El oprobioso juego del bueno y el malo.

10 08 2011

O la repulsiva manipulación de los demás…

¿A quién le gusta ser el malo del cuento? Por supuesto que a nadie.

La gran mayoría de los seres humanos siempre queremos ser catalogados como los mayormente bondadosos, generosos, dadores de oportunidades, nobles, perdonadores, o por lo menos quisiéramos estar en un concepto ‘regular’ en la opinión de la gente. Aunque a veces por la seria confusión de valores que vivimos, ser bondadoso es sinónimo de ‘tontejismo’, no obstante en un afán de sobresalir y estar a la par de la evolución humana siempre aspiraremos a ser aquello que se entienda por bueno, pero ser considerados como egoístas, inconscientes, rencorosos y vengativos, es decir: ¡malos! eso ¡nunca!.

Hay un juego que se juega en las escuelas en el que, quien pretende ganarlo busca que el otro quede a los ojos de los demás como el malo. No se pierde dinero ni bienes terrenales, es solo que el que lo gana es el bueno y el que lo pierde es el malo. Es un juego no declarado, sin reglas, que unos fingen no jugar y que algunos ni siquiera saben que lo están jugando, luego entonces además de perverso tiene algo de infantil.

¿Cómo es el juego? Citaré expresiones simples, que suceden fuera del ámbito educativo pero que son entendibles para todos, por ejemplo: ‘Su madre les dio veinte pesos, yo les daré cien’. En este caso la intención es dejarle claro al adolescente quién es el bueno y quién la “mala”. ‘No limpies tu cuarto, que tu hermana/o lo haga’. Además de complicidad la expresión lleva implícita la deducción de quién es el bueno. ‘Yo no haré nada, pero cuando llegue tu padre verás la que te espera’. Induce al joven a pensar que la buena es la madre y el malo es el padre. Etc.

En el ámbito educativo se juega de la siguiente manera.

Lo juegan los maestros.

Cuando un alumno reprobó una materia y ya agotó el número de oportunidades legales para acreditarla algunos maestros le dicen: ‘Ve y pregunta en la administración, si allí te dan otra oportunidad de mi parte no hay problema en aplicarte otro examen’. ¿Quién es el bueno?

Cuando inician cursos algunos profesores dicen a sus alumnos: ‘Veo que están muy mal, ¿quién les dio la materia anterior?’. ¿Quién es el bueno y quién es el malo?

O algo más elegante y profundo… Leer el resto de esta entrada »





Todos somos maestros…

7 08 2011

Al final de cuentas todos somos maestros, solo que unos enseñamos en las aulas, otros enseñan en los hogares, otros en los medios de comunicación y otros en la calle.

Los maestros que estamos en las aulas nos dedicamos a instruir diferentes materias a los jóvenes, pero no podemos enseñarles las experiencias de vida de sus padres, si acaso las propias que pueden ser muy diferentes. Los padres de familia son maestros en los hogares que dedican parte de su tiempo a enseñar a sus hijos lo que a su vez les enseño la vida, pero no pueden instruir toda la ciencia, tecnología, valores e historia que comprenden las materias cursadas en la escuela. Los maestros que están en la calle, la gente que conforma la sociedad, enseñan con su comportamiento los usos y costumbres de la ciudad, del pueblo o de la pequeña comunidad, pero no pueden enseñar lo que los padres de familia enseñan a sus hijos, ni tampoco lo que instruyen los profesores en las escuelas. Los que están en ese medio poderoso que es la TV informan y forman opinión, pero no pueden enseñar lo que instruyen los demás maestros, aunque igual influyen en la educación.

La suma de toda esa gran variedad de conocimientos y actitudes de los maestros que están en las escuelas, en las casas, en la calle, en los medios de comunicación, y en más lugares todavía, de esta enorme escuela que es nuestra nación, es lo que vemos en los jóvenes, es lo que entre todos hemos podido enseñarles.

¿Lo hemos hecho bien Lector/a?

¿Qué tanto has cumplido con la parte que te corresponde?

¿Ya pusiste tu pieza del rompecabezas?

Sinceramente
Ing. I. Guerrero Z.





El 5%

31 07 2011

A lo largo de mis veintisiete años de servicio he visto que de cada grupo solo tres o cuatro alumnos destacan, lo tengo perfectamente claro y de verdad lamento que sean tan pocos, aunque…. definitivamente es mejor tres o cuatro que ninguno, pero entonces es verdad lo que dijo uno de mis colegas de una Universidad.

Me habría encantado ser yo quien ideara el siguiente escrito…

………………correo FWD ………………………..

El cinco por ciento.

Teníamos clase en la escuela después de las fiestas decembrinas. Como la mayoría de los alumnos habíamos viajado, todos estábamos ansiosos por contar las novedades a nuestros compañeros de clase.

Un viejo profesor entró al salón e inmediatamente se percató de que le costaría trabajo conseguir silencio. Con gran paciencia intentó comenzar la clase:

-¡Por favor, silencio!

Y nada. No resultó. Ignoramos la solicitud y continuamos conversando. Ahí fue que el viejo profesor nos retó, como nunca vi antes:

-Presten atención porque voy a hablar por única vez -dijo levantando la voz. Un silencio de culpa se instaló en el salón. El profesor continuó:

-Desde que comencé a enseñar, hace ya muchos años, descubrí que nosotros los profesores trabajamos con el 5 por ciento de los alumnos de una clase. En todos estos años observé que de cada 100 alumnos, apenas 5 son realmente aquellos que hacen la diferencia en el futuro, apenas 5 se vuelven profesionales brillantes y contribuyen de forma significativa a mejorar la calidad de vida de las personas; el otro 95 por ciento solo sirve para hacer volumen, son mediocres y pasan la vida sin dejar nada útil. Lo interesante es que este porcentaje vale para todo el mundo. Si ustedes prestan atención, notarán que de 100 profesores, apenas 5 son aquellos que hacen la diferencia; de 100 camareros, apenas 5 son excelentes, de 100 choferes, apenas 5 son verdaderos profesionales, y podría generalizar más: de 100 personas, apenas 5 son verdaderamente especiales. Leer el resto de esta entrada »





Inventario de vida.

16 07 2011

Una preciosa reflexión que llegó a mi correo. Inventario de vida, balance, equilibrio, ponderación, lo que sea, la comparto con la mejor de las intenciones como es la de que todos valoremos lo que tenemos, (en lugar de quejarnos, clásico en nuestra sociedad).

…… FWD …………………………….

¿No crees que sería bueno hacer un inventario de los bienes que has recibido para así vivir con mayor alegría y optimismo?

¿Por qué llorar mientras vas andando, si otros ríen y no tienen pies?

¿Por qué vives pensando en el 10% de las cosas que te hacen sufrir, y no recordar el 90% de las cosas que te suceden bien?

Eres una persona humana, y el ser humano es el único animal que puede hablar para calmar al airado, animar al abatido, estimular al cobarde y decir… te amo.

Te puedes mover, no eres un árbol amarrado a una pequeña porción de tierra. Puedes pasear, correr, bailar y hacer deporte. Para ello tienes 500 músculos, 200 huesos y 7000 nervios, sincronizados para obedecerte y llevarte a donde quieras.

En tu cuerpo hay 800 mil millones de células trabajando continuamente y obrando todas en tu favor y en perfecta armonía.

En tus ojos, Dios ha depositado 100 millones de receptores que te permiten gozar de la magia de los colores, de la luz, de la simpatía de las personas y de la majestad de la naturaleza.

En tu cerebro tienes 13 mil millones de neuronas trabajando tan sabiamente a tu favor, que si las quisieras reemplazar por la máquina computadora más perfecta del mundo, esa máquina electrónica ocuparía el sitio de un edificio de setenta pisos de alto.

En tus oídos hay 24 mil millones de filamentos que vibran con el viento, con el reír de los niños, con la suave música de las orquestas, con el trepidar de las aguas espumantes y al escuchar las palabras amables de las personas que estimas.

Tu sangre es un formidable tesoro. Son apenas 4 litros pero allí hay 22 millones de células sanguíneas, y en cada célula hay muchas moléculas y en cada molécula hay un átomo que oscila más de 10 millones de veces por segundo.

Cada día mueren 2 millones de tus células y son reemplazadas por 2 millones más, en una resurrección que ha continuado desde el día que naciste.

En tu cerebro hay 4 millones de estructuras sensibles al dolor, 500 mil detectores táctiles, y 200 mil detectores de temperatura…

… Ahora pregúntate: Leer el resto de esta entrada »





Nos falta aprender a equilibrar juicios…

13 07 2011

La contemplación solo de lo negativo…

Es un hecho que no sabemos equilibrar juicios, no cuesta trabajo ver y aceptar lo positivo de cualquier cosa solo nos concentramos en lo negativo, nos regodeamos en ello, lo masticamos, lo deshacemos, lo saboreamos y al final nos lo tragamos.

Los juicios para que lo sean deben comprender lo bueno y lo malo de cada cosa, de cada acción, de cada persona que evaluamos, sucede pues que en esa mecánica de poner solo lo negativo en la balanza nos mostramos al mundo como una sociedad inmadura, ignorante, irracional, inculta, miserable y burda. Ante la falta de opiniones equilibradas sale triunfante la estupidez humana.

¿Quién dijo que los absolutos existen?

Nada es absolutamente malo ni absolutamente bueno. Lo bueno y lo malo siempre cohabitan en todo lo que existe, lo que hace la diferencia es el porcentaje de positivo y de negativo que tiene cada cosa, siendo así, por negativo que sea algo siempre tendrá algo de positivo, y lo positivo algo de negativo. ‘Nada es bueno ni malo, si revisamos bien cada cosa también tiene lo contrario’.

Pero… ¿por qué nos llama más la atención lo negativo que lo positivo?

Evidentemente es un problema de educación, de aquella educación que se vive en las escuelas, en las familias, en la sociedad y -aunque no quiera reconocerse- la que promueven los medios de comunicación; verlo en los adultos es preocupante, pero mayormente es descubrirlo en los jóvenes. He visto que por más que se les diga a los muchachos que sus juicios para ser válidos siempre deben abarcar lo bueno y lo malo de la cosa a juzgar, poco les importa y caen con facilidad en la contemplación solo de lo negativo ya sea que les nazca o que se dejen llevar por lo que juzgan los demás, pero bueno… están aprendiendo, y uno espera que los años que vivirán harán el milagro de enseñarlos a emitir mejores juicios, más equilibrados, más justos.

Ahora bien, tratándose de adultos -estemos donde estemos- nuestros juicios dejan mucho que desear, sea que los expresemos o que nos dejemos arrastrar por juicios ajenos. Los profesores, con razón o no, siempre quejándonos de toda autoridad (oficial o sindical), de la sociedad, de la insuficiencia de conocimientos previos de los jóvenes y del poco interés que muestran en sus estudios, de la falta de apoyo real de los padres de familia, etc., pero olvidándonos de ver lo que tenemos a nuestro favor y sin preguntarnos qué tanto hacemos por evitar aquello que cuestionamos; los grupos políticos manifestando posturas antagónicas permanentemente hacia el gobierno y hacia sus iguales pero incapaces de reconocer lo bueno que hay en los otros, claro, como tienen la intención de llegar al poder no ven otra forma de hacerlo más que echando lodo a sus adversarios; por su parte los medios de información exponiendo siempre lo negativo de la sociedad sin detener sus comentarios en aquello que de bueno existe y sin preguntarse tampoco qué hacen ellos por evitar lo mismo que cuestionan, etc, etc, ¡caray! en toda esa marea de pseudo juicios solo existe la contemplación de lo negativo. (Cabe mencionar que en estos dos últimos casos más que un problema educativo es una cuestión de intereses políticos y económicos).

Es que… ¿todo está mal en el país? Leer el resto de esta entrada »





Día del padre.

18 06 2011

En este 19 de Junio de 2011, para quienes viven como yo la aventura de ser padres de familia…

Se ha dicho que el buen padre no es el que les resuelve todos los problemas a sus hijos, sino el que los orienta para que ellos los resuelvan solos.

Se ha dicho que el buen padre no es el que engendra, sino el que bien cría.

Se ha dicho que el buen padre no es el que les da todo el dinero a sus hijos, sino el que los enseña a administrarlo.

Se ha dicho que el buen padre no es el que les da mucho tiempo a sus hijos, sino el que lo aprovecha lo mejor posible.

Se ha dicho que el buen padre no es el que tolera todo a sus hijos, sino el que sanciona lo que han hecho mal.

Se ha dicho que el buen padre no es el que oye a sus hijos, sino el que los escucha.

Se ha dicho que el buen padre no es el que hace a sus hijos dependientes, sino el que los forma independientes.

Se ha dicho que el buen padre no es el que les dice a sus hijos a cada rato frases huecas sin sentido, sino el que habla poco, abraza poco, pero deja sentir su amor en sus palabras y en sus abrazos.

Se han dicho muchas cosas acerca del buen padre de familia y todas son ciertas.

El quehacer de padre se aprende al serlo, por eso a veces se cometen errores en la educación de los hijos, pues queriendo lograr una cosa a veces conseguimos otra. Pero qué le vamos a hacer, en eso estamos, viviendo la aventura y aprendiendo cada día a mejorar nuestro quehacer paterno, procurando que el saldo sea positivo.

Un saludo cordial a todos los que como yo navegan en el barco de la paternidad.

Afectuosamente.
Ing. I. Guerrero Z.





¿Quieres tener/hacer hijos triunfadores?

4 06 2011

Una preciosa reflexión que llegó a mi correo, excelente para todos los que somos padres de familia, la publico tal cual.

Hace unos siglos un famoso pensador griego dijo: ‘Lo único permanente es que vivimos en un mundo de cambios’ 

Debemos preparar a nuestros hijos para el mundo del futuro, no el mundo de nuestros padres ni el nuestro. En este mundo actual lo determinante para triunfar será el carácter, no exactamente el conocimiento, como muchos pudiéramos creer.

Tener temple, salir de fracasos adecuadamente, hacer de los fracasos un desafío y no una tragedia… eso será lo que buscarán los seleccionadores de personal. Para los trabajadores independientes será un auto-requisito.

Un hijo forjará carácter si percibe claramente la autoridad de los padres. Con presencia de autoridad los niños y jóvenes a su vez actuarán con autoridad para resolver sus problemas; actuarán por determinaciones.

Sin presencia de autoridad nuestros hijos serán débiles de carácter y actuarán por impulsos con los consecuentes problemas de adaptación.

¿Exceso de autoridad? Siempre será mejor exceso que falta de autoridad. El límite de autoridad lo pone la siguiente regla: ‘La autoridad no debe humillar’. Básicamente lo que es el niño o el joven hoy será el adulto del mañana. De vez en cuando hay que mirar al hijo como un adulto potencial.

¿Queremos que nuestros hijos no sufran? Entonces hay que prepararlos para sufrir. No podemos estarles evitando todo el tiempo todo posible sufrimiento ¿si no cuándo aprenderán?

Debe comprender la muerte, los problemas de la vida, los problemas en el trato de sus congéneres. No debemos resolverles todos los problemas, hay que ayudarlos a que poco a poco los resuelvan ellos mismos.

Nadie logra metas exitosas y duraderas sin un poco de sufrimiento. ¿Alguien imagina a un campeón de atletismo que no sufra para lograr sus marcas? Eso se aplica a todo tipo de campeón y a todo tipo de actividad. Leer el resto de esta entrada »





Club de padres malos ¿quieres ingresar?

6 05 2011

Lo publico tal cual. Es un correo que me llegó con información que me parece FUNDAMENTAL para los padres de familia. Yo ya me inscribí, espero que tu también lo hagas.

Seamos los más ‘malos’ padres sobre el planeta.

…………………………….

QUERIDO HIJO:

Mientras vivas en esta casa obedecerás las reglas, cuando tengas tu casa obedecerás las tuyas. Aquí no gobierna la democracia, no hice campaña electoral para ser tu padre, tú no votaste por mí. Somos padre e hijo por la gracia de quién sea, y yo acepto gustosamente ese privilegio y esa responsabilidad aterradora. Al aceptarla adquiero la obligación de desempeñar mi papel de padre.

¡No soy tu cuate!, nuestras edades son muy diferentes. Podemos compartir muchas cosas pero no somos compañeros. Soy tu padre ¡Y eso es cien veces más que un amigo!

También soy tu amigo, pero estamos en niveles completamente distintos. En esta casa harás lo que yo diga y no debes cuestionarme porque todo lo que yo ordene estará motivado por el amor. Te será difícil comprenderlo hasta que tengas un hijo, mientras tanto confía en mí…

Atentamente tu Padre/Madre.

GRAN PARTE DEL PROBLEMA QUE ESTAMOS VIVIENDO ES GRACIAS A TANTO PAPA ‘BUENA ONDA’.

Bueno, pero… ¿Qué nos pasa? ¿Qué es lo que nos hace suponer, que alguien más tiene la responsabilidad de cuidar de nuestros hijos, si nosotros, que se supone que somos los que más los amamos, no queremos tomar esa responsabilidad?

Es ridículo ver esas mesas redondas, en las cuales funcionarios públicos, dueños de bares y discotecas, miembros de comités ciudadanos y medios de comunicación se culpan unos a otros por algo que no es más que falta de responsabilidad de nosotros los padres.

Que si en los bares le venden alcohol a menores; que si los agentes de tránsito reciben sobornos; que si no cierran estos lugares a la hora señalada; que si los jóvenes salen de estos lugares “totalmente borrachos”. ¿Pero… en dónde están los padres de éste menor que tomó más de la cuenta? ¿Quién lo recibe en su casa a esas horas y en ese estado? ¿Quién le dio el dinero para entrar en el bar, para el alcohol y para el soborno? ¿Dónde están los padres que le dieron el carro a un menor que no es capaz de hacerse responsable y maneja aunque esté tomado?

¡Por favor!

¿En qué piensan los padres de esos jóvenes que salen de su casa a las 11 de la noche, habiendo empezado a tomar desde la tarde, durante un partido de fútbol? Leer el resto de esta entrada »





Dos cosas absolutamente inútiles…

9 04 2011

La preocupación y el sentimiento de culpa en las madres de familia.

En ocasiones las madres de familia con las que tengo contacto debido a mis actividades de tutorías, me comentan los problemas que tienen con sus hijos, o sea mis jóvenes alumnos, las escucho procurando entender sus razones y en la medida de mis posibilidades trato de orientarlas en la probable solución de sus dificultades basándome sobre todo en lo que la vida me ha enseñado (no estudié para ser psicólogo, la vida me puso en la escuela y bueno… hago lo que puedo al respecto). En ocasiones son asuntos graves que canalizo a otras instancias dentro de la escuela o fuera de ella, pero otras veces ¡caray! son cosas que me parecen obvias o simples malos entendidos de la función maternal. Recuerdo un diálogo que tuve con una señora preocupada por su hijo, palabras más, palabras menos, fue así… me dijo:

-’Me siento culpable de lo que le suceda a mi hijo, se fue de la casa porque lo regañé por sus bajas calificaciones’.

De inmediato repliqué…

-¿Que qué señora? ¿Se siente culpable por haber regañado a su hijo por algo que está haciendo mal? ¡Caray! solo eso faltaba, que ahora los padres de familia nos sintamos mal por llamarles la atención a nuestros hijos por algo que no hacen o que están haciendo mal.

La señora respondió ignorando mis palabras…

-Es que, no debí regañarlo, me siento culpable por eso y también me preocupa lo que pudiera sucederle después.

-A ver señora, dígame… cuando le llamó la atención ¿lo hizo con el propósito de que se fuera de su casa?

-¡No. Como cree! -Contestó.

-¿Entonces por qué se siente culpable de algo que no buscó y que además no sabe en que terminará?

-No lo sé, pero estoy preocupada.

-Señora, una de las cosas mentales más absurdas e inútiles que hay es la preocupación, y otra es el sentimiento de culpa, ninguno de estos dos pensamientos sirve para nada, solo dañan al que los tiene. Usted hizo lo correcto al llamarle la atención a su hijo, en eso debe pensar y nada más. Le pongo un ejemplo, dígame qué madre de familia tuvo la culpa en los siguientes casos… Leer el resto de esta entrada »





La manipulación mediática.

2 04 2011

Es evidente que los medios de información y/o de comunicación manipulan a la gente. Sabemos también que sirven o que pertenecen a grandes grupos, organizaciones o personas poderosas económicamente que buscarán lógicamente mantener y acrecentar sus fortunas. Conocemos también medios a los que les importa poco o nada de lo que suceda con la gente. Y finalmente sabemos de algunos que apoyan a la educación de la sociedad.

Los adultos hemos aprendido por experiencias (muy malas a veces) que de aquello que vemos, leemos y escuchamos solo debemos quedarnos con lo bueno, con lo que de verdad sirva a nuestro desarrollo personal y humano, pero… ¿Y los jóvenes… lo saben también? ¡Bah! ellos son como esponjas, absorben TODO, lo bueno y lo malo, y a algunos se les queda sólo lo malo.

Así que, Lector/a, ten presentes los siguientes puntos cuando veas la TV, escuches la radio o leas periódicos y revistas. Si eres joven entiende que los medios tratarán de influirte para que te muevas al punto que ellos quieren (que compres un producto, que tengas una opinión a favor o en contra de algo, que rías, que llores, etc.), y si eres adulto por favor explíca lo anterior a los jóvenes con los que tengas contacto, suma tu parte en la educación de las nuevas generaciones.
…………………………………………………………………………………          FWD …..

Noam Chomsky
Las 10 Estrategias de Manipulación Mediática.

El lingüista Noam Chomsky elaboró la lista de las “10 Estrategias de Manipulación” a través de los medios.

1. La estrategia de la distracción.

El elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las elites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes.

La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética. ”Mantener la Atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real. Mantener al público ocupado, ocupado, ocupado, sin ningún tiempo para pensar; de vuelta a granja como los otros animales (cita del texto ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.

2. Crear problemas y después ofrecer soluciones.

Este método también es llamado “problema-reacción-solución”. Se crea un problema, una “situación” prevista para causar cierta reacción en el público, a fin de que éste sea el mandante de las medidas que se desea hacer aceptar. Por ejemplo: dejar que se desenvuelva o se intensifique la violencia urbana, u organizar atentados sangrientos, a fin de que el público sea el demandante de leyes de seguridad y políticas en perjuicio de la libertad. O también: crear una crisis económica para hacer aceptar como un mal necesario el retroceso de los derechos sociales y el desmantelamiento de los servicios públicos.

3. La estrategia de la gradualidad. Leer el resto de esta entrada »





La cultura del Slow Down (aflojar el paso).

9 02 2011

Pasa que:

Por buscar dinero, se nos pasa el tiempo, la vida.

Por buscar construir una segunda casa se nos pasa el tiempo, la vida, sin construir una familia.

Por buscar agradar a nuestros hijos les damos dinero y les compramos juguetes, y se nos pasa el tiempo, la vida, y nos olvidamos de educarlos.

Por buscar resolver los problemas de los demás se nos pasa el tiempo, la vida, y nos olvidamos resolver los propios.

Por vivir aceleradamente se nos pasa el tiempo, la vida, sin apreciar lo que hay a nuestro alrededor.

Pasa… que pasan muchas cosas… Y se nos pasa el tiempo y se nos va la vida.

Uno de mis colegas (Lic. Miguel Bernal) me envió la siguiente filosofía de vida en donde saber utilizar el tiempo es lo primordial.

LA CULTURA DEL SLOW DOWN

“Ya voy para 18 años desde que ingresé en la Volvo, una empresa sueca.

Trabajar con ellos es una convivencia muy interesante. Cualquier proyecto aquí demora dos años para concretarse, aunque la idea sea brillante y simple. Es una regla.

Los procesos globalizados causan en nosotros una ansiedad generalizada en la búsqueda de resultados inmediatos.

Los suecos debaten, debaten, realizan “n” reuniones, ponderaciones, etc.

¡Y trabajan! con un esquema más bien “slowdown”.

Lo resumo así: Leer el resto de esta entrada »





Por este camino vamos…

7 12 2010

Y lo vamos recorriendo a paso veloz, casi volando…

El video es una simpática parodia española pero refleja mucho de lo ya se vive en escuelas privadas del nivel medio superior y de lo que ya estamos empezando a vivir en las escuelas públicas mexicanas.

Lo peor de todo, lo verdaderamente lamentable y triste es que HAY POCAS ESPERANZAS de que esto cambie.

No se trata de regresar a los tiempos en los que el ‘jalón de greñas y el reglazo’ imperaban en la escuela y además el garrote esperaba en casa a los adolescentes, se trata de asumir TODOS (maestros, gobierno, padres de familia, sociedad y medios de comunicación) nuestras responsabilidades como educadores de las nuevas generaciones . Si los jóvenes encuentran el mismo mensaje en todos los lugares a donde acuden lo más seguro es que modifiquen actitudes equivocadas.





El último maestro.

30 11 2010

Inspirado en un cuento de David García Velo
Ignacio Amatanejo
~~~~~~~~~~~~~~~~

El último Maestro.

La educación había venido decayendo desde antes del año 2000, desde entonces los profesores debatían en asambleas académicas acerca del por qué sus alumnos habían perdido el interés de estudiar. Unos discutían con honestidad el problema, mostraban una sincera decepción pues sabiendo del potencial de los jóvenes no encontraban la forma de motivarlos ni aun cambiando estrategias académicas, otros, simplemente veían la situación como un argumento más -que no el único- para justificar su propio desinterés, el caso es que pisar un salón de clases era en aquellos días agobiante para todos. Desde ese tiempo ya había pocos maestros comprometidos con su quehacer, disciplinadores cada vez menos, los más lo consideraban un trabajo cualquiera al que se ingresaba por un favor y se cumplía sin amor. Todavía peor, nadie ajeno a la escuela se comprometía a nada, ni la sociedad, ni los medios de comunicación, ni siquiera los padres de familia ponían suficiente atención en la educación de sus hijos, así pues, hechas las cuentas, el saldo era negativo. Hoy, a poco más de cien años de empezar el declive, finalmente el sistema educativo tal como lo conocieron decenas de generaciones está a punto de finalizar.

El último maestro sobre la faz de la tierra, moribundo, yace postrado en una cama abrumado por la enfermedad de la vejez. Sumido en sus pensamientos recuerda cómo antaño se llevaba a cabo la educación: grupos de jóvenes reunidos al aire libre o en espacios limitados por paredes llamados aulas, y las aulas formando escuelas, recibiendo información del profesor, estudiando y aprendiendo en armonía. En ese entonces el profesor era el dueño absoluto del conocimiento, era el todopoderoso al que se le respetaba o se le temía por su saber. Pero eso terminó con la invasión de las computadoras, llegando a tal punto que el sistema tradicional de transmisión del conocimiento, se derrumbó.

Las computadoras reclamaron a los profesores el espacio que durante mucho tiempo les había pertenecido, y vencieron, en ellas estaba ahora todo el conocimiento humano acumulado durante miles de años, nunca ningún mentor podría igualarlas en volumen de información capturada en sus memorias de silicio, monótonas y exactas. Todavía más, las computadoras enlazadas por la vieja red llamada internet hicieron ver ridículo el conocimiento que poseía un profesor. Todo evolucionó hasta el punto en que el sistema educativo maestro-alumno, se transformó en computadora-alumno.

Y se llegó a ello porque desde principios del siglo 21 los jóvenes ya no escuchaban a sus profesores, estos se habían convertido en meros “cuidadores” de sus alumnos, y solo eso, porque el conocimiento ya no les pertenecía. El sistema educativo tradicional entonces se volvió obsoleto, ya no satisfizo a nadie ni siquiera a los mismos profesores, a los jóvenes menos. Surgió pues la necesidad de cambiarlo. Leer el resto de esta entrada »





La responsabilidad de ser padres de familia.

8 09 2010

Excelente reflexión que me llegó en un correo FWD, que debería llevarnos a todos los padres de familia a cuestionarnos acerca de la responsabilidad que tenemos de inculcar valores en nuestros hijos. Ojalá que también a ti lector/a tenga la capacidad de inducirte a pensar acerca del compromiso que significa tener un hijo.

………………………………………………………………………………………………………

La calle está sola y el viento levanta el polvo de las aceras, la gente está en casa temerosa, los negocios cierran y el desempleo cunde por  todos lados.

Algunos empresarios se han puesto a salvo en el país vecino, otros emigraron al sur, los demás nos quedamos, quizás como decía el sabio griego, “cuando la muerte es, tú no eres y cuando tú eres, la muerte no es” entonces ¿por qué preocuparse?

Fin de semana 27 muertos en 24 horas, nuevo récord, cientos de pequeños empresarios secuestrados, dueños de ferreterías, abarrotes, lavados de carro, consultorios médicos, restauranteros, notarios públicos, viviendo el infierno de la incertidumbre del mañana, familias enteras sumidas en el dolor más profundo que pueda sentir al saber que su ser querido está en manos criminales.

Los medios de comunicación reclaman seguridad al gobierno, lo mismo la sociedad clama seguridad y ¿cómo dar seguridad?

¿Habrá que poner un policía por cada habitante para asegurar que nadie delinca?

Y este policía ¿será seguro o habrá que ponerle también un policía?

Vemos crímenes espectaculares, decapitados, destrozados, mutilados y me gustaría hacerle una pregunta a Usted sobre estas bestias humanoides.

¿Qué debe pasar para que un hombre normal se transforme en una bestia como éstas?

Quienes han visto a estos sicarios los describen como gente joven de 15 a 25 años.

Todos nos preguntamos ¿dónde está la autoridad? ¿Por qué no hace nada el presidente?

Y muchas preguntas similares, pero no escucho estas preguntas:………….

¿Dónde estuvo la madre y el padre de estos niños?

¿Dónde estuvieron sus maestros?

¿Dónde estuvieron sus hermanos?

“NADIE SE ACUESTA SIENDO UN BUEN NIÑO Y DESPIERTA SIENDO UN ASESINO DESALMADO, LA TRANSFORMACIÓN ES UN PROCESO PAULATINO”. Leer el resto de esta entrada »





La mala crianza.

10 07 2010

Excelente reflexión que me llegó por correo FWD, trata acerca de la educación de los hijos en el hogar. Ya lo he dicho más de una vez en este blog, los jóvenes de hoy confunden los valores humanos aplicándolos equivocadamente, en realidad practican contravalores. Pero, siendo jóvenes, aunque tienen su parte de culpa más la tenemos los padres de familia por no saber educarlos en casa.

Lo siguiente lo escribió un connotado Psiquiatra de la República Dominicana, y -supongo- lo dedicó a los padres de familia de su país, pero la verdad es que todas las naciones latinoamericanas compartimos la misma problemática.

ESTAMOS CRIANDO VAGOS.
Dr. César Mella (Psiquiatra)

Proverbio. “Instruye al niño en su camino y aún cuando fuere viejo no se apartará de él”.

Nos asombramos de lo que está pasando en este país al ver las atrocidades que ya son cotidianas en las noticias, y al mismo tiempo nos liberamos de la responsabilidad de actuar culpando siempre a nuestro gobierno de toda la inseguridad que se vive en las calles.

Este país está sumergido en una era delictiva generada y participada por gente joven.

Yo me preguntaría y plantearía a la gente la siguiente cuestión: ¿Cómo eduqué o estoy educando a mis hijos? ¿Qué valores inculco o inculqué a mis hijos?

A los jóvenes de este siglo hay que llamarlos varias veces en la mañana para que vayan o para “llevarlos” a la escuela.

Se levantan generalmente de mal humor pues se acuestan muy tarde viendo la TV, jugando videojuegos, hablando o mensajeandose por la Internet.

No se ocupan de que su ropa esté limpia y mucho menos de poner un dedo en nada que tenga que ver con arreglar algo en el hogar.

Algunos tienen los últimos juegos del mercado, ipods y computadoras, que muy continuamente hay que actualizarles.

Idolatran a sus amigos y a los falsos personajes de los realitys shows, ¡ah! pero viven poniéndoles defectos a sus padres a los cuales acusan a diario de que sus ideas están mal.

Su cerebro se bloquea automáticamente si alguien les habla de ideologías de moral, honor y buenas costumbres, y también de religión, pues lo consideran aburrido o que ya lo saben todo.

Nos asombramos de la gente que cobra sin trabajar y a nuestros hijos los acostumbramos a darles todo incluso su “domingo” sin que verdaderamente trabajen por él. Leer el resto de esta entrada »








Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.120 seguidores