Las escuelas… ¿asesinas de talentos?

17 09 2009

Buscando agua en internet encontré petróleo, espero no morir de sed.

Lector/a ve este video, y escucha lo que dice Ken Robinson (analista) respecto de la educación.

Ken Robinson 1Si ya lo viste, te diré lo que pienso al respecto.

He criticado al sistema educativo, he dicho que está mal y que hay que renovarlo para que cumpla su misión. En esas circunstancias no me queda más remedio que aceptar que algo de lo que afirma este señor llamado Ken Robinson (a quien en mi vida jamás había visto u oido) es verdad. Cierto en parte: “las escuelas pueden matar la creatividad”. Aunque una opinión así de temeraria -o de aventurada- tendría que haberse acotado, ya que por mucho que encierre una verdad todos sabemos que hay de escuelas a escuelas, y de niveles a niveles.

Sí, la escuela puede estar mal, pero es lo único que tenemos hoy más o menos organizado para educar a las nuevas generaciones.

Ahora bien, dentro de ese pequeño margen de verdad que tiene Ken Robinson -o grande, como quiera el lector/a-, al afirmar que las escuelas matan la creatividad, diré lo siguiente.

Cualquier profesor con un gramo de sensibilidad que se haya interesado por investigar un poco -y ni siquiera se necesita eso, es suficiente con ponerse a reflexionar las experiencias vividas en las aulas y en todos los rincones de la escuela- sabe que colegas y alumnos no acuden a ellas por gusto -ni siquiera por una necesidad educativa- ¿por conciencia? ¡Bah! de conciencia mejor ni hablamos. Lamentablemente la escuela se ha convertido en un problema para todos. La sociedad no obtiene lo que necesita de sus egresados. El gobierno no obtiene buenos resultados comparados internacionalmente. El Sindicato obtiene minucias para sus agremiados. Los profesores nos quejamos de que nuestros alumnos no estudian. En fin, mientras que las expectativas de todo el mundo en materia educativa son muy grandes, los resultados son muy pobres. Peor aún, los alumnos se quejan de sus profesores y además dicen: “¿para qué estudiar? si hay personas que sin haber sido los mejores estudiantes, o jamás haber pisado un aula hoy son ricos y famosos”. Es evidente que tendría que aclarárseles a los jóvenes su concepto del dinero y de la fama.

Uno de mis colegas decía en una ocasión que el conocimiento debe sufrirse, algo así como: “las letras con sangre entran”. Dialogando con él le decía que en un ideal el conocimiento debería gozarse. Pero -perdón- cada vez veo con tristeza que lo más real y actual es lo que decía mi compañero de trabajo, el acto educativo de verdad se sufre por todos. Las escuelas en muchos casos se vuelven campos de batalla en donde la lucha no es por educar más y mejor, si no por obtener más dinero, por burlar al sistema, se convierten en espacios para las venganzas personales en donde salen a relucir frustraciones, traumas, resentimientos. Atropello de derechos e ignorancia de obligaciones son el pan nuestro de cada día. Con todo ello la educación continúa con paso lerdo pero podría ser mejor, mucho mejor. ¿Qué necesitamos para corregir el rumbo? Tenemos que regresar al punto de origen de la escuela, retomar muchas de las cosas que se han perdido en aras de la filosofía, de la modernidad, de la tecnología y de la libertad. Necesitamos pues, recuperar su esencia y acoplarla con firmeza a los nuevos tiempos.

Sí, la escuela puede estar mal, pero es lo único que tenemos hoy más o menos organizado para educar a las nuevas generaciones.

El tipo de afirmaciones hechas por Ken Robinson en lugar de molestarnos deberían motivarnos a todos a la reflexión, sí, a TODOS, porque en esta película llamada educación dos son los protagonistas principales -alumno y maestro- pero los demás actores también cuentan, así que todos estamos encargados de llevarla a buen fin.

A la escuela debe acudirse con alegría.
A la escuela debe acudirse con libertad.
A la escuela debe acudirse con la necesidad de aprender y de enseñar algo, y con la certeza de que habrá alguien que satisfaga dicha necesidad.
A la escuela debe acudirse con amor.

La escuela debería descubrir talentos y amplificarlos al máximo, porque es precisamente la buena educación de las nuevas generaciones lo único que puede sacarnos del hoyo en el que estamos.

LogoPSeVerde


Acciones

Information

4 responses

20 09 2009
Sniper The End

Coincido en algunos puntos con el video.

Desde mi experiencia personal creo que una falla grave en el sistéma de educación actual de México es la falta de trabajo en equipo. Normalmente se busca que la persona obtenga el conocimiento por si sola, que resuelva su tarea o un examen en solitario. El ser humano es un ser sociable y es la capacidad de interactuar la que nos hace posible desarrollar un potencia muchisimo mayor en conjunto que de manera autónoma.

La vida laboral y los proyectos personales no los podemos realizar como islas. Cuando las ideas se comparten surgen mejoras y facilitan su realización.

Algunas veces queremos que las personas tengan un conocimiento general vasto, pero son las especialidades (que cada individuo desarrolla) las que permiten que el trabajo en equipo sea lo optimo.

Como decía un maestro de la facultad (CUCEI) “Hagan equipos de 3. Así uno trabaja, otro cuenta los chistes y otro va por los refrescos”

Saludos.
………….

¡Ja! Buena idea la de tu Profesor, en la primera oportunidad se las diré a mis alumnos/as.
I. Guerrero Z.

18 09 2009
investigadora

Espero y me pueda apoyar ,en sus comentarios y temas que expone me doy cuenta que es una persona entusiasta y sincera por lo tanto le solicito información referente a ¿que escala de valor ponen en las calificaciones parciales? tengo una hija en cetis y me topo con que es posible poner 0 y 2 en los parciales y estoy desconcertada.
………………

Hola investigadora…
La escala utilizada para asentar calificaciones -permitida oficialmente- es del 0 al 10. Si un/a joven no acumula nada absolutamente en el periodo de una evaluación parcial y además obtiene una calificación completamente nula en el examen correspondiente a ese lapso, entonces el profesor estaría en condiciones de calificarlo/la con un cero, cosa inusual desde luego pero puede darse el caso.
Saludos cordiales.
Ing. I. Guerrero Z.

18 09 2009
ana maria ojeda lópez

¿Cambios de forma y fondo?

¡Cuán dificil deseo¡; me pareció muy interesante el video; me recordó un libro que leí hace añgunos años acerca de la experiencia educativa en Summerhill, más o menos postulaba la idea de permitir la expresión de los niños.
También me recuerda lo que decía Samuel Hawthorne (Mark Twain): “Los niños aprenden a pesar de los maestros”, todo esto no deja de ser simpático anécdotario. La parte seria de este asunto es que los sistemas educativos no han logrado emparejarse con la evolución social; no se trata únicamente de analizar por qué los jóvenes no quieren leer (en la escuela se les exije que lean textos que no les interesan, no se despierta en ellos la curiosidad suficiente para investigar acerca de algun personaje, o historia); por qué no aprenden matemáticas? (qué importancia puede tener para un jóven la fórmula del binomio al cuadrado si no se vislumbra una aplicación inmediata), Para qué esforzarse en terminar una carrera si al graduarse no hay empleo?, si el joven es graduado de alguna universidad pública de provincia, qué oportunidad tiene frente a uno graduado del Tecnológico de Monyterrey?: Es una triste realidad, la economía de nuestro país se ha polarizado brutalmente y no ofrece a los jóvenes suficientes alicientes para educarse. Se estudia porque se cree (como lo sabíamos los estudiantes de mi generación) que si te esfuerzas y estudias tu nivel de vida será mejor, obtendrás un empleo y ganarás bien. No se estudia por el deseo de innovar, con la visión de crear o inventar; de eso también tendremos que culpar a… ¿quién? haber eliminado de la visión social la esperanza.

Saludines

Maki :(
……………

Cuanta razón hay en tu comentario Maki.
Lo único que nos queda es lo estrictamente personal. Por encima de programas fallidos del gobierno buscando soluciones al vapor en materia educativa, por encima de criterios desvirtuados de quien sea respecto de la educación y por encima del desinterés de las autoridades administrativas de las escuelas, lo único que nos queda es lo que podamos hacer cada quien en el aula en la que estemos.
Saludos cordiales.
Ing. I. Guerrero Z.

18 09 2009
Mariana

Buen día Ing. Guerrero

Despues de haber leido y mirado el video, coincido con usted y con el ponente, ya que durante mi estancia en la institución en primer lugar como alumna y despues como docente, siempre observé este tipo de situaciones, en el curso de inducción comentaba con mis alumnos porque el interes de entrar al CBtis y a la especialidad de informática y la mayoria me respondió, mis padres asi lo decidieron, entre aqui porque estoy castigado, no hay otra opción, esto refleja que los estudiantes no son tomandos en consideraciòn para decidir que ellos quieren hacer relamente, cuál es su talento, que les gustaria aprender en realidad, ser musicos, bailarines etc. Con esto los resultados no son los mejores.
Saludos
Mariana.
……………….

Hola Mariana…
Colega, es lamentable pero hay una gran verdad en todo esto.
Ojalá cambie el sistema educativo por el bien de todo México.
Saludos cordiales.
Ing. I. Guerrero Z.
Nota. Los cambios a los que me refiero son de forma y de fondo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: