La “Pelea”.

22 05 2009

Sugiero al público lector sensible se abstenga de leer la siguiente anécdota ya que contiene palabras altisonantes.

Se dice que el trabajo al interior de las escuelas es desahogado: vacaciones, “puentes”, suspensiones oficiales/sindicales y ahora suspensiones por influenza, etc. También se piensa que las relaciones laborales entre todo el personal son las mejores. Claro, tratándose de una escuela debería ser así, pero hay ocasiones -y solo eso, OCASIONES- en las que se dan  discusiones entre compañeros, situaciones que rara vez terminan en algo más que en reclamos verbales. Lo cierto es que ser un trabajador del sistema educativo a veces resulta estresante no por el trabajo en sí, sino por lo difícil que resulta el trato con los demás trabajadores. Cabe señalar que la gran mayoría del tiempo el respeto, la tolerancia y la cordialidad son constantes entre el personal.

Sin embargo…

pelea-manos1Don Luis Castrejón Licea (jubilado hace algunos años), siempre fue un trabajador respetuoso y atento con todo el mundo, principalmente con nosotros, personal del CBTis 70. Inició en la escuela trabajando en labores de limpieza y gracias a su forma de ser rápidamente ascendió a prefecto y ahí se mantuvo hasta su jubilación. Rara vez tuvo problemas con nadie, salvo con aquel o aquellos que buscaban deliberadamente molestarlo. Así le sucedió con uno de mis compañeros al que denominaré el “irritable” por su carácter explosivo.

No sé con certeza cómo inició el problema entre don Luis y mi colega “irritable”, el caso es que su relación de compañeros de trabajo se deterioró.

Un día el “irritable” llegó a registrar su entrada en una de las áreas de prefectura en donde se encontraban tanto el reloj para checar como don Luis, y al buscar su tarjeta de registro dijo con voz fuerte, casi gritando: Lee el resto de esta entrada »

Anuncios