Acerca de la belleza…

28 10 2009

Dos tipos de belleza en las personas: interior y exterior.

Primero hablaré de la belleza exterior, pues es la más fácil de percibir.

Belleza NaturalPor belleza se entiende todo aquello que es agradable a los sentidos. Hablaríamos entonces de cuestiones visuales, táctiles, auditivas, gustativas y olfativas. Son cinco los sentidos que tenemos para percibir el mundo y también para saber lo que es bello.

No nos engañemos y tratemos de engañar a los demás con frases repetidas y escuchadas hasta el hartazgo como: “solo importa la belleza interior”, aprendidas -a veces- de concursos de ¡belleza exterior! ¡Bah! A lo largo de la historia y hasta ahora a la gran mayoría de la gente siempre le ha motivado más la belleza exterior que la interior. Vivimos en un mundo material, consumista, y en él lo físico llama mucho la atención. Una persona bonita y bien vestida, sabemos todos que tiene mayores probabilidades de entrar a donde se le pegue la gana, es la verdad por muy dura que parezca.

Afortunadamente para quienes se consideran poco agraciadas…

¿Lo único agradable que ves en algunas de estas damas es su sonrisa?

Da un clic sobre la imagen…

Ejemplo

La falta de belleza natural es algo que puede corregirse con un buen arreglo personal, maquillaje, y otras cosas que la mejoran.

¿Artificial y pasajera? Sí, pero saca de apuros.

Entonces… en el caso de las mujeres no hay problema con la belleza exterior porque tiene arreglo por mucho que se careciera de ella. –¡Ufff! ¡Menos mal!– dirán… Hmmm… ¡NADIE!, porque en el fondo todas las mujeres son bellas.

Pero… ¿es igual en el caso de los hombres? Bueno… ahí sí que hay problema. Actualmente no es costumbre que los hombres utilicemos maquillaje (la gran mayoría) y el arreglo personal (ropa, calzado) dadas las condiciones económicas de la mayoría de los jóvenes varones de nuestro país es limitado, además entran en juego variables como el color de la piel. Sin embargo, algo que ayuda joven lector -muchísimo- son: la seguridad que muestres, la cultura que tengas, el afán aventurero que muestres, el dinero y el discurso (verbo, “rollo”) que tengas, independientemente de tu presentación y de tu complexión física.

Entonces… igual que en las mujeres el problema de la belleza física en los hombres también tiene solución. ¡Ufff! ¡Menos mal! (digo yo).

Al final de cuentas lo exterior no es problema, porque puede arreglarse.

Pero ahora vayamos al tipo de belleza más complicado de percibirse y de lograrse: la belleza interior.

La primera impresión que tenemos de una persona obedece a lo visual. Su belleza interior no podemos conocerla precisamente porque está más allá de lo físico, sin embargo podemos vislumbrarla por algunos aspectos de su exterior, los cuales puedes verlos o saber de ellos por terceros.

Las personas que están bien interiormente:

1. Siempre son alegres, muestran un optimismo aun por encima de las dificultades más graves, son así por naturaleza.
2. Rara vez se quejan de alguna cosa.
3. Son responsables en sus estudios/trabajos, con su familia, con sus amigos y con la gente en general.
4. Ven las cosas de manera equilibrada, a favor de todos. Su visión es amplia.
5. Por lo general no mienten.
6. Tienen gran disposición a ayudar u orientar a los demás.

A partir de lo anterior, entonces… ¿Qué aspectos incluiría la belleza interior de una persona?

En realidad todos son: VALORES.

Honestidad, responsabilidad, justicia, sensibilidad, solidaridad, lealtad, generosidad, amabilidad, humildad, tenacidad, etc.

¿Eres honesto/a con los demás? ¿Eres responsable en tus actividades? ¿Eres justo/a? ¿Eres sensible a los demás? ¿Eres solidario/a con los demás? ¿Eres leal con los demás? ¿Eres generoso/a con los demás? ¿Eres amable con los demás? ¿Eres humilde con los demás? ¿Eres tenaz cuando persigues algo? Si tienes estos valores (la mayoría o solo uno) puedes estar seguro/a de que tienes belleza interior. Y si los tienes todos en este caso serás un ser especial, como pocos/as.

La belleza interior no es fácil de conseguirse -pero tampoco es imposible-, requiere esfuerzo, sí, mucho, pero es algo que puedes lograr practicando diariamente uno o más de los valores indicados.

¿Y toda la belleza interior para qué puede servirte?

Para que seas una persona realizada y FELIZ.

La felicidad obtenida por la belleza exterior es igual de pasajera.

S i n c e r a m e n t e
Ing.  I.  Guerrero  Z.

logoverde


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: