¿Tímido o Desparpajado? E ahí el dilema…

17 06 2008

¿Qué es mejor para un joven: ser tímido o un descarado?

Si como profesor me dieran a elegir entre dos formas únicas de ser o de actuar de un adolescente: tímido o desparpajado (introvertido o extrovertido), como forma de conducta con mejores posibilidades de sobresalir en el mundo actual elegiría al desparpajado, arrojado, inquieto, extrovertido y hasta descarado. Para mí, hoy en día la timidez es un problema.

Sacando tu otro YoCierto, los jóvenes que son tímidos representan menor problema para controlarlos en donde sea, en la casa o en la escuela. Su carácter dócil, obediente, tranquilo, permite a todo el mundo dirigirlos con mayor facilidad. En cambio los jóvenes extrovertidos, inquietos, y a veces desordenados, son difíciles de controlar en todos lados. Estos últimos son causa de que nos salgan “canas verdes” o que a veces nos quedemos calvos de tanto jalarnos los cabellos porque no encontramos ni como profesores ni como padres de familia la forma de ponerlos en orden. Claro que en ambas categorías hay extremos los cuales necesitan ayuda médica.

Ambos caracteres tímido y descarado, son los opuestos de una recta y en medio hay una gran mayoría que se mantiene a la expectativa o que alterna entre una y otra forma de ser.

El mundo actual es cada vez más demandante hacia los jóvenes, la competencia crece y existe un mayor volumen de aspirantes a ocupar los mejores puestos de trabajo. Esto lo sabemos los adultos y mejor lo entendemos los profesores. Pues bien, en esta exigencia me parece que tienen más posibilidades de éxito los jóvenes que actúan sin temor, los descarados, los extrovertidos, los que no le tienen miedo a nada.

Si tú joven eres una persona tímida, insegura o apocada, más vale que empieces a eliminar -o por lo menos reducir- ésta manera de ser y de actuar, si es que quieres sobresalir en la vida. No se trata de que a partir de ahora empieces a faltarle el respeto a todo el mundo. No. Cuando digo que empieces a quitarte el complejo de la timidez me refiero a que en lo sucesivo actúes con mayor seguridad y que empieces a “olvidarte” del “qué dirán” social. Sí, porque una de las cosas que acentúa la timidez es precisamente tener en mente el “que dirán los demás”.

El ser cauto y reservado ayuda en muchos empleos, ya que es parte de las políticas empresariales (o de cualquier lugar), esto hablaría bien de la timidez, por lo tanto sería bueno serlo, pero cuando se trata de innovar, y de conseguir mejores posiciones no ayudan mucho. No me imagino a una persona tímida dirigiendo una empresa sea del tipo que fuere.

Entonces, a pesar de los problemas que nos generan a todos es preferible que los jóvenes sean extrovertidos, inquietos, curiosos, desparpajados, ¡claro! todo con sus límites.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: