¿Hacer las cosas bien? ¿Para qué?

4 11 2008

Me dirijo a ti joven adolescente.

Si ya no puedes escaparte de hacer algo, entonces hazlo bien.

Hay cosas que quizá no te guste hacer pero que por alguna razón tienes que realizarlas, por ejemplo cosas pequeñas: limpiar tu cuarto, mantener ordenadas tus cosas, pintar tus zapatos; o quizás no tan pequeñas como: leer un libro, estudiar, etc. En estos casos -y en los que la vida te ponga- si ya no tienes opción, hazlas bien, con ello, actuando con constancia, incorporarás en tu cerebro el siguiente principio: “Hacer bien lo que es inevitable“.

Pero… ¿Por qué hacer las cosas bien…? ¿Qué beneficios obtiene una persona al empeñarse en sacar todo de la mejor manera posible?

Entre otras…

Estímulo económico o de cualquier tipo.
Reconocimiento de los demás.
Satisfacción personal.
Ganarás uno de los mejores hábitos.

Si haces bien tus quehaceres obtendrás algo de lo anterior y en el mejor de los casos obtendrás todo lo mencionado.

A veces los resultados de trabajar bien no son inmediatos, puede ser que lo único que obtengas después de terminar algo sea tu satisfacción y nada más. Esto, aunque positivo en sí, puede sin embargo resultar frustrante para muchos que solo trabajan en función del dinero y del reconocimiento de los demás. Hay quienes después de dos o tres intentos de hacer cualquier cosa, si alguien no se los reconoce o si no obtuvieron algún premio terminan por enfadarse o aburrirse.

La mayoría de la gente trabaja por dinero, otros por el reconocimiento de la gente, pero hay algunos individuos que hacen sus quehaceres bien simplemente por hacerlos así.

Los grandes personajes no necesitan el reconocimiento de nadie. Ellos hacen sus cosas por su propia satisfacción, el dinero no es necesariamente su objetivo, trabajan por sus ideas y hacen las cosas tan solo por el placer de hacerlas.

Pero hay un pequeño grupo de seres humanos que están más allá todavía de todos los mencionados anteriormente, que no trabajan por dinero, ni por el reconocimiento de la gente, y lo que es excepcional ni siquiera lo hacen por su propia satisfacción, estos seres que están por encima de la condición humana trabajan por ideas que pueden ser ajenas.

¿Y tú, de cuáles eres?

Al final de cuentas lo grande empieza por lo pequeño, y mientras llegas a ser un gran personaje del mundo procura mejorar desde ahora en donde estés, por pequeño que sea lo que hagas, si lo haces bien te llevará a mejores niveles.

S i n c e r a m e n t e

I.   Guerrero   Z.



Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: