Informe T.A.L.I.S.

2 07 2009

Recientemente (Junio 19 de 2009) se publicó un estudio de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) llamado: TALIS.

Continuando con TALIS, en otra de sus partes dice:

Como se muestra en la Figura 5, en promedio entre los países de TALIS, tres cuartas partes de los maestros señalan que no reciben ningún reconocimiento por aumentar la calidad de su trabajo. Una proporción similar señaló que no recibieron ningún reconocimiento por ser más innovadores en su enseñanza. Además, sólo cerca de la mitad de los países de TALIS reportaron que su director utilizó métodos eficaces para determinar el desempeño de los maestros (Tabla 5.9).

OCDEorgAdemás, tres cuartas partes de los maestros señalaron que, en sus escuelas, los maestros más eficaces no reciben reconocimiento y que el director de su escuela no toma medidas para modificar las recompensas monetarias por debajo de la persistencia de los maestros (Tabla 5.9). Una proporción similar señaló que, en sus escuelas, los maestros no serían despedidos a causa de su limitado desempeño.

La falta de reconocimiento y de incentivos para que los maestros desarrollen su método de enseñanza y mejoren su eficacia va en contra de los esfuerzos para mejorar las escuelas. Los recursos destinados a un sinnúmero de iniciativas de mejora en todos los países no van de acuerdo con los incentivos ni con el reconocimiento para que los maestros mejoren en su propia eficacia. Lo que parecería como un sistema de evaluación y de establecimiento de una estructura que se centre en promover la innovación y la eficacia que ayudaría a mejorar los programas de mejora y los esfuerzos para incrementar la eficacia escolar.

Entonces…

¿Queremos que las escuelas de México progresen?

2. Mientras no se implemente un sistema adecuado de RECONOCIMIENTOS e INCENTIVOS para premiar a los profesores que realicen bien su quehacer difícilmente la educación progresará. A cualquiera desmotiva saber que por mucho que haga bien su trabajo recibirá la misma paga, peor aún es saber que aquel que hace mal su quehacer además de que recibirá lo mismo nadie hará nada por corregirlo.

Es un hecho que la gran mayoría de los profesores trabajan por dinero, el apostolado docente y todas las cosas que antaño distinguían a un profesor son cosas que desgraciadamente han quedado en el pasado, por lo tanto mientras no se les INCENTIVE estos no encontrarán la suficiente motivación para mejorar o innovar su práctica docente.

Los reconocimientos e incentivos deberían entregarse por encima de la simpatía o antipatía que los profesores generen en los directivos.

Las premisas: ¿Me caes bien? entonces buscaré estimularte con una mejor plaza de trabajo. ¿Me caes mal? por más que hagas bien tu trabajo no habrá recompensa para ti. Estas son prácticas REALES que deberían borrarse para siempre del sistema educativo. Muchos docentes se preguntan hoy: ¿De qué me sirve mejorar si me pagan igual? Peor aún, ¿De qué me sirve mejorar si me pagan lo mismo y además a aquel que no hace bien su quehacer nadie lo sanciona?

logoWPazul


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: