Otro recuerdo del CBTis No. 70

24 03 2007

El sol está radiante…

Unno y Ottro eran dos grandes compañeros de trabajo del CBTis 70, ambos rentaban una casa y vivían en ella compartiendo los gastos. La renta, la luz, el teléfono y todo lo demás eran pagados por partes iguales.

La casa tenía buenos espacios, una cocina, una sala, varias recámaras y dos baños, pero carecía de algo fundamental: no tenía boiler. En la temporada de calor eso no representaba problema alguno pero en la época de frío significaba una dificultad, superable al fin, pero no dejaba de ser un inconveniente.

Los dos amigos coincidían casi en todo, a ambos les gustaba comer y vestir bien, su carácter y su forma de ser eran afines y además de acuerdo a sus respectivos horarios de trabajo cada uno se bañaba con agua tibia calentándola en la estufa del hogar, supliendo así la regadera en la fría temporada invernal.

Pero además tenían otra compatibilidad ya que los dos eran muy, pero muy cuidadosos con su dinero y procuraban desembolsar solo lo estrictamente indispensable para los gastos de la casa, por ese motivo a veces tenían “pequeñas diferencias” entre ambos, las cuales siempre resolvían a través del diálogo -tal como debe ser entre dos colegas Profesores-. Haciéndolo de esta manera evitaban crecer los problemas, sí, pero desgraciadamente nada es eterno.

Un mal día en que alguno de los dos no estuvo de acuerdo en lo que tenía que pagar, vino el rompimiento y Unno emigró a otra casa, ésta si bien equipada con un boiler de tamaño “jumbo” suficiente para bañarse todo el día con agua caliente.

Pasadas unas semanas se reencontraron los entonces ex-amigos -nada raro trabajando los dos en el CBTis 70-, platicaron, limaron asperezas, se contaron sus cuitas y las cosas nuevas que había en su vidas…

Unno le contó a Ottro que la casa a donde se había mudado estaba mejor equipada ya que tenía instalaciones para agua caliente. Ottro, ni tardo ni perezoso le pidió que le permitiera ir a bañarse ahí ya que en su casa de momento no tenía gas para calentar el agua. ¡Claro que si! -contestó Unno– ¡cuando quieras ir hermano del alma!

Ambos se despidieron con un saludo afectuoso sintiéndose más amigos que nunca.

Al día siguiente a la casa de Unno llegó puntualmente Ottro con su jaboncito, su cremita, su toallita y su ropita bien planchadita, listo para bañarse. Así lo hizo ese día, luego otro y otro y otro y otro…

Pasaron varios días en los que Unno empezó a notar que el gas que alimentaba al boiler se terminaba más rápido que de costumbre. No tuvo que pensar mucho sobre quien era el culpable, y es que, permitirle a Ottro bañarse allá de vez en cuando en su casa no significaba problema, ¡pero a diario! Ni hablar, -pensó Unno– tendré que decirle a Ottro que ponga su respectiva cooperación para la compra del gas.

Al día siguiente puntualmente llegó Ottro a la casa de Unno y cuando se disponía a prender el boiler para disfrutar de las delicias del agua tibia en un reconfortante baño le dijo Unno -oye hermano, estaría bien que cooperaras para el gas del boiler-. Ottro, tomado por sorpresa y viendo la posibilidad de ver afectado su bolsillo no supo que decir, pero al cabo de unos segundos se movió hacia una puerta que daba al corral de la casa y al salir observó el cielo. Regresó con Unno y le dijo: ¡no hay problema hermano! ¡el Sol está radiante!, no necesito prender el boiler. Dicho esto entró al baño con su toallita limpia y su ropita bien planchadita a bañarse con las heladas aguas de invierno.

Ottro ya no volvió más a bañarse en la casa de Unno. ¿Y para regresaba? si en ambas casas el agua estaría igual de fría.



Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: