por los jóvenes.
Saludos cordiales.
Ing. I. Guerrero Z.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: