La mala crianza.

10 07 2010

Excelente reflexión que me llegó por correo FWD, trata acerca de la educación de los hijos en el hogar. Ya lo he dicho más de una vez en este blog, los jóvenes de hoy confunden los valores humanos aplicándolos equivocadamente, en realidad practican contravalores. Pero, siendo jóvenes, aunque tienen su parte de culpa más la tenemos los padres de familia por no saber educarlos en casa.

Lo siguiente lo escribió un connotado Psiquiatra de la República Dominicana, y -supongo- lo dedicó a los padres de familia de su país, pero la verdad es que todas las naciones latinoamericanas compartimos la misma problemática.

ESTAMOS CRIANDO VAGOS.
Dr. César Mella (Psiquiatra)

Proverbio. “Instruye al niño en su camino y aún cuando fuere viejo no se apartará de él”.

Nos asombramos de lo que está pasando en este país al ver las atrocidades que ya son cotidianas en las noticias, y al mismo tiempo nos liberamos de la responsabilidad de actuar culpando siempre a nuestro gobierno de toda la inseguridad que se vive en las calles.

Este país está sumergido en una era delictiva generada y participada por gente joven.

Yo me preguntaría y plantearía a la gente la siguiente cuestión: ¿Cómo eduqué o estoy educando a mis hijos? ¿Qué valores inculco o inculqué a mis hijos?

A los jóvenes de este siglo hay que llamarlos varias veces en la mañana para que vayan o para “llevarlos” a la escuela.

Se levantan generalmente de mal humor pues se acuestan muy tarde viendo la TV, jugando videojuegos, hablando o mensajeandose por la Internet.

No se ocupan de que su ropa esté limpia y mucho menos de poner un dedo en nada que tenga que ver con arreglar algo en el hogar.

Algunos tienen los últimos juegos del mercado, ipods y computadoras, que muy continuamente hay que actualizarles.

Idolatran a sus amigos y a los falsos personajes de los realitys shows, ¡ah! pero viven poniéndoles defectos a sus padres a los cuales acusan a diario de que sus ideas están mal.

Su cerebro se bloquea automáticamente si alguien les habla de ideologías de moral, honor y buenas costumbres, y también de religión, pues lo consideran aburrido o que ya lo saben todo.

Nos asombramos de la gente que cobra sin trabajar y a nuestros hijos los acostumbramos a darles todo incluso su “domingo” sin que verdaderamente trabajen por él. Leer el resto de esta entrada »





20 de Junio de 2010

20 06 2010






Una madre cuestionando a la sociedad.

15 04 2010

El cuidado de nuestros hijos comienza en el hogar, debería prolongarse en todos los lugares pero dadas las circunstancias por las que atraviesa nuestro país no se puede confiar en nadie más de la sociedad para hacerlo, por lo tanto los padres de familia en un afán de cumplir con ésta primerísima obligación, debemos dedicar más tiempo a protegerlos (sin caer en el sobreproteccionismo). El supervisar a dónde acuden nuestros hijos, el ver que tipo de amistades tienen, y el transmitirles nuestras experiencias de vida, preparándolos precisamente para que puedan enfrentarse al mundo con las mejores herramientas, son medidas preventivas que en mucho ayudan a su cuidado.

Lo anterior es nuestra responsabilidad y si hay fallas en su cumplimiento, entonces no hay razón que justifique el echarles la culpa a los demás de lo que les sucediera a nuestros hijos.

Lo siguiente lo escribió una madre de familia, cuestionando a los padres/madres de familia que exigen a los demás sus responsabilidades, pero que no se exigen ellos respecto de su formación y del cuidado de sus propios hijos. Coincido con su reflexión.

ARTÍCULO PUBLICADO EN EL HERALDO DE CHIHUAHUA,
por la Sra. Mónica Ruiz.

Bueno, pero… ¿Qué nos pasa? ¿Qué es lo que nos hace suponer que alguien más tiene la responsabilidad de cuidar de nuestros hijos, si nosotros, que se supone que somos los que más los amamos, no queremos tomar esa responsabilidad?

Es ridículo ver esas mesas redondas, en las cuales funcionarios públicos, dueños de bares y discotecas, miembros de comités ciudadanos y medios de comunicación se culpan unos a otros por algo que no es más que falta de responsabilidad de nosotros los padres.

Que si en los bares le venden alcohol a menores; que si los agentes de tránsito reciben sobornos, que si no cierran estos lugares a la hora señalada…

¿Pero en dónde están los padres de este menor que tomó más de la cuenta?, ¿Quién lo recibe en su casa a esas horas y en ese estado?, ¿Quién le dio dinero para entrar en el bar, para el alcohol y para el soborno? ¿Dónde están los padres que le dieron el carro a un menor que no es capaz de hacerse responsable y maneja aunque esté tomado?

¡Por favor! ¿En qué piensan los padres de esos jóvenes que salen de su casa a las 11 de la noche, habiendo empezado a tomar desde en la tarde, durante el partido de Tigres contra Rayados?

¿Y en qué están pensando los padres de la jovencita de 16 o 17 años, que va a conseguir ride de regreso con la mamá de fulanita, sin querer enterarse de que esa mamá ni siquiera está en la ciudad? ¿Quién será responsable de ver en el estado llegó esta joven? ¿Con quién se queda a dormir? ¿Cuáles son las costumbres de la familia en donde se quedó  (si es que conocemos a la familia)?

¿Por qué queremos pasarles la responsabilidad de decidir? ¿En manos de quién ponen su vida si todavía no son capaces de decidir de qué color pintarse el pelo, hoy con rayitos, mañana mejor negro?

¿Por qué les damos permiso a nuestras hijas de irse a dormir después de la disco a casa de una amiga y cargamos la responsabilidad de llevarlas a los novios de 19, 20 años quien sabe a qué hora y no sabemos ni cómo, pues puede ser que tome de más?

¿Por qué queremos creer que son maduros y responsables si nosotros mismos no lo estamos siendo? Leer el resto de esta entrada »





La vida es como un pan.

23 03 2010

De los correos FWD que me llegan, seleccioné esta PRECIOSA reflexión para todos los lectores/as, adolescentes, jóvenes, adultos y demás…

Como siempre, la contaré a mi manera.

Dos hermanos (hombre y mujer) adolescentes todavía, platicaban acerca de sus problemas. El muchacho tenía dificultades con su novia, y la joven recién había perdido la amistad de una muy querida amiga. Después de compartir sus penas se acercaron a su madre y le preguntaron: -¿Por qué la vida es así de complicada?- La señora que había escuchado la conversación les dijo que lo que les sucedía era parte de un todo. La vida es así, comentó, a veces nos da alegrías y otras nos da tristezas, pero después reúnes todo y el saldo es positivo. Luego les dijo -vengan a la cocina, les voy a preparar los panecillos que tanto les gustan pero quiero que me ayuden-.

Ya estando en la cocina la señora dijo: -Vamos a necesitar aceite, harina, sal, azúcar, leche, royal, huevos y mantequilla, búsquenlos en la despensa y pónganlos sobre la mesa.

Un momento después de que los ingredientes estuvieron en la mesa, la señora empezó a mezclarlos mientras les platicaba cualquier cosa a los jóvenes. Terminó la masa, figuró los panes y los metió al horno. Luego de un tiempo los extrajo y los puso sobre la mesa en donde aún había restos de los ingredientes. Luego dijo.

-Antes de comerse los panes quiero pedirles algo.

-¿Algo? ¿Cómo qué? pregunto el muchacho.

-Coman un poco de harina. Dijo la madre.

-¿¡Qué!? exclamaron sorprendidos los adolescentes.

-Sí. Coman un poco de harina. Reiteró la mamá.

-A mí no me gusta la harina. Dijo la joven. -A mí tampoco. Dijo el muchacho.

-Bueno, entonces beban un poco de aceite. Leer el resto de esta entrada »





¿Y tú lector/a?

21 12 2009

La vida se encarga de ponerle a cada quién lo que a de ver/vivir para aprender. Yo no sé lector/a cuántas cosas hayas vivido tú de las que hayas aprendido, pero -por si acaso- te dejo algunas experiencias que he tenido las cuales me han generado preguntas que sería muy bueno hacernos todos. La idea es EVITAR a toda costa caer en lo que se cuestiona.

La primera.

Una vez me dijo un alumno:

“Profe”, ¿ayer fue a misa? -No. -Le contesté y le pregunté ¿Por qué?

-Es que no lo vi- me dijo.

-Bueno… -le repliqué ¿Cuándo vas a misa vas a rezar o a ver quién asistió?

¿Y tú lector/a? Cuando vas a misa ¿lo haces para rezar? o para ver ¿Quién fue? ¿Quién comulgó? ¿Quién leyó los evangelios? ¿Buscas estar lejos de alguien para no darle el saludo de paz?

La segunda.

Lo he escuchado más de una vez.

“Padre nuestro que cielos santificado sea venga tu reino hágase voluntad en la tierra cielo amén.”

¿Y tú lector/a? Cuando rezas ¿Haces la oración todavía más breve? ¿Oras, o recitas mecánicamente la oración? ¿Comprendes el contenido de la oración? ¿Pides cosas a Dios a costa de la desgracia de los demás? ¿Sales de la iglesia empujando a la gente?

La tercera.

Le escuché decir a un conocido.

“En la vida yo puedo hacer lo que quiera con toda libertad, bueno o malo, lo que sea, y si a propósito hago mal, es suficiente con arrepentirme bien antes de morir, pero bien, bien, y con eso será suficiente”.

¿Y tú lector/a? ¿Actuarás mal ahora, y después cuando estés en tu lecho de muerte será suficiente con que muestres cara de tristeza y digas: “me arrepiento…”? ¿Servirá tu “arrepentimiento”?

La cuarta.

Lo he escuchado en madres/abuelas y padres/abuelos.

“Mi hijo/a tendrá TODO lo que yo no tuve, jamás le faltará NADA mientras yo viva. Mi hijo/a jamás escuchará un NO de mi boca. Mi hijo/a estará siempre protegido/a por mí, seré una fiera defendiéndolo/la”.

¿Y tú lector/a? Leer el resto de esta entrada »





¿En dónde inicia la educación?

19 08 2009

Esto es para ti padre de familia, con la intención de ampliar tu conocimiento respecto de la educación de tus hijos.

Apréndelo bien: la educación de tus hijos comienza en el hogar. La escuela solo sirve para reforzarles a los jóvenes lo que aprenden en su casa y para ampliar su visión. Teoría de valores, comportamientos y buenas costumbres puede enseñarle a tu hijo/a la escuela, pero solo son refuerzos de lo aprendido en casa y si tú, padre de familia, no tienes buen comportamiento, ni buenas costumbres en el hogar, entonces no habrá una buena educación para tus descendientes, por excelente que sea la institución educativa a la que acudan.

Lector/a, desgraciadamente muchos padres de familia no entienden lo anterior, siendo éste, sino el principal de los problemas de la educación, si uno de los más importantes.

¿Por qué los padres de familia no cumplen satisfactoriamente con su parte en la educación de sus hijos? Razones pueden tener, justificadas o no, tal vez porque trabajan mucho y no les queda tiempo para dedicarlo a sus hijos o porque piensan que no les pueden aportar conocimientos, quizá porque tienen poco interés en ellos o porque creen que cumplen cabalmente con su papel proporcionando el dinero para comer, calzarlos, vestirlos, en fin, quizá porque algunos son conformistas, etc. ¿Los educan así? Sí, pero es una educación inadecuada.

Un grupo de padres de familia dice: “así me enseñaron mis padres e igual soy yo con mis hijos”. Estos padres de familia no quieren entender que cada generación vive tiempos diferentes pero que hay principios que funcionan siempre. Hoy nuestros hijos viven en un mundo de libertad y de información, es una situación muy distinta a la que vivimos nosotros cuando fuimos jóvenes, pero el valor de la comunicación ha sido el mismo todo el tiempo. Algunos dicen: ¿qué puedo aportar yo a la educación de mis hijos si no sé nada de matemáticas o de tecnologías?, otros que si asistieron a la escuela viven más preocupados de su trabajo y de conseguir más dinero del que necesitan, olvidan ambos grupos de padres de familia el valor de sentarse a platicar sus experiencias de vida con sus descendientes.

La víspera del diez de mayo, fecha importante para todos los mexicanos, es una noche muy “movida” en mi pueblo ya que muchos jóvenes -y algunos no tan jóvenes- salen a la calle a dar “mañanitas” a casi todas las Madres de familia de esta ciudad. Pero no es una serenata “normal” que a todo el mundo encantaría, es una ruidosa gritería mezclada con equipos de sonido a todo volumen a altas horas de la madrugada producto de la natural energía de los jóvenes combinada con el alcohol. Me pregunto: ¿las madres de familia disfrutarán ésto? ¿serán felices dejando a sus retoños transitar en autos a toda velocidad por el pueblo a sabiendas del riesgo que existe para ellos y para los demás?

Me parece que no.

No creo que una madre de familia sea feliz con un “regalo” así de cuestionable, pero… ¿quién tiene la culpa de ello? ¿acaso la escuela? Los profesores cumplimos con decirles a los jóvenes los riesgos que corren al salir a la calle muy tarde en la noche, pero… ¿quién los deja salir de su casa?. Me parece que son los padres de familia los que deben aplicarse con energía y no dejar que sus hijos arriesguen su preciosa vida en eventos cuya primera intención no es exactamente el de celebrar lo que dicen.

Una vez les dije a mis alumnos de un grupo: les apuesto un refresco a cada uno de ustedes si hacen lo siguiente. Díganle a su mamá: ¿qué prefieres?, ¿que salga en la víspera del diez de mayo a llevarte “mañanitas” o que me quede en casa y al día siguiente te de un abrazo? Si su mamá los deja salir yo pierdo, pero si decide que se queden pierden ustedes… ¿Apostamos? ¡Ja! No quisieron apostar.

¿Qué pasa pues con los padres de familia que les permiten todo a sus hijos? ¿Acaso no ven el problema o ya de plano sus hijos les tomaron la medida y hacen lo que quieren?

Entonces… padre de familia: ¿en dónde inicia la educación? ¿te queda claro que es en el hogar? Se da desde la niñez, desde que nace el individuo empieza a educarse en su casa, en esa cavidad que es el hogar es donde empieza a crecerse o a reducirse al hombre futuro.

Por muy pequeños que sean los niños/as primero aprenden en su casa y en la escuela continuan su aprendizaje.

Por muy pequeños que sean los niños/as primero perciben lo bueno y lo malo en su casa.





21 Junio día del padre.

21 06 2009

Dia del PadreEn este día del padre…

Por encima de los regalos materiales (los cuales siempre serán bien recibidos), por encima de las palabras (las cuales siempre serán bien recibidas), por encima de los abrazos, las fiestas, las comidas y todo aquello que se les ocurra a nuestros/as hijos/as para festejarnos en nuestro día (los cuales siempre serán bien recibidos y disfrutados), por encima de todo lo anterior el mejor regalo que podemos recibir los padres de familia, además del aprecio de nuestros hijos/as, es su lucha personal por intentar ser los/as mejores en donde sea que estén, esto es evolución.

Seamos buenos padres, busquemos hacerlo de la mejor manera posible educando a nuestros hijos/as para la vida.

¡Felicidades a todos los que como yo viven la aventura de ser padres!

logowpnegroamarillo





Me hubiera gustado ser yo el que dijera esto…

5 02 2008

“Y dijimos que estaba bien…”

Una reflexión acerca de la sociedad actual.

Nos quejamos de la falta de valores de la sociedad -falta o confusión, da igual-, nos quejamos de la delincuencia, de la falta de organización en todos lados, nos quejamos de que los jóvenes no tienen ideas, metas u objetivos, nos quejamos siempre y de todo, pero más allá de la simple queja deberíamos buscar la razón de toda la serie de males que nos aquejan.

Una respuesta la encontrarás aquí lector, y de verdad es una excelente respuesta.

……………………………………………

En la entrevista que le hicieron a la hija de Billy Graham en el Early Show, Jane Clayson le preguntó: “¿Cómo pudo Dios permitir que sucediera esto?“ (se refería a los ataques a las torres gemelas el 11 de septiembre).

Anne GrahamAnne Graham dio una respuesta sumamente profunda y llena de sabiduría. Dijo:

Al igual que nosotros, creo que Dios está profundamente triste por este suceso, pero durante años hemos estado diciéndole a Dios que se salga de nuestras escuelas, que se salga de nuestro gobierno y que se salga de nuestras vidas”.

Y siendo el caballero que Él es, creo que se ha retirado tranquilamente.¿Cómo podemos esperar que Dios nos dé Su bendición y Su protección cuando le hemos exigido que nos deje estar solos?”

A la luz de ciertos sucesos recientes… ataques de terroristas, balaceras en las escuelas, etc., creo que todo comenzó cuando Madeleine Murria O’Hare se quejó de que no quería que se rezara en nuestras escuelas,

…Y dijimos que estaba bien…

Ella fue asesinada y hasta hace poco se descubrió su cuerpo. Luego alguien dijo que mejor no se leyera la Biblia en las escuelas…la Biblia dice no matarás, no robarás, amarás a tu prójimo como a ti mismo.

…Y dijimos que estaba bien…

Luego alguien dijo que los maestros y directores de los colegios no deberían disciplinar a nuestros hijos cuando se portan mal.

Los administradores de las escuelas dijeron que más valía que ningún miembro de la facultad o de las escuelas tocara a ningún estudiante que se porte mal porque no queremos publicidad negativa y por supuesto no queremos que nos vayan a demandar (hay una gran diferencia entre disciplinar, tocar, golpear, cachetear, humillar, patear, etc.).

…Y dijimos que estaba bien…

Luego el Dr. Benjamín Spock dijo que no debíamos pegarle a nuestros hijos cuando se portan mal porque sus pequeñas personalidades se truncarían y podríamos lastimar su autoestima.

Dijimos que los expertos saben lo que están diciendo.

…Y todos dijeron que estaba bien…

…Y El hijo del Dr. Spock se suicidó… Leer el resto de esta entrada »








Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.183 seguidores