Tópicos de Cálculo Integral.

7 10 2017

La sirena de la alberca.

Pobrecita la sirena, triste espera a su sireno, 
alguien… ¡maldición! de la alberca abrió el caño,
y el ser, mitad hombre, mitad pez,
se fue por él, con todo y su tamaño.

Por eso llora la preciosa ninfa,  
sola, deprimida, en su pequeño estanque,
ese que antes veía como el más lindo palacio,
hoy sin su pareja lo ve como un vulgar espacio.

Por favor ¡ya! ¡apiádense de ella!, 
¡traíganle a su bien amado!,
a lo mejor por ahí quedó atorado,
¡búsquenlo pronto, en las cañerías! 
antes de que termine en una pescadería,
o de plano sarandeado en una cenaduría.

Y si no… ¡échenle agua a la piscina!,
llénenla hasta la orillita aunque sea con una jicarita,
para que pueda salir a buscarlo su sirena,
tal vez lo encuentre bobeando por ahí,
en las calles del pueblo de la fiesta eterna, 
quizá en una zapatería, 
mirando muy quitado de la pena cosas que nunca compraría…

¿Un sireno con zapatos? ¡Bah!.

Pero… ¿Cuántos litros de agua se requerirían para llenar la dichosa alberca y dar así oportunidad a la pobre sirena de salir a buscar a su amado galán Sirenio?.

Construyamos el modelo matemático a partir de las medidas de la alberca, es decir determinemos las ecuaciones involucradas en el problema físico.

Seccionemos la alberca de la siguiente manera (por supuesto que no es la única manera de resolverlo)… Lee el resto de esta entrada »

Anuncios




El último registro: Lic. Ana Ma. Velasco A.

7 10 2017

“Y sigue la mata dando”. Ahora se nos fue nuestra querida compañera, colega y administrativa: Lic. Ana Ma. Velasco Acevedo, excelente persona que el viernes 29 de septiembre se despidió del CBTis 70. Con música y danzón, bailando con su esposo el Dr. Julio Adalberto Fregoso Lazarit, levantó su mano y nos dijo adiós.

¡Ni hablar! es caminito de todos.

¡Saludos Ana!, a nombre del personal del CBTis 70 y del mío propio, te enviamos un fuerte abrazo deseando que la nueva etapa que inicias esté llena de éxitos en todos los ámbitos.

Un clic en el logo de Facebook para más imágenes.





El último registro: Lic. Teresa de Jesús Campos Mejía.

2 09 2017

Otra compañera que se nos va… ¡Ni hablar!.

El jueves 31 de agosto, fue el último registro de asistencia de nuestra querida compañera y amiga Tere Campos. Se fue de la escuela quizá pensando: “Ahí se ven” con sus nuevos formatos de ECA’s, reformas fallidas, tablitas de años del ISSSTE y demás… ¡Ja! Estaré mejor con mi familia, cuidándola.

¡Bien hecho Teresita!. ¡Éxito en todos los terrenos!, que de Campos ya tienes el apellido.

¡Todos te vamos a extrañar!, principalmente los grupos de la especialidad de Contabilidad, que es donde desempeñaste tu quehacer de manera sobresaliente.

Las fotos (Facebook) AQUÍ.

Un abrazo cordial de parte de todo el personal, deseándote que en esta nueva etapa que estás iniciando, acumules más logros: familiares, humanos, económicos y demás.





Minuta SEP-SNTE 2017 Homologados.

3 08 2017

Cortesía de nuestros amigos: UNDESINTEC, y Guillermo Lamadrid FigueroaNos dejaron los enlaces respectivos a la Minuta 2017 de Acuerdos Salariales SEP-SNTE para Homologados.

Gracias colegas…

Da un Clic encima de la imagen para descargarla…

También puedes descargarla de AQUÍ.





Mis alumnos preguntan, yo contesto…

17 06 2017

A veces mis alumnos de tutorías me hacen preguntas que por falta de tiempo no alcanzo a responder en el aula, sin embargo, cuando éstas me parecen dudas comunes a la mayoría de los jóvenes, procuro contestarlas aquí, y alcanzar con ello tal vez a despejarlas en un mayor número de estudiantes. La siguiente es una de ellas:

¿Por qué hay personas que terminan una carrera profesional y no trabajan sobre lo que estudiaron, andan trabajando en el campo o el invernadero?. Agregaría: “u otros trabajos similares”.

En realidad, no hay una respuesta universal al cuestionamiento anterior, la cual comprendiera a todos los casos de jóvenes que al concluir su carrera e ingresar al mundo laboral terminan haciendo algo distinto a su especialidad, peor aún, quehaceres que a veces no requieren estudios superiores (según entiendo esto último es el sentido de la pregunta: trabajos “menores”).

La clásica respuesta de un profesionista en tales circunstancias es la siguiente: “las empresas me piden experiencia profesional y como recién terminé mis estudios no me aceptan”. O también: “estoy trabajando en esto porque no encontré algo relacionado con lo que estudié”. Sin embargo, por muy ciertas que pudieran ser tales justificaciones, la contra-respuesta siempre será: ¿Y por qué hay otros profesionistas con tu misma especialidad que SÍ encontraron trabajo en lo suyo?. Finalmente, el cuestionado dirá: “Es que tuvieron suerte”. O ésta otra: “Es que tienen palancas”.

Nota. En México las palabras: “Tener palancas”, se refieren a conocer a alguien por lo regular bien posicionado, que puede ayudar a una persona a obtener un empleo, ya sea recomendándolo, o colocándolo en su área de influencia. 

¿Suerte? ¿Palancas? ¡Bah! Resulta entonces que la “buena estrella” y las “palancas” son las que definen todo.

No, definitivamente NO. La suerte tiene poco que ver -casi nada- en este asunto. Si así fuera, si la casualidad definiera lo laboral entonces no habría necesidad de estudiar nada, ¿para qué? si el éxito de cada quien dependería del azar. ¿Y las “palancas”?. Sí, algunos te pueden ayudar a conseguir empleo, pero si no “das las medidas” perderás tu quehacer en poco tiempo. Siempre hay que tener presente que los empresarios buscan ganar/lucrar en toda acción, la realidad es que -nos guste o no- ellos no están para regalar dinero manteniendo a improvisados.

Entonces… ¿cuáles son las causas REALES por las que un profesionista termina haciendo algo distinto a lo estudiado?.

Lee el resto de esta entrada »





El “Chistecito”.

15 06 2017

Impaciente esperaba yo en una de las áreas del plantel a que llegaran dos de mis alumnos que debían entregarme unas láminas de Dibujo Técnico correspondientes a la última evaluación parcial. Y es que, necesitaba completar con urgencia las evaluaciones de su grupo para poder “subir” las calificaciones de todos a la red.

Una hora… dos horas… y nada, ninguna señal de los jóvenes. Desde muy temprano en la mañana esperándolos y nada. Se trataba de una alumna y un alumno, ambos de la especialidad de mantenimiento. Al resto de los integrantes del grupo ya les había notificado sus calificaciones desde un día antes, pero no podía cerrarlo precisamente por los dos que me faltaban. Las últimas semanas del curso había notado que la joven estaba embarazada. 

Tres horas y media y nada… los muchachos no aparecían por ningún lado.

¿Les pongo un cinco y cierro el grupo?, al fin que no se presentaron, por lo tanto no es mi culpa si al promediar reprueban, -me decía a mí mismo, pero luego pensaba: –“la joven está encinta, quizá tuvo alguna dificultad relacionada con ello y por eso no ha llegado”.

Y así, entre dudas e incertidumbre pasaron cuatro horas.

Para mi buena suerte llegó a donde me encontraba, un joven del mismo grupo. Uno de esos alumnos “despistados” a los que se les dice una vez su calificación y al día siguiente ahí los tienes, preguntándote lo mismo. Aunque en esa ocasión no me cayó nada mal que apareciera alguien así, porque a través de él podría enviarles a los dos “morosos” una “saludable advertencia”, así que después de repetirle su calificación al “despistado” le dije…

-Joven, hazme un favor, búscame por cielo, mar y tierra a tu compañera –él sabía a quién me refería pues era la única mujer del grupo-, esté en donde esté, o comunícate con ella, y dile por favor que estoy esperándola, y que voy a hacerlo hasta las tres de la tarde. Si para esa hora no me trae las láminas que debe entregarme, automáticamente quedará reprobada. ¿Ok?.

-¡Uhhhh, profe!, no creo que venga… -Contestó el muchacho

-¿Cómo que no? ¿Por qué? -Cuestioné con gesto interrogante en la cara. Lee el resto de esta entrada »





Respecto al retroactivo salarial… 2017

8 06 2017

¿Cuándo llegará el aumento salarial derivado de las negociaciones SEP-SNTE 2017?

Bueno… aquí está la respuesta, aunque como a últimas fechas, hay que tomarlo con cierta reserva.