Las quesadillas.

23 09 2009

Hace varios años un grupo de colegas del CBTis 70 fue comisionado a la ciudad de Guadalajara, Jalisco, a una conferencia docente. Intentando llegar puntualmente a la cita todos mis compañeros se dirigieron “en ayunas” (un poco antes de las siete de la mañana) a la “perla tapatía” -¡Total! dijeron, -¡allá almorzamos!

camaronesMala idea. La conferencia inició justamente cuando llegaron al lugar y peor aún, para aprovechar mejor el tiempo el organizador dio por hecho de que todo mundo ya había desayunado y ¡no programó receso para almorzar! solo abrió un espacio de una hora para la comida del mediodía ¡hasta las tres de la tarde! Así que iniciados los trabajos ya para las doce de la mañana los intestinos de mis colegas no pedían comida a gritos, más bien ¡¡rugían!!

Por fin llegó el tan ansiado receso y acompañados en ese entonces por la subdirectora: Lic. Luz María Ramírez Domínguez mis colegas se dirigieron a uno de los restaurantes de “ca-te-go-ría” de la ciudad. –¡Claro! dijeron si va a ser una sola comida al día, que sea entonces un buen platillo en un restaurante de PRI-ME-RA.

Ya estando en el soberbio establecimiento se acercaron tres meseras a entregar la carta al nutrido grupo de colegas, que más que platicar o divertirse querían comer, comer, comer y nada más.

Inmediatamente se escucharon los pedidos…

Para mi unos camarones marinados -dijo uno.
Yo quiero brochetas con carne y camarón -dijo otro.
Filete Mignon
Pato a la naranja
Filete a la ciruela
Filete a la plancha con guarnición de arroz a la veracruzana
Filete a la boloñesa
Langosta con guarnición -etc.

Parecía una guerra que los colegas libraban entre sí para ver cuál de ellos pedía el platillo más elegante o el más caro…

El último en pedir, contrariamente a los demás dijo:

QuesadillaSeñorita, para mí, solo dos quesadillas. Algunos lo miraron extrañados.

-¿¡Quéeeee!? ¿¡Quesadillas aquí y solo dos!? ¡con esta hambre retrasada! pensaron. Pero bueno… la comida es al gusto de cada quien.

Otros imaginaron, Quizás esté a dieta.

Y es que el colega de las quesadillas más que el hambre, la comida o alguna dieta le interesaba ¡cuidar su bolsillo! Cuando vio el menú y los elevados precios de cada platillo, buscó no por el tipo de comida sino por su costo. Revisó la carta de arriba a abajo en la columna de los precios apuntándolos con su dedo índice trazando una línea vertical una y otra vez hasta que estuvo seguro de haber encontrado el menor, torció a la izquierda y ahí se encontró a las quesadillas.

-Quiero ver la cara que pondrán cada uno de estos insensatos cuando tengan que pagar su cuenta- sonrió pensando el colega de las quesadillas.

-¿Para beber que desean señores? preguntó una de las meseras. Unos pidieron sangría, otros refrescos de cola y alguno pidió agua mineral. Ahí no hubo guerra.

Cuando la mesera preguntó lo mismo al colega de las quesadillas su respuesta fue:para mi solo un vaso con agua natural señorita Contestó, y pensó: con lo caro que cobran aquí espero que el agua sea una cortesía del restaurante.

-¿De postre que desean señores? Preguntó otra de las meseras.

Otra guerra comenzó…

Para mi budín a la italiana -dijo uno.
Yo quiero pastel de manzanas -dijo otro.
Nieve de yogurt con chocolate
Ciruelas en almíbar
Tarta de manzana en su jugo con helado de vainilla
Duraznos en su jugo-etc.

¡Claro!, después de la larga jornada había que recuperar energías con lo mejor del establecimiento, era justo y necesario, sí, y de paso apantallar a los demás.

-¿Y usted señor, que va a querer de postre? le preguntaron al colega de las quesadillas, el cual nuevamente revisó mentalmente los prohibitivos precios, y dijo:

-No, muchas gracias señorita, para mi nada, así estoy bien y pensó para no gastar dinero en postres mejor me espero a las mentas o a los dulcecitos que regalan al último.

Se retiraron las meseras y en menos tiempo del que cruza una maestra un patio cívico regresaron con las ricas viandas… y empezó la gran comilona.

Después del banquete, satisfechos todos… excepto uno, empezaron los chistes, los momentos chuscos y todo aquello que surge de manera espontánea cuando el estómago está lleno.

Pero el momento triste llegó, había que pagar la cuenta y llamaron a una de las meseras.

Ja-ja-ja- Se rió para sus adentros el colega de las quesadillas, ahora si, va la mía condenados, pagarán muy caro el antojo que me hicieron y el pecado de gula que cometieron. Mientras que yo voy a desembolsar solo algunas monedillas por las malditas quesadillas ¡¡ustedes sufrirán las consecuencias de sus excesos!!

Cuando llegó la mesera la llamó aparte la Subdirectora Luz María y le dijo. -Por favor haga una sola cuenta de todo, a nombre del CBTis 70. Y luego agregó con voz fuerte y clara dirigiéndose al grupo de maestros: -Colegas, en esta ocasión ¡¡LA ESCUELA PAGA!!

Los aplausos y los gritos de ¡¡¡YUJUUUU!!! ¡¡¡BRAVOOOO!!! ¡¡¡ESOOOOO!!! no se hicieron esperar. Todos felices… menos uno.

Luego se supo que el colega de las quesadillas le reclamó a uno de los profesores por no haberle dicho que la escuela pagaría. Aunque al final de cuentas chasqueo los dientes y terminó diciendo:

-¡Pssshh, total, al cabo que ni hambre tenía!.

logoWPbco


Acciones

Information

3 responses

21 02 2013
Antonio Martinez

Jajajajaja como me estoy divirtiendo, tratando de imaginar los personajes de tales anecdotas, recuerdo cuando comenzo con su proyecto de red, le envio un grato saludo y muy buen espacio.

25 09 2009
Fidel Moreno

hahahahah asi pasa amigo, casos de la vida real, pues a mi también me paso, ahora voy con todo en los restaurantes.
Pues si pagas tu, por lo menos te das un gusto, si pagan entre todos va a valer la pena por eso mismo y si paga otro muuucho mejor!
……….

¡Ja! Así es.
Saludos cordiales.
Ing. I. Guerrero Z.

10 09 2007
cristian

Es muy buena anecdota y felicidades por su espacio esta muy completa la pagina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: