Una SEP Autónoma.

9 07 2009

Reinventemos el Sistema Educativo.

Actualizado: Dic. 11 de 2010
Primera publicación: Julio 9 de 2009

Lo sabemos todos, el sistema educativo actual ya no responde a las expectativas de nadie, ni del gobierno, ni de la sociedad, mucho menos de los estudiantes, es un sistema obsoleto, con avances minúsculos y esporádicos, pero en el fondo en franco descenso. Reformas “al vapor”, apatía, falta de compromisos REALES de todos los agentes de la educación, escasa o nula supervisión de las escuelas, atropello de derechos laborales, etc., todas estas cosas por desgracia son comunes en la educación pública.

Reorganizando1Aclaro que no pretendo difundir aquí una visión catastrofista del sistema educativo más allá de lo que todos conocemos, porque aunque hay problemas graves es lo único que tenemos más o menos estructurado para interactuar conocimientos prácticos entre los que saben algo y aquellos que están preparándose en ello, tampoco pretendo mirarlo con una óptica reducida pues considero que el factor maestro o el factor administrativo no son los únicos que están fallando, en fin, no es mi idea atribuir culpas a nadie en particular, en todo caso si buscamos culpables, sepámoslo: ¡fallamos todos! y en este paquete vamos: maestros, administradores de las escuelas, sociedad, gobierno, sindicato, padres de familia y medios de comunicación. Con todo lo anterior, si lo que digo hiere la sensibilidad de algunos, de verdad lo lamento, pero que me digan con honestidad si así como estamos en educación se pueden formar mejores conciencias y si las nuevas generaciones de egresados de las escuelas tienen posibilidades reales de sobresalir en el mundo en sus diferentes áreas: económicas, sociales, políticas, científicas, tecnológicas y demás.

Se han hecho, y se siguen haciendo intentos de cambiar nuestro sistema educativo: modelo de asignaturas por áreas, carrera magisterial, escuela para padres, reforma integral de la educación media superior, alianza por la calidad de la educación, certificaciones, etc., sin embargo estos “experimentos” hasta ahora han resultado poco eficaces pues el problema sigue, más tardan en ponerlos en práctica que el sistema en encontrarles la coyuntura para mantenerse igual. La reprobación, la deserción y en general el bajo aprovechamiento escolar continúa, lo vemos en el nivel medio superior en la falta de interés REAL de los estudiantes en su educación y también lo ven en los niveles superiores. Las generaciones de jóvenes que egresan de las escuelas cada vez se enfrentan a la vida con menos armas que les permitan asumir sus quehaceres con mayor seguridad, podríamos revisar estadísticas y lo descubriríamos.

Remedios caseros, bálsamos, no sirven de nada se necesita una cirugía completa.

La realidad es que a las escuelas del Nivel Medio Superior acuden jóvenes faltos de interés en aprender (encuesten a los estudiantes y pregúntenles si de verdad les gusta estudiar). No comprenden que la escuela es una oportunidad de adquirir los conocimientos que les permitirán enfrentar la vida con mayor determinación, más bien la ven como una obligación, sufren el aprendizaje en lugar de gozarlo, lo cual demuestra que el trabajo educativo en los niveles previos es insuficiente pues no ha sido capaz de crear conciencia en los jóvenes.

Me queda claro que las escuelas del nivel básico y los padres de familia no están cumpliendo cabalmente con su misión de educar, pero claro, las escuelas secundarias alegarán que las primarias son las del problema, y éstas últimas seguramente argumentarán que es en el nivel preescolar en donde se origina todo, finalmente todos los maestros terminaremos echándoles la culpa a los padres de familia por su escasa colaboración. ¿Y los padres de familia a quién culparán? Ellos dirán que las escuelas no sirven porque no educan. Entonces el problema educativo se vuelve un círculo vicioso en donde todos nos culpamos a todos y nadie asume la parte de culpa que le corresponde. Luego están los demás agentes de la educación que igual poco o nada entienden su papel educativo.

Si falla el sistema educativo, es porque toda la estructura social, política, económica, etc., del país, está fallando.

¿Podemos seguir igual? Sí.

Con el sistema educativo actual podemos seguir por muchos años, decenas quizás. Podemos seguir educando para la mendicidad tecnológica, podemos seguir educando para copiar y no para crear, podemos seguir estrategias hechas para otros países que funcionan allá pero no en el nuestro, obsoletas quizás en todo el mundo, y al final de cuentas sobreviviríamos.

¿Podemos mejorar? Sí, y mucho.

Si el sistema educativo actual ya no responde a las expectativas de nadie, tenemos que cambiarlo.

La Universidad Nacional Autónoma de México ha tenido éxito como institución educativa reconocida mundialmente, una de las causas ha sido su AUTONOMÍA.

Entonces, si en educación hay un hecho comprobado de que la autonomía mejora una organización de este tipo ¿Por qué no aplicarlo al sistema educativo en su totalidad?

La Secretaría de Educación Pública podría ser una entidad AUTÓNOMA.

¿Absolutamente autónoma? No podría ser, ninguna entidad que forme parte de un sistema global puede serlo, ni el IFE, ni la CNDH, ni los tres poderes de la unión que se ostentan como tal pueden serlo. En su mayor parte autónoma si podría serlo.

Saquemos de la educación todo aquello que la limita, enturbia, desvirtúa y desorienta. Hagamos a un lado intereses políticos y económicos, y dejemos limpio lo que siempre debió ser, hagamos un Sistema Educativo Autónomo.

Una SEP autónoma controlada por un -llamémosle así- “Consejo de Notables de la Educación”, es decir un grupo de personas de amplia trayectoria educativa, “apolíticas”, conocedoras de la educación que se lleva a cabo en nuestro país, los cuales se encargaran de todos los asuntos relacionados con la educación de las nuevas generaciones.

Al “desligar” al sistema educativo del gobierno, por su carácter autónomo el “Consejo de Notables” podría diseñar planes y programas a largo plazo junto con los profesores, los cuales evitaran los “movimientos” sexenales. La implementación de un nuevo orden y de un gran proyecto de transformación radical de la educación fundado en nuestras realidades y en la visualización del mexicano futuro, con posibilidades de seguimiento y evaluación de resultados para su readecuación, esto es algo que podría conseguirse “separando” al sistema educativo del sistema político nacional.

Desconozco si en otros países se ha aplicado la estrategia de la autonomía de la educación pública, tampoco sé si ha funcionado. Aunque, lo que debemos tener en mente no es lo que suceda en otros lugares, lo que realmente debe interesarnos a los mexicanos es lo que sucede en México, porque estoy seguro que habrá pocos países (quizás ninguno) que se parezcan al nuestro. Los mexicanos debemos tener en mente que la educación aquí sea la mejor y me parece que el hacer un sistema educativo autónomo es un buen camino para mejorarla.



Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: