Ampliando las posibilidades educativas.

21 09 2009

¿Sobre qué pilares se sustenta la educación?

Varios, pero el pilar principal es el profesor.

PilarPiramideInv¿Entonces sobre todos los profesores descansa la educación? Sí, sobre todos, pero no todos participan igual.

Qué más quisiéramos todos que todos los profesores fueran buenos en las diferentes disciplinas que incluye la escuela, pero lamentablemente el sistema educativo está sostenido solo en unos pocos profesores de cada institución educativa.

En la educación -como en la vida- hay de todo, trabajadores buenos, medianos y malos.

¿Será siempre así? Tengo sobradas razones para pensar que así será hasta que el sistema educativo deje de existir como tal para convertirse en otra cosa. Son los buenos profesores (me excluyo) los que sacan adelante a las escuelas, sobre ellos hoy -y siempre- descansa todo el peso de la educación, los demás: será que están desmotivados por alguna razón, será que nunca han entendido que la vida los puso en un lugar especial, será que les importa un bledo lo que suceda en la escuela, será… quien sabe, el caso es que viven su vida académica muy por debajo de lo que debería ser.

Si la educación actual se sustenta sobre los buenos profesores ¿cómo ampliar las posibilidades de que el sistema educativo en general se beneficie de ellos?

La respuesta es simple. Póngase la enseñanza de los buenos profesores al alcance de los demás. Hoy para fortuna de todos existen medios como internet en donde de manera gratuita pueden colocarse: páginas, web-quest, bitácoras, wikis y demás opciones que nos brinda la red, beneficiando además con esta información a la gente que quiere aprender sin asistir a la escuela. Información directa, simple de entender, inédita, que cada buen profesor escriba lo que expone en las aulas. ¿Acaso es tan complicado hacerlo?

Pero… ¿y por qué no coloca su información en la red cada buen profesor, libremente sin que nadie se lo diga o solicite?

Otra respuesta simple. Porque igual les pagan si lo hacen o no. Promuévase por parte de la SEP, de la SEMS o de la DGETI un estímulo económico sustancial para aquellos profesores que publiquen sus temas (evaluados por algún comité) y verán como empiezan a surgir de la nada decenas de espacios educativos. Si la fe mueve montañas, el dinero -lamentablemente- mueve conciencias. Después de “aparecidos” los temas se les informa a los alumnos acerca de los espacios que los contienen y la SEP, la SEMS y la DGETI verán como empieza a darse un fenómeno llamado COMPETENCIA propiciada ésta por los alumnos y cuya primera intención por parte del profesor es la de mejorar sus ingresos, pero que conlleva lo académico. Sí, desgraciadamente es por dinero, aunque no todos actúan así, claro. También, al publicar los temas aprobados, los profesores a los que simplemente les importa un cacahuate la educación (que los hay) los tomarán tal cual y así se los darán a sus alumnos, y con su desinterés abonarán a que los estudiantes se beneficien con mejor información que la que pueden recibir de ellos.

¿Y perpetuar así la flojera de los que no quieren hacer bien su trabajo? Qué más da. Desgraciadamente no hay solución viable con los que no quieren hacer bien su quehacer pues siempre encontrarán la manera de burlar al sistema, ya sea que se escuden en el Sindicato o en sus propios argumentos. Lo que debe hacerse en adelante es evitar que gente así ingrese a las escuelas, perfeccionando precisamente los filtros de ingreso.

¿Y la venta de libros en las escuelas del subsistema terminará? Bueno… aunque este negocio ya no es el mismo de años atrás de cualquier manera aunque disminuido todavía existe, pero ya es tiempo de que nuestras autoridades oficiales vayan cambiándolo y mejor aún anulándolo. La educación pierde sentido cuando los encargados de proporcionarla la mezclan con asuntos de dinero.

Hoy es tiempo de la información gratuita.

logowpnegronaranja1


Acciones

Information

One response

21 09 2009
ana maria ojeda lópez

¡Excelente tema Ing. Guerrero¡

No concuerdo con usted en el aspecto de la exposición que hace acerca de los profesores; en todas las profesiones existen personas con las cracterísticas que menciona: personas que en sus empleos solo obtienen dinero y ¡lógico¡ tras eso dedican sus afanes, personas que cumplen por encimita con sus obligaciones laborales, que aparentan para que los superiores jerárquicos “vean” cuán buenos empleados son, otros, los que no pudieron estudiar otra cosa y se resignan a ver pasar sus sueños incumplidos, realizando tareas que no les agradan pero que deben hacer.
Y…
¡Aquellos que como Usted -no sea modesto que la modestia es soberbia disfrazada, según decía un sacerdote amigo de mi familia jajajajajajajajja- y como yo, somos personas afortunadas que todos los días desempeñamos tareas que ¡NOS ENCANTAN¡, que todos los días encontramos razones para cambiar, para innovar, para “entrarle” al reto de la actualización cultural y digo que somos afortunados porque además ¡NOS PAGAN POR DIVERTIRNOS¡
es condición sine qua non para mí divertirme con las clases, si empiezo a aburrirme de un tema en ese instante modifico aquello que me está fastidiando, luego entonces no la paso nunca mal. Los alumnos son para mí fuente inagotable de asombro pues aprendo de ellos siempre.
Hace años leí un libro -que por cierto lo tengo digital- que se llama EL PRINCIPIO DE PETER, en él explica que tarde o temprano la mayoría de las personas alcanzan su nivel de incompetencia, es decir que cuando algún empleado es magnífico en lo que hace, tarde o temprano lo promoverán al puesto superior inmediato y así continuará su racha de ascensos hasta que alcance aquel puesto para el cual no está capacitado y entonces su buen prestigio, su cumplimiento y todo lo que haya alcanzado se derrumbará estrepitosamente. ¿Hay forma de evitarlo?, ¡claro que si¡, el mismo autor nos dice en su libro cómo evitar caer en semejante juego.
En fin, que debo concluir este comentario porque ya parece “rollo del mar muerto” jajajajajajaajjaja.
Culmino mencionando que existen clasificaciones de personalidades y nosotros -Usted y yo_ encuadramos en los clasificados como “revolucionarios”, algo rebeldes y siempre dispuestos a modificar sus parámetros de pensamiento.

Saludines.

Maki.
…………

Hola Maki…
Sin palabras.
Gracias por tu comentario, y bueno… también por tu clasificación.
Saludos.
Ing. I. Guerrero Z.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: