Del anecdotario: La TV de Plasma.

30 05 2008

Cierta vez conversaban alegremente tres colegas (un maestro y dos maestras) del CBTis 70 en uno de los pasillos del plantel. De repente una de ellas encargada de recoger una cooperación para cierto evento de la escuela recordó que el profesor aun no había aportado la suya y de inmediato le dijo:

Ingenuidad-Maestro, aquí lo traigo en la “lista negra”, todavía no me da su cooperación para el evento que tendremos pasado mañana.

-Mañana se la doy maestra, en cuanto coopere la mayoría del personal de inmediato me pongo al corriente.

Al ver la “negativa” del profesor la otra maestra bromeó apoyando a su compañera

-¡Caray maestro!, usted tan administrado con su dinero, ¿cómo es posible que le niegue ahora esa pequeña cooperación a la maestra?

Justamente cuando terminaba de hablar llegó el marido de ésta última, el cual escuchó parte del “reclamo”, que no terminó con su llegada porque la colega siguió reclamando pero ahora involucrando al recién llegado.

-¿¡Cómo ves!? –le dijo a su esposo poniéndose las manos en la cintura como en actitud retadora- El maestro se niega a dar una cooperación de $20.00 para el evento del próximo día. ¡Tanto dinero que tiene!, hasta una televisión de plasma de 50 pulgadas tiene en su recámara…

El esposo puso cara de ¿¡Que qué!? Y de inmediato dijo…

-¿¡Sí!? ¿Y tú cómo sabes que tiene una televisión con pantalla de plasma en su recámara? ¿Cuándo estuviste ahí?

Lector/a ¿Cuántos colores tiene el arco iris? ¿Seis o siete? ¡Correcto! Ahora multiplica por mil y sabrás el número de colores que aparecieron en la cara de la maestra. ¡Ja! y es que lo dijo tan natural y tan segura…

Obviamente la maestra sabía de la televisión de mi colega porque él en una ocasión nos había platicado a todos acerca del aparato: tamaño, precio, ubicación en su casa, etc. En fin, el asunto no pasó a mayores después de que le explicaron al celoso marido.

De todo este mal entendido me quedó claro lo siguiente…

1. Las pantallas de plasma son peligrosas mayormente si están en tu recámara.
2. Si pides cooperación y no te la dan más vale no reclamar.
3. Si vas a cooperar es mejor hacerlo cuando te lo pidan.
4. Es mejor no hablar ni decir nada de los aparatos que tiene cada quien en su casa.

Finalmente….

5. Si eres esposo de alguna maestra más vale que llegues antes o después de que hable con otros profesores, nunca en el momento.

logowpnegronaranja


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: