Mis alumnos preguntan, yo contesto…

24 02 2010

En una plática de tutorías uno de mis jóvenes alumnos preguntó…

“Profe: ¿Puede alguien actuar mal e irle bien en la vida?”

Depende de lo que entiendas por “irle bien” en la vida. –Contesté-. Si te refieres únicamente al dinero, sí, puede haber quien actúe mal y le vaya “bien”. Hay muchos caminos cortos para hacerse de dinero fácil y con ello estar “bien” según lo entiendes. Sin embargo habríamos de analizarlo con mayor detenimiento, porque tener dinero no significa necesariamente estar bien ni ser feliz. Sé de gente que un día recibió una fortuna y en un “dos por tres” la derrochó, tuvo problemas posteriores y acabó peor que antes. También sé de gente que de la noche a la mañana se hizo rica y terminó muerta. Así que el “estar bien” o el “irle bien” a una persona tiene sus “asegunes”. Si lo que busca alguien es tener mucho dinero y quiere además estar bien lo mejor es conseguirlo poco a poco a través de un trabajo legal, así tendrá menos dificultades, acarreará menos problemas a su familia y se irá acostumbrando a administrarlo adecuadamente, en fin, le dará una mejor utilidad.

Siendo pues el dinero la causa de mayor confusión en los jóvenes (y en los viejos) a la hora de entender el “irle bien” a una persona, hablemos de él.

A tu edad piensas que el dinero lo resuelve todo porque sabes que con él podrías comprar muchas cosas, luego entonces hay una ecuación para ti:

Más dinero = Más cosas = Mayor felicidad = Estar bien.

Pero también hay otra:

Más dinero = Más problemas = Menor felicidad = Estar mal.

Las dos ecuaciones son absolutamente REALES, pero… ¿Cuál es la que prevalece?

La mayoría de la gente acepta mejor la primera.

Y es verdad a corto plazo. Si repentinamente te hicieras de mucho dinero seguramente comprarías lo que siempre quisiste, estarías feliz, te sentirías bien, así lo pensarías e igual lo sentiría la gran mayoría de la gente.

Pero a mediano plazo las cosas cambian. Los que recibieron mucho dinero y que no se lo acabaron en un “dos por tres”, comienzan a hastiarse de comprar, ya no disfrutan igual presumir el auto nuevo, el reloj nuevo, el celular nuevo, o aquello que siempre desearon tener cuando no lo tenían. Es como el que a diario pasa por una pastelería y se le antoja un pastel que no puede comprar porque no tiene dinero, un día recibe una fortuna y puede comprar los pasteles que quiera, compra el primero y lo disfruta enormemente, luego compra el segundo y lo disfruta menos, el tercero quizás no le sepa igual y al final los pasteles terminarán hastiándolo.

Peor todavía. A largo plazo la mayoría –la absoluta gran mayoría- de los que no tenían un centavo y que repentinamente recibieron mucho dinero -independiente de la forma en que lo hubiesen obtenido- terminan igual que antes, peor que antes, o incluso muertos. Es una realidad garantizada por experiencias vistas. ¿Y todo por qué? Simplemente porque no supieron manejar su fortuna, porque no estaban capacitados para hacerlo. Es como cuando manejas un Volkswagen y de repente alguien te pone al volante de un tráiler (o de un tren), es decir, manejabas lo pequeño, pero lo grande es diferente, y si te lanzas a conducirlo así sin recibir ninguna orientación, por mucho que hayas sabido manejar perfectamente al Volkswagen seguramente tendrás problemas con el tráiler.

Por otra parte, hay una Ley natural que todo lo regula: Actúa bien y te irá bien. O vista en contrario: Actúa mal y te irá mal. Es cierto que la vida tiene accidentes, puede ser que una persona haya actuado bien toda su vida y al final terminar mal precisamente por estos accidentes naturales. Por la misma razón alguien puede actual mal y terminar bien. Pero esas son cosas raras, excepciones que nadie que intente hacer algo mejor con su tiempo de vida debe servirse de ellas más que para conocerlas como casos fortuitos.

Tampoco debe esperarse que alguien que actuó mal un día consiguiendo dinero malhabido, al siguiente reciba su castigo. Aunque ello podría suceder la mayoría de las veces tarda en llegar, pero llega de una u otra forma.

En realidad “irle bien” a una persona no significa necesariamente tener mucho dinero. Irle bien, significa estar bien con su familia, con sus padres, con sus amigos, con la sociedad, con sus vecinos, con el mundo, con la naturaleza o con quien sea. El dinero importa, sí, pero no es lo más importante.

Aclarado el punto, entonces… es importante es encontrar el justo equilibrio en todo.

En eso creo.

Sinceramente
I. Guerrero Z.



Acciones

Information

4 responses

20 03 2010
Salvador Meza Rascon

que tal Ing. Guerrero solo para felicitarlo una vez mas por su pagina y sus comentarios y reflexiones tan acertados como siempre esta hoja se las publique a mis queridos alumnos y realizamos en la clase de tutorias una mesa redonda sobre su reflexion siendo muy provechosa dicha actividad esperando siempre que en algo les sirva a los jovenes y no se dejen deslumbrar por el dinero facil.
ya realize el registro en wordpress y estoy con los pininos en el diseño de la pagina le envio el link y espero sus comentarios (www.cbta2.wordpress.com)
saludos desde Cd. Delicias, Chih
…………….

Hola Profr. Salvador…
¡Felicidades colega! Me di una vuelta por su espacio y le quedó muy bien. Continue agregando información importante para su comunidad y para el país, entre todos tenemos que hacer que el sistema educativo mexicano mejore en todos lo sentidos, y también en tecnología académica.
Saludos cordiales.
Ing. I. Guerrero Z.

3 03 2010
ana maria

Es precisamente la carrera mercantilista que se fomentó en la segunda cincuentena del siglo XX y que ahora, en los inicios del XXI empieza a pesarle a los seres humanos; se ha olvidado el humanismo para ir tras el espejismo del “tener” en lugar de “ser”. Afortunadamente existe la Ley del Equilibrio Universal, que tarde o temprano ubica todo en su nivel.

Saludines

Maki

26 02 2010
Sniper The End

¡Hola Inge!

Nuevamente dándome una vuelta por su blog.

El año pasado estuve trabajando en la feria del libro y me tocó escuchar algunas de las presentaciones que hubo. Un libro que me llamó la atención se llama “Ritmo y Rumbo” de Jose Luis Quintero, Ed. Rosa María Porrua. Y creo que sería benéfica su lectura principalmente para los jóvenes.

A grandes rasgos habla de que la finalidad de toda persona es ser feliz, y que cada día que pasa debe ser más feliz que el anterior, de tal manera que el día de nuestra muerte sea el día más feliz de nuestra vida.

Dinero, amistad y salud son solo herramientas para lograr la felicidad.

Pero hay dos maneras de asegurar el éxito y la felicidad:
1.-Haciendo nuestro mayor esfuerzo.
2.-Haciendo las cosas por amor.

Si tomamos esas dos guías, nos aseguramos de que “actuaremos bien y que nos va a ir bien”. (Sin importar los problemas que se nos presenten)

Saludos.
……………..

Hola Sniper…
Sí, es una buena interpretación acerca de lo que es la felicidad y el éxito.
Saludos y como dicen los jóvenes del metroflog (Pazzzat + seguido a dejar tu ——) ¡Ja!
Ing. I. Guerrero Z.

25 02 2010
Fidel Moreno

saludos profesor, como siempre muy interesante sus post, concuerdo con usted en el punto donde dice que una persona que gana mucho dinero repentino pues, puede que simplemente lo gaste y termine peor, eso se debe a que cuando se llega a una meta de manera no natural, las cosas van a tener la tendencia a irse a su estado original, por allí escuche alguna ves que si se repartiera todo el dinero del mundo en partes igual, los ricos serian de nuevo ricos y los pobres volverían a ser pobres. Suena duro pero en mi opinión la verdadera riqueza o la pobreza esta en la mente de cada quien, el dinero o el éxito que tengas es simplemente el resultado de exteriorizar ese estado.
Saludos desde Venezuela.
………….

Hola Colega Fidel….
Es como dices Ingeniero, lamentablemente la mayoría de la gente no lo entiende así (sobre todo los jóvenes). Entonces se hace necesario aclararles la cuestión. Ojalá lo comprendan y lo lleven a la práctica en sus vidas. No se trata de limitarlos en sus aspiraciones “monetarias”, se trata de que escojan buenos caminos para hacer fortuna.
Saludos cordiales hasta la hermana República de Venezuela.
Ing. I. Guerrero Z.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: